Connect with us

Entretenimiento

Baby Etchecopar: “No sé si la capacidad de Alberto Fernández está a la altura de las circunstancias”

Publicado

on

El conductor hizo un análisis sobre el escándalo del vacunatorio VIP y sus repercusiones

El presidente Alberto Fernández defendió que diputados, senadores y miembros de la administración pública hayan sido vacunados. Además aseguró que no existe un tipo penal para sancionar el esquema de inmunización vip que estalló en la Argentina. Sus declaraciones formaron parte de una conferencia de prensa que brindó junto al presidente Andrés López Obrador en México.

“Cuando tomé nota de lo que había pasado, reaccioné y perdí a un ministro (Ginés González García) en cuyo ministerio pasaron estas cosas, bajo su dependencia. He leído que han hecho una denuncia. El hecho ya es lo suficientemente grave como para que un ministro de la talla de Ginés haya tenido que renunciar. Les pido a los fiscales y a los jueces que terminen con las payasadas”, aseguró el mandatario.

En medio de este escándalo, el periodista Baby Etchecopar hizo un análisis sobre la función del Presidente y las repercusiones de la renuncia del Ministro de Salud. “Alberto se tienen que dejar de payasadas, de pasear a Dylan en helicóptero. La Argentina está en crisis y no nos tiene que sorprender lo de las vacunas porque es crónica de un final anunciado”, aseguró en el ciclo Los Ángeles de la Mañana que se emite por El Trece.

En una charla con Ángel de Brito, el conductor de Radio Rivadavia explicó: “A veces tengo problema con la gente, yo hablo bien de Alberto porque lo conozco y sé que siempre ha tenido buenas intenciones. No sé si su capacidad está a la altura de las circunstancias. Primero hay que ser intendente, después gobernador y presidente. Él no fue ninguna de las cosas anteriores…. Sabemos que hay que respetarlo porque es el presidente y hay que bancarlo los tres años que quedan. Bancarlo no por soportarlo, sino por aguantarlo para que estos piratas que andan con las vacunas no lo volteen. Si un día Alberto se cae, es por los ‘k’ no es por los del frente”.

Alberto Fernández visitó México y se reunió con Andrés Manuel López Obrador (REUTERS/Luis Cortes)Alberto Fernández visitó México y se reunió con Andrés Manuel López Obrador (REUTERS/Luis Cortes)

“Dicen que esto es una guerra interna donde le hicieron una caída a Alberto. Sí, pero pagamos nosotros con nuestra plata, ellos se pelean como en los 70 y garpamos con nuestra vida. Estoy muy decepcionado, si hubiera tenido 50 años, pero tengo 68 y no tengo tantos años para luchar. Pero creo que siempre volvemos a la misma payasada de los montoneros, de los 70, de los Verbitsky, los Carloto y los Delía”, explicó Baby.

El conductor de la señal A24 también afirmó que lo notó a Fernández “agobiado”, como si fuera un “hombre destruido física y moralmente”. Luego, criticó el desempeño de Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete de Ministros: “Hoy tener a Cafierito de vocero, puede ser muy lindo, galán de una novela mexicana, pero no está a la altura de circunstancias de la crisis que vive el país hoy... Yo pregunto si hubiese sido petiso y pelado ya lo hubiesen sacado, pasa que todavía tiene un encanto testosterónico que lo siguen dejando. Si hubiera sido Ginés González García ya lo hubiesen rajado”.

Asimismo Etchecopar realizó duras declaraciones contra otros integrantes del Gobierno: “En un país donde Cristina (Kirchner) no aparece; está (Victoria) Donda que habla de la discriminación y tiene una empleada doméstica sometida a la esclavitud. Y Miriam Lewin que es la persona que le arruinó la vida a Beatriz Salomón, hoy se encuentra vigilando a los medios. Es una locura. Es como poner una guardería al padre (Julio César) Grassi”.

Por último, defendió el trabajo de la prensa que fue muy cuestionado por Fernández y otros dirigentes: “Creo que la payasada Alberto la dijo mas para adentro que para afuera. Si hubiese sido un poco pícaro, sabe que así como en la época de la dictadura no te podías tirar contra la Iglesia, ahora no te podés tirar contra la prensa… Hay una prensa libre e independiente y lo único que hacemos es contar que se afanaron las vacunas”.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Entretenimiento

Un actor estafó por US$ 227 millones al hacerse pasar por HBO y Netflix

Publicado

on

Por

Zach Avery prometía a sus inversores que el dinero era para comprar derechos de películas, para distribuir en América Latina. Lo detuvieron.

Zach Avery, actor que trabajó en películas como Corazones de hierro, The White Crow o Bajo la misma piel, fue arrestado en Los Angeles después de que se destapara su participación en una monumental defraudación por 227 millones de dólares.

Las víctimas, según fuentes de la investigación, fueron diferentes inversores mediante acuerdos ficticios con HBONetflix y otras plataformas.

El intérprete de 34 años fue acusado de haber enviado correos electrónicos falsos haciéndose pasar por ejecutivos de HBO y Netflix para lograr acuerdos inexistentes de distribución de películas.

Zach Avery integró el elenco de "Corazones de hierro", junto a Brad Pitt. Foto Archivo Clarín

Zach Avery integró el elenco de “Corazones de hierro”, junto a Brad Pitt. Foto Archivo Clarín

En una declaración jurada presentada en el tribunal federal de Los Angeles, el agente del FBI John Verrastro destapó el plan de Avery, cuya intención, al parecer, era persuadir a los inversores de que invirtieran enormes sumas de dinero en su empresa de distribución, 1inMM Capital LLC.

La maniobra contra los inversores incluyó el envió de un informe anual que destacaba un catálogo de 52 películas que supuestamente la compañía en la que estaba implicado Avery, distribuía en Africa, Australia, Nueva Zelanda y Sudamérica. Todo esto, de acuerdo con los dichos del FBI.

Esta lista incluía títulos como el filme de terror de 2012 The Lords of Salem o Kickboxer, producción de 1989 con Jean-Claude Van Damme.

Cómo fue el engaño​

Avery engañó a los inversores afirmando que tenía “asociaciones estratégicas” con plataformas tales como HBO, Netflix, además de la posibilidad de otorgar licencias de derechos de distribución en el extranjero.

En su gestión fraudulenta, Avery prometía un retorno de beneficios de hasta el 40% en un año.

Pero según el agente del FBI que dio a conocer la noticia, el acusado no tenía ningún acuerdo y no hizo más que desviar gran parte del dinero para su propio beneficio personal.

Al parecer, habría utilizado buena parte de esos fondos para comprarse una bonita mansión en Beverlywood en el año 2018. Esa cómoda finca ahora está a la venta por una cifra cercana a los 6,5 millones de dólares.

¿Cuántos años de prisión le esperan?

En términos judiciales, el actor está seriamente involucrado por “fraude electrónico” y dicen que podría enfrentarse a 20 años de prisión, si es que finalmente lo declaran culpable.

Desde diciembre de 2019, la compañía de Avery no hizo más que incumplir con alrededor de 150 pagos a sus inversores.

A sus dos mayores inversores, por ejemplo, les deben unos 160 millones de dólares en capital, y alrededor de 59 millones en ganancias.

En total, sólo Avery estaría debiendo cerca de 227 millones de dólares. El fiscal federal Alexander Schwab instó a la jueza Jean P. Rosenbluth, quien lleva la causa en Los Angeles, a mantener detenido a Avery hasta que se realice el juicio, por riesgo de fuga.

“Las probabilidades de que el acusado tenga algo de ese dinero escondido son bastante altas”, dijo Schwab.

Pese a esta preocupación, la magistrada fijó en un millón de dólares su fianza, aunque el actor permanecerá bajo custodia policial hasta que se apruebe dicha caución.

Por el momento, el artista tendrá que esperar hasta el 13 de mayo, fecha en que tendrá lugar su lectura de cargos.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Murió el actor Geoffrey Scott, quien participó en las series Dinastía y la película Hulk, entre otras realizaciones

Publicado

on

Por

Con una sostenida presencia en la televisión estadounidense entre los años ’70 y ’90, fue el esposo del personaje interpretado por Linda Evans en la exitosa tira. Padecía Mal de Parkinson.

Nacido en Los Ángeles el 22 de febrero de 1942, Geoffrey Scott era hijo de Reed, gerente de la potente compañía aeronáutica Lockheed, y de Jayne, ama de casa. Se crió en el Valle de San Fernando, donde tuvo, si se quiere, su primer contacto con el mundo del espectáculo, al tener como vecinos a dos estrellas del cine estadounidense: John Wayne Clark Gable

El entonces pequeño Scott vivía en la misma calle en la que estaban las casas de ambos actores, y según cuenta la historia solía usar la pileta de natación de a casa de Gable como propia, aunque sin pedirle permiso a su dueño.

A los 18, el legendario agente Dick Clayton, que también llevó al mundo de la actuación a figuras de la talla de Jane Fonda y James Dean, lo reclutó para su agencia. De su mano, Scott llegó a ser el editor de periódico Sky Rumson en el drama fantástico Dark Shadows, en 1970; Jeffrey Jordan en Where the Heart Is, en 1972; David McAllister en General Hospital en 1989; y Billy Lewis en Guiding Light en 1994.

Geoffrey Scott tuvo una presencia sostenida en la televisión estadounidense a lo largo de tres décadas.

Geoffrey Scott tuvo una presencia sostenida en la televisión estadounidense a lo largo de tres décadas.

Scott tuvo también un rol protagónico como un jugador de fútbol americano en la sitcom de HBO 1st & Ten, durante los años 80, apareció en aproximadamente unas 100 publicidades -es recordada su estampa de cowboy en una de cigarrillos Marlboro– y también participó como estrella invitada en distintas series, a lo largo de los años ’70, ’80 y ’90.

También dio vida a un detective en Concrete Cowboys, serie en la que reemplazó como protagonista a Tom Selleck, y en Cliffhangers interpretaba a un militar enfrentado con extraterrestres.

Clayton además le consiguió a Scott un contrato en exclusiva con Universal. Una vez establecido ese vínculo, interpretó numerosos papeles en series televisivas como Kojak, antes de aparecer en 1982 en la citada Dinastía, donde su personaje, Mark Jennings, era un jugador de tenis profesional y representó al primer esposo de Krystle Carrington, que estaba a cargo de la recordada Linda Evans.

Casado con Tanya Thompson, su novia del instituto, Geoffrey Scott se divorció para unirse, en 1975, a Caron Engelhart Scott, de quien también se divorció. En 1988 Scott sufrió un accidente callejero, cuando fue embestido por un automóvil mientras circulaba en bicicleta, y sufrió heridas de consideración en ambas piernas. Sin embargo, el actor logró recuperarse por completo.

Finalmente, en 1993 se casó por tercera vez, con Cheri Catherine Scott, con quien tuvo dos hijos, Christopher y Matthew. Fue precisamente Cheri quien confirmó la noticia de la muerte del actor, quien padecía Mal de Parkinson y murió un día después de haber cumplido 79 años.

Geoffrey Scott se había retirado del cine en 2003, tras interpretar al presidente de Estados Unidos, en Hulk, una de superhéroes Marvel dirigida por Ang Lee.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Habló el abogado del chef Pablo Massey sobre la acusación de una ex empleada por acoso: “Si ella continúa este desprestigio gratuito vamos a emprender una querella”

Publicado

on

Por

Trinidad Benedetti aseguró que el cocinero la tocó cuando trabajaron juntos. Rafael Cúneo Libarona señaló que su cliente nunca tuvo una “denuncia” de este estilo en 30 años de trayectoria

Incluso, el abogado señaló que podrían iniciar acciones legales contra Trinidad. “El testimonio de ella alcanza para desprestigiarlo y lo hizo. Eso alcanzó y es más que suficiente para cualquier trabajador, el desprestigio es realmente lapidario. Lo que no alcanza es para una condena penal, para un procesamiento. La palabra contra la palabra, no. Tiene que tener contenidos, pruebas, chats, testigos para poder acreditar cualquier situación. Si ella continúa este desprestigio gratuito vamos a emprender una querella penal en orden por calumnias e injurias”.

 

Por último, explicó que las redes sociales no son el lugar correspondiente para hacer este tipo de acusaciones. Según su punto de vista, la joven pastelera debería haber recurrido a la Justicia penal para contar este episodio ante un juez. Ahora resta esperar cómo seguirá este caso, si solo se queda como una acusación en redes sociales o termina en la Justicia.

Seguir leyendo

Más Vistos