Connect with us

Deportes

Boca cumple 115 años: diez datos clave de su historia

Publicado

on

Fue fundado el 3 de abril de 1905 por chicos del barrio. Sus comienzos, sus logros, sus marcas.

Es el último campeón de la Superliga​. Es uno de los grandes protagonistas de la historia del fútbol argentino. El que se convirtió en el más popular, allá por 1925, después de la exitosa gira por Europa. El que más títulos oficiales ganó en la historia. Boca​, fundado por un grupo de pibes de barrio, cumple 115 años. Aquí diez datos futbolísticos clave en un recorrido breve de su inmensa historia.

La fundación

Como muchos clubes, la fundación de Boca fue un proceso que culminó el 3 de abril de 1905. El barrio, de los más populosos de principios del siglo XX en la ciudad de Buenos Aires, crecía al ritmo de la inmigración. Entre los muchos equipos, proto-clubes, uno de ellos, Independencia Sud, fue el germen del futuro gran club. La historia oficial cuenta que en un banco de la Plaza Solís, el sábado 1 de abril, cinco pibes, Juan y Teodoro Farenga, Santiago Sana, Alfredo Scarpatti y Esteban Baglietto, pensaron en la formación de un cuadro más fuerte que Independencia, más representativo del lugar. Al día siguiente, ya eran casi 30 los que discutían en la casa de Baglietto. Finalmente, en la casa de Farenga, el 3 de abril, el grupo fundador designó la primera comisión directiva, con Santiago Fana de presidente.

En la Plaza Solis hubo festejos en 2019.

En la Plaza Solis hubo festejos en 2019.

Los colores

El azul y amarillo llegó un poco después. Antes hubo una blanca con rayas azules finas y verticales que el tiempo la deterioró. El relato oral cuenta que varios socios, entre ellos Rafael Bricchetto, quien trabajaba en el puerto, vieron pasar un barco con bandera sueca y de allí salió la decisión de adoptar esos colores. Se relata en “Boca, el libro del Xentenario”, que entre enero y abril de 1907 varias embarcaciones de ese país nórdico llegaron al puerto.

El texto agrega una transcripción de un registro que existe en el club: “El señor presidente hace presente a la asamblea que hay que buscar el distintivo de la camiseta que regirá en el próximo año. Después de haber presentados varias ideas, el señor presidente en vistas de todos presenta colores, y o se puede arribar a un acuerdo, entonces, él presenta el distintivo siguiente: camiseta azul con franja amarilla. El señor Sana hace moción para dicho distintivo y puesto a votación viene aprobado”. Y asegura que según la empresa Johnson de navegación, la dueña de los cinco barcos que llegaron ese año, fue el Drottning Sophia el que inspiró los colores de Boca.

La llegada a Primera

En 1908 se afilió a la Argentine Football Association. En 1912 se produjo la primera escisión del fútbol argentino. Un grupo de clubes encabezados por Ricardo Aldao, presidente de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, abandonó la AFA de entonces y formó la Federación Argentina de Football. Diezmada, la entidad oficial decidió, el 12 de febrero de 1913, promover a todos los clubes de la División Intermedia, más Banfield, campeón de Segunda, entonces tercera categoría. Así, el 13 de abril de 1913, ante Estudiantil Porteño en la cancha que este tenía en Ituzaingó, el Xeneize debutó en Primera con un contundente triunfo por 4 a 2.

Boca, en 1908. Un equipo de la Cuarta División. Es la foto más antigua en la que aparecen los colores azul y oro. Varios de estos jugadores actuaron ese año en el equipo principal. Primera Fila: Juan P. Cardeccia (linesman), Alejandro Musso, Pascual Valente y Benito Priano. En el medio: Juan Garibaldi, Enrique Farenga y Francisco Fuentes. Abajo: Antonio Verrina, Juan Unsworth, Ubaldo Massalomo, Miguel Valentini y Francisco Taggino.

Boca, en 1908. Un equipo de la Cuarta División. Es la foto más antigua en la que aparecen los colores azul y oro. Varios de estos jugadores actuaron ese año en el equipo principal. Primera Fila: Juan P. Cardeccia (linesman), Alejandro Musso, Pascual Valente y Benito Priano. En el medio: Juan Garibaldi, Enrique Farenga y Francisco Fuentes. Abajo: Antonio Verrina, Juan Unsworth, Ubaldo Massalomo, Miguel Valentini y Francisco Taggino.

El primer título

Si con la primera escisión subió a Primera, con la segunda, a mediados de 1919, llegó el primer título de Primera División. A mediados de año se profundizó una fuerte diferencia que había entre los clubes. Un grupo se fue y otro fue echado y luego formaron la Asociación Amateurs de Football, disidente de la oficial Asociación Argentina de Football. Esta anuló el torneo que se estaba jugando y organizó otro a una sola rueda en lo que restaba de la temporada. Boca ganó los 8 partidos y, ya virtual campeón, fue proclamado por la Asociación el 20 de enero de 1920 al dar por concluido el campeonato. En el camino, se convirtió en el club más popular del país, gracias a la exitosa gira que realizó en 1925 por Europa, y el que más título ganó. El campeón vigente de la Superliga lleva 34 campeonatos de Primera División y suma 69 títulos oficiales en historia.

Aquellos campeones, orgullosos por las copas que ganaron entre 1919 y 1920.

Aquellos campeones, orgullosos por las copas que ganaron entre 1919 y 1920.

Sus estadios

Antes del terreno que ocupa hoy, Boca tuvo una primera canchita en un campo lindante a las Carbonerías Wilson, luego se mudó a Wilde por un año (1914), regresó al barrio y se instaló en Ministro Brin y Senguel. Pero desde 1922 está en el terreno comprendido entre las calles Brandsen, Del Valle Iberlucea, Aristóbulo del Valle y las vías del Ferrocarril Sud. Allí levantó primero su cancha de madera. Allí está la Bombonera, inaugurada el 25 de mayo de 1940, con una capacidad aproximada de 49.000 espectadores. Fue remodelada varias veces y hay un proyecto para una nueva reforma sin necesidad de mudanza.

La Bombonera proyectada.

La Bombonera proyectada.

Los máximos goleadores

En pleno siglo XXI, Martín Palermo terminó con las discusiones sobre si Roberto Cherro o Francisco Varallo era el máximo artillero, y si había que contar la historia completa o desde 1931. El Titán trascendió los tiempos y estableció en 236 goles una marca que será difícil de superar en el futuro. Fueron dos etapas, 1997-2000 y 2004-2011, con 193 festejos por torneos locales y 43 internacionales. Detrás quedaron Cherro (1926-38), con 218 goles; Francisco Varallo (1931-39), 194; Domingo Tarasconi (1922-32), 191; y Jaime Sarlanga (1940-48), 129.

Martín Palermo, maximo goleador del club.

Martín Palermo, maximo goleador del club.

Los que más jugaron

“Si me confirman que me van hacer una estatua sería como volver a ganar un campeonato”, confesó a principios de marzo de este año Roberto Mouzo, el hombre que más veces oficiales visitó la camiseta de Boca. Llegó de pibe a las inferiores, debutó en 1971 y se fue en 1984, ya con 31 años y tras 14 temporadas. Completó 426 partidos, 396 de Liga y 30 internacionales. Lo siguen Hugo Gatti (1976-88), con 417 encuentros; Silvio Marzolini (1960-72), 408; Martín Palermo (1997-00 y 04-11), 404; y Carlos Fernando Navarro Montoya (1988-96), con 400.

Mouzo, el jugador con más partidos en la historia de Boca. (Foto: Archivo Clarín).

Mouzo, el jugador con más partidos en la historia de Boca. (Foto: Archivo Clarín).

Sus máximas goleadas

Una curiosidad es que la mayor goleada en la historia la consiguió en un año en el que no fue campeón: 1942. Fue el 7 de junio, en la Bombonera, ante Tigre por 11-1. Fue, hasta ese momento, el resultado más amplio en Primera División desde la implantación del profesionalismo en 1931. “El estado fangoso del field restó todo lucimiento al match, sumándose a esto la ineficaz labor del once visitante que facilitó la acción del vencedor”, precisa la crónica del diario El Mundo. La segunda mayor goleada fue al año siguiente, el 5 de septiembre de 1943, al vencer a Chacarita 10-1.

En tanto, otras cuatro veces ganó 9-0. La primera fue el 23 de diciembre de 1923, a Boca Alumni, jugando de visitante en su propia cancha. Luego, el 1-8-1926, a Argentino de Quilmes (L); el 28-11-1926, a Porteño (V); y el 8-10-1974, a Puerto Comercial de Bahía Blanca (9-0).

Su hora más gloriosa y su época más triste

La obtención de la Copa Europea-Sudamericana, la tradicional competencia que enfrentaba a los campeones sudamericanos y europeos por la corona mundial, generó siempre la sensación de tocar el cielo con las manos. Y Boca la consiguió tres veces. Primero con el Toto Lorenzo, en 1978, cuando sorprendió en Alemania al Borussia Mönchengladbach (3-0) en la revancha. Después, dos veces en Japón. El inolvidable 2-1 al Real Madrid, con los dos madrugadores goles de Martín Palermo en 2000, y el otro festejo ante Milan (1-1), en la definición por penales (3-1), en 2003, ambos títulos comandados por Carlos Bianchi.​ En el recorrido de 115 años, dos momentos bravos del club fueron: el primero en 1949, cuando se salvó del descenso en la última fecha; el otro en 1984, al borde de quiebra, llegó al límite de tener que pintar los números de la camiseta blanca alternativa (la tradicional se confundía con la del visitante y debió ser cambiada) con un marcador en un partido ante Atlanta, que le ganó 2-1 en la Bombonera.

Su récord en el fútbol oficial

Desde su incorporación en la Asociación en 1908, Boca jugó 4399 partidos oficiales, ganó 2260, empató 1010, perdió 1029, convirtió 7825 goles y le marcaron 4779. La cifra incluye sus participaciones en Primera División (1913-2020), Segunda e Intermedia entre 1908 y 1912, las copas nacionales e internacionales de todas las épocas. El primer partido lo jugó el 3 de mayo de 1908 y venció a Belgrano Ath II por 3 a 1. El último, el 14 de marzo de este año, ante Godoy Cruz (4-1). Además, disputó 18 partidos que luego, por diferentes circunstancias, fueron anulados, como los del torneo de 1919 y la Copa Competencia de ese mismo año.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Deportes

Tapia y Tinelli, con la unanimidad de todos los clubes, confirmaron el acuerdo con Disney por los derechos del fútbol argentino

Publicado

on

Por

De esta manera, la AFA prorrogará por otros tres años el vínculo con la firma FSLA HOLDINGS LLC y se puso fin al litigio judicial

Claudio “Chiqui” Tapia y Marcelo Tinelli, con la unanimidad de todos los clubes, confirmaron el acuerdo con la firma FSLA HOLDINGS LLC (Disney) por los derechos de televisación del fútbol argentino.

Según supo Infobae, los presidentes de la AFA y la Superliga Profesional de Fútbol llevaron a buen puerto la negociación y se puso fin a un litigio judicial existente entre las partes. El acuerdo determinó una prórroga del vínculo con las une por tres años, a cambio de abonar una contraprestación en concepto de valor llave.

El comunicado al que accedió este medio asegura que “habiendo analizado las propuestas y puestas a consideración del Comité Ejecutivo, éste aprobó por unanimidad la carta oferta presentada por la firma FSLA HOLDING LLC”, y por lo tanto rechazó la presentada por un proveedor de cable local por tener la misma condiciones económicas de menor cuantía en relación a la finalmente aprobada, además de no contar con avales suficientes.

En ese sentido, remarca que la oferta de Disney “es más conveniente económicamente para AFA, además de otorgar el desistimiento de la acción y el derecho en relación a los litigios judiciales mencionados sin costo para esta Asociación, facultando a tal fin al Sr. Presidente (Tapia) a la suscripción de los documentos necesarios”.

AFA llegó a un acuerdo con Disney por los derechos del fútbol argentinoAFA llegó a un acuerdo con Disney por los derechos del fútbol argentino

“Cabe recordar que AFA y FSLA HOLDINGS LLC se encontraban con dos litigios judiciales vigentes promovidos por esta última en virtud de la rescisión de contrato efectuada por la Casa. Con motivo del acuerdo arribado, FSLA HOLDINGS LLC desistió de la acción y el derecho invocados por ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Comercial N 24 , Secretaria N 48, tanto de la medida cautelar otorgada en el expediente caratulado FSLA HOLDINGS LLC C/ASOCIACION DEL FUTBOL ARGENTINO S/MEDIDA PRECAUTORIA y que le permitió seguir transmitiendo los partidos de la Liga Profesional de Fútbol a pesar de la apelación presentada por AFA, como también de la mediación judicial iniciada bajo esta denominación FSLA HOLDINGS LLC C/ASOCIACION DEL FUTBOL ARGENTINO Y OTRO S/ORDINARIO -EXPT COM M29/2020 por un monto aproximado de $ 92.700 millones”, recuerda el escrito en relación a la mencionada disputa judicial, que finalmente se resolvió.

“Los avances de las negociaciones relativas a los derechos audiovisuales nacionales fueron permanentemente comunicados y consensuados entre el Presidente Claudio Tapia y el Titular de la Liga Profesional Sr. Marcelo Tinelli, junto a sus autoridades y los clubes que participan de la máxima categoría de nuestro fútbol. A tal fin se efectuaron reuniones presenciales respetando los protocolos sanitarios vigentes con fecha 3 de diciembre de 2020 y 11 de diciembre de 2020 (en forma previa al Comité Ejecutivo) sumado a varios encuentros virtuales”, indicó.

La fecha definitiva, y clave para la resolución, fue el día 31 de diciembre de 2020. Ese día, “en una reunión mediante una plataforma virtual con la presencia de todos los clubes que componen la Liga Profesional de Fútbol, se efectúo un resumen detallado de la negociación y propuestas relativas a los derechos audiovisuales locales como así también del futuro cobro del valor llave”.

Una imagen del último superclásico disputado en la Bombonera (REUTERS/Marcelo Endelli)Una imagen del último superclásico disputado en la Bombonera (REUTERS/Marcelo Endelli)

Debe recordarse que el 30 de octubre del año pasado, en la antesala del comienzo de la Copa de la Liga Profesional, luego rebautizada “Diego Armando Maradona”, y que terminó ganando Boca, la Justicia puso en marcha una acción preventiva y decretó que tanto la AFA como la Liga Profesional de Fútbol se “abstengan de realizar actos, llevar adelante procedimientos y aplicar cualquier medida” que le impida a la empresa Fox Sports (bajo la órbita de Disney a nivel mundial) a hacer uso de los “derechos exclusivos ilimitadas que tiene y le pertenecen”.

Dicha medida cautelar le permitió a uno de los dueños del 50 por ciento de los derechos -la otra empresa era TNT Sports-, poder sumarse a la emisión de los encuentros de lo que fue el estreno de la competencia de Primera División.

Aquella decisión, firmada por el juez Horacio Robledo, se produjo en medio de la decisión de la AFA y la LPF de impulsar la rescisión del acuerdo firmado en 2017 con Fox Sports, ya que consideraban que había existido un incumplimiento por parte de esa empresa al no informar en tiempo y forma lo que fue la fusión con la cadena ESPN, empresa adquirida por el Grupo Disney.

Ahora, finalmente los litigios quedaron atrás con la confirmación del acuerdo entre la AFA y Disney de cara a los próximos tres años de competencia.

Seguir leyendo

Deportes

Nadia Podoroska: “Siento que mi carrera recién empieza”

Publicado

on

Por

A los 23 años, la tenista rosarina enfrenta un 2021 lleno de desafíos. En una entrevista a fondo, habla de su cambio de mentalidad, el control de la frustración y su espíritu competitivo.

La vida de Nadia Podoroska cambió en el otoño europeo de 2020. El giro se dio en París, entre septiembre y octubre, en un Abierto de Tenis de Roland Garros que empezó con demora a causa de la pandemia. Ella arrancó por la qualy, el derecho de piso que deben pagar los jugadores que ocupan los vagones traseros del ranking. Ganó sus tres partidos sin perder un set y clasificó al cuadro principal. Una argentina allí, en el polvo de ladrillo francés, por primera vez en seis años.

Los triunfos siguieron, cada vez más resonantes. Su historia de lucha y sacrificio empezó a ganar espacio en los medios y en el interés del público. La victoria ante la ucraniana Elina Svitolina, quinta jugadora del mundo y tercera favorita del torneo, la llevó a las semifinales. Desde Paola Suárez en Wimbledon 2004, ninguna argentina había llegado tan lejos en un torneo de Grand Slam.

La derrota ante la polaca Iga Świątek fue apenas un detalle. La vida de Nadia ya era otra. Aunque quizás lo correcto sea decir que el cambio había empezado a producirse mucho antes, en silencio y en la intimidad, y que la explosión en Roland Garros sólo fue un despertar para los demás.

“Fue un año inolvidable”, le dice Nadia a Viva, desde Alicante, España, mientras se prepara para una temporada durísima que incluye jugar el Abierto de Australia y su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio. Las estadísticas le dan la razón. Ganó el 80% de los partidos. Conquistó tres torneos. Trepó del puesto 255 del ranking al 47. Es la número uno de Argentina. La Asociación Femenina de Tenis (WTA) la eligió como la revelación 2020. Pero detrás de estos logros hay una larga historia de trabajo, dedicación, lesiones superadas y un cambio total de mentalidad.

Nadia, rosarina, se enamoró del tenis a los 5 años, cuando empezó a tomar clases en el Club Atlético Fisherton. Su profesor la veía tan entusiasmada que siempre le exigía un poco más y la ponía a pelotear con alumnos mayores. “¡Me imaginaba jugando contra las hermanas Williams!”, recuerda Nadia. A los 14 tomó su primera decisión importante: dejar el colegio presencial para dedicarse de lleno al tenis.

En el tenis no podés planificar ni todo te sale como vos querés. Y eso a veces es muy frustrante.

Nadia Podoroska

“Al principio, a mi familia le sonó raro que quisiera dejar la escuela. ¡Encima para jugar al tenis! ¡Todo un acontecimiento! Pero mis padres me veían tan convencida, veían el compromiso de mi entrenador de ese entonces (Carlos Rampello), que dijeron: ‘Está bien, hacelo’. Empecé a entrenar doble turno e hice mi primer viaje a Europa, donde estuve dos meses. Un conocido de mi entrenador me apoyó económicamente y ahí pude empezar a viajar, a competir, a ganar algunos puntos en el ranking. De a poco fui mejorando en el chart. Esta persona me bancó cuatro años de mi carrera, hasta 2016. Sin eso yo no hubiese podido despegar y no me hubiese conocido nadie”, revela.

La Nadia adolescente estaba comprometida con su vocación y era competitiva y exigente a la hora de pisar la cancha. Virtudes que pronto le trajeron consecuencias, porque el cuerpo le empezó a pasar facturas.

A los 13 años arrancó con lesiones en los huesos provocadas por el esfuerzo o por movimientos mal hechos: “Son fracturas por estrés o edemas óseos. Te lastimás por pegarle a la pelota reiteradamente, por ejemplo. Como que te vas desgastando y la recuperación lleva meses”.

La primera lesión fue en el codo derecho debido a un cambio de raqueta. Al año y medio, otra en el metatarso del pie izquierdo por unas plantillas nuevas. Y la peor le llegó a los 19: “Fue en la cadera izquierda, la más inhabilitante, la que más dudas trajo. Los médicos me dijeron: ‘Tenés una lesión complicada, vas a tener que aprender a jugar con dolor. No se te va a ir nunca’. Pero jugar así se me complicaba. Lo intenté durante cuatro meses y dolía. Me angustié muchísimo no sólo por eso sino también por la incertidumbre de no saber cuánto me iba a llevar la recuperación ni cuándo iba a volver a jugar… Yo soy una persona muy estructurada: me decís lo que tengo que hacer y lo hago. Pero acá no había certezas. Esa lesión de la cadera me trajo otra en la muñeca derecha. Así que fueron ocho meses sin competir. Muy duro”, recuerda.

Nadia Podoroska, en acción. La tenista 1 de Argentina se prepara para jugar el Abierto de Australia, en febrero.

Nadia Podoroska, en acción. La tenista 1 de Argentina se prepara para jugar el Abierto de Australia, en febrero.

Ese parate físico la hizo dejar Barcelona, donde vivía algunos meses del año para estar más cerca de los torneos de Europa, volver a la Argentina y replantearse su carrera. Necesitaba un volantazo. La relación con Rampello, el entrenador que la acompañaba desde su infancia, estaba desgastada y había que darle un punto final.

“La separación dolió porque fueron muchos años juntos, atravesamos muchas etapas, pero los dos entendimos que era un ciclo cumplido”, recuerda.

Dominar la mente y el corazón

Y a fines de 2018, entonces, arrancó la aventura con los argentinos Emiliano Redondi y Juan Pablo Guzmán. Nuevo equipo, nueva cabeza. Nadia necesitaba trabajar lo emocional, que la complicaba durante los partidos, le provocaba lesiones y afectaba su crecimiento profesional.

Sus nuevos entrenadores le propusieron que conociera a Pedro Merani, un ex jugador argentino de bowling que vive en Qatar y es experto en meditación zen.

“Pedro es mi entrenador mental. Empecé con él en marzo de 2019 y me ha ayudado muchísimo. Me enseñó a mejorar el autoconocimiento y a dominar las emociones y observarme. Me dio herramientas para que pudiera controlar las situaciones difíciles del juego mediante la respiración o la relajación del cuerpo. Es un aprendizaje constante. Mezcla mucho la parte del zen, que viene con la filosofía, y la parte de la neurociencia, que te da la explicación lógica o científica de la estructura del cerebro: los hábitos y cómo cambiarlos”, explica Nadia.

Nadia Podoroska y su sueño: llegar a ser la número 1 del tenis. Foto: Germán García Adrasti.

Nadia Podoroska y su sueño: llegar a ser la número 1 del tenis. Foto: Germán García Adrasti.

-¿Qué te pasaba antes y qué cambió después de empezar a tratarte con Pedro Merani? ¿Te ganaba la cabeza en la cancha?

-Exactamente. Soy una persona que piensa mucho, la razón está muy a flor de piel. En el tenis tenés que tomar decisiones en milésimas de segundos. No podés planificar todo ni todo sale como vos querés. Y eso a veces eso es frustrante. Y con Pedro hemos podido hacer ese trabajo de pensar lo menos que se pueda para poder estar más relajada, incluso disfrutando el juego en plena competencia.

Los médicos me dijeron: ‘Vas a tener que aprender a jugar con dolor. No se te va a ir nunca’. Fue duro.

Nadia Podoroska

-¿Cómo es la dinámica de trabajo?

-Hago ejercicios de meditación casi todos los días, salvo cuando entreno o viajo. Me sirven para frenar un poco la cabeza. Los de visualización son útiles para saber qué tengo que mejorar en la cancha. Eso me motiva y me da un orden. Las charlas con Pedro son generalmente una o dos veces por semana. En competencia, hablamos o nos mensajeamos casi todos los días. Está conmigo siempre. Es mi maestro zen.

-Leí que te gusta la filosofía….

-Cada vez que puedo leo algo en relación a lo cotidiano. Sigo mucho a Darío Sztajnszrajber porque él te lleva la filosofía a la vida diaria y me encanta. Mi mamá es farmacéutica, pero estudió unos años en Filosofía y Letras. Nos ha transmitido ese gusto. Mi hermana estudia Antropología, así que en casa se arman buenos debates.

-¿Habías hecho terapia antes?

-Sí, había trabajado con una psicóloga deportiva de Rosario, que me ayudó muchísimo durante la etapa de las lesiones y el cambio de entrenador. Pero yo necesitaba algo más práctico: cómo manejar mis emociones y los pensamientos de la cabeza, en vez de hablar tanto del pasado o de tus padres…

-Los frutos se vieron en el Abierto de Roland Garros…

-Lo de Roland Garros fue, para mí, realmente inolvidable. Estuve en París tres semanas, entre los días de cuarentena, la qualy y el cuadro principal. ¡Pasó tanto en esas semanas y tanto después debido a esas semanas!

Nadia, junto a sus padres, Irene y Marcelo. Ambos son farmaceúticos y viven en Rosario.

Nadia, junto a sus padres, Irene y Marcelo. Ambos son farmaceúticos y viven en Rosario.

-¿Tenías alguna expectativa antes de llegar al torneo?

-Ninguna. Venía jugando muy bien, es cierto, y había entrenado mucho en cuarentena. Pero la idea es llegar a los torneos sin altas expectativas. De otra manera me presiono. Entonces voy partido a partido. No me gusta mirar el cuadro completo del torneo. Veo con quién me toca jugar, planificamos la estrategia y juego. Voy paso a paso.

-¿Eso es para calmar la ansiedad?

-Claro. Para evitar cualquier tipo de pensamiento a futuro.

-¿Y qué sentiste cuando le ganaste a Elina Svitolina, la número cinco del mundo?

-Estaba re embalada. Decía: “Quiero ganar mañana”.

-¿De chica también tenías este espíritu competitivo?

-Sí. No me gustaba perder a nada. En casa jugábamos al ping pong y mi papá me tenía que dejar ganar porque si perdía… ¡había un mal humor!

-¿Cambiaste tu forma de jugar con este nuevo equipo de trabajo?

Sí, bastante. Antes solía ser muy agresiva, pero con poco margen de error. Tenía días muy buenos y días en que no metía una. Muy fluctuante, más inestable. Y desde que empecé a trabajar con los chicos seguí siendo agresiva y ofensiva, pero con más recursos, con más herramientas, y con calma para entender lo que está pasando. Antes nunca entendía por qué perdía ni por qué había jugado así. Todo era reproches.

Nadia Podoroska, campeona, posa con la medalla dorada en los  Juegos Panamericanos  de Lima 2019.

Nadia Podoroska, campeona, posa con la medalla dorada en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

La vida en Alicante

Para Nadia, son las ocho de la noche en Alicante, una ciudad de la costa mediterránea española, donde vive desde 2019. “Los primeros meses los pasé en la casa de mis entrenadores, porque ellos ya estaban instalados acá. Después alquilé un alojamiento temporario por Arbnb. Y desde octubre de 2019 alquilo un departamento que comparto con la tenista mexicana Ana Sofía Sanchez”, cuenta.

Nadia está chocha con el lugar. Se despierta a las 7.30 y lo primero que hace es abrir la ventana y ver el mar. Desayuna café con leche de almendras y unas tostadas o galletas de arroz con queso untable, palta o mermelada. También, una naranja y, a veces, huevos revueltos. Después se va entrenar, almuerza, duerme la siesta y otra vez, a la cancha.

Emiliano Redondi, uno de sus entrenadores, le dice a Viva que Nadia pudo encontrar un balance entre su deseo de ser una buena tenista y el control de una ansiedad que a veces la desbordaba. “La parte mental es fundamental en su juego y la clave de su éxito actual. Ya no pierde el eje”, explica.

-Nadia, ¿qué es lo más difícil de ser una tenista profesional?

El aspecto económico. Si no tenés plata, no podés hacer nada. Sí o sí necesitas un sponsor. Son pocas las familias que pueden bancar la carrera de una deportista profesional. A mí me han ayudado mucho. Todos mis entrenadores trabajaron gratis conmigo porque mis padres no podían pagarles. Recién ahora puedo empezar a devolver un poco de lo que me dieron. Mis padres tampoco me podían acompañar a Europa cuando empecé a viajar de adolescente. Y he vivido mucho de prestado: en Barcelona, también en Buenos Aires… En el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD, en Núñez) me prestaban el hotel, las instalaciones y me daban las comidas. Soy muy agradecida de todo eso.

Sin duda, soy una resiliente. Creo que el tenis te da un poco eso. Porque nosotros perdemos todas las semanas. Excepto cuando sos campeona, que en un buen año pueden ser dos o tres veces, el resto es en algún momento derrota.

Nadia Podoroska

-¿Te arrepentís de algo?

-La verdad que no. Cuando dejé el colegio presencial, me hubiera gustado estudiar inglés o hacer otro deporte. Algo para seguir socializando. Pero me gusta mi vida y como soy.

-Pasaste la adolescencia jugando al tenis y viajando. ¿Cómo la viviste?

Difícil. Me sentí un poco sola. Tuve esas crisis de adolescente de decir: “Tengo el tenis y nada más”. Pero mi familia, y en especial mi hermana, me contenían. Cada vez que volvía a Rosario salía con las amigas de ella.

-¿Cómo te definirías?

-Uy, ¡qué difícil! Soy una comprometida con lo que hago, muy trabajadora y doy el ciento por ciento tanto entrenando como cortando una zanahoria. Me cargan por eso.

-¿Tenés alguna cábala?

-Viajo siempre con una libreta con fotos de mis padres y de mis hermanos. Si me va bien en un torneo, trato de bañarme en la misma ducha o de mantener el modelo deportivo.

Nadia Podoroska es parte del equipo argentino de tenis femenino. Aqui, festejan la victoria contra Colombia en la ex Fed Cup, actual Billie Jean King Cup. En abril jugarán contra Kazajistán.

Nadia Podoroska es parte del equipo argentino de tenis femenino. Aqui, festejan la victoria contra Colombia en la ex Fed Cup, actual Billie Jean King Cup. En abril jugarán contra Kazajistán.

-Ganaste seguidores, auspiciantes y notoriedad el año pasado, después de Roland Garros. También estás más activa en las redes sociales…

-Estoy re enganchada, me gusta tener ese vínculo con la gente, mostrar un poco lo que hago. Antes no tanto. Era más tímida, más cerrada. Pensaba: “¿A quién le va a interesar lo que yo pueda subir a una red social?” Ahora quizás pueda interesar más. Igual, no soy una persona que le guste compartir todo. Pero disfruto el cariño. Cuando estuve en Buenos Aires me pedían autógrafos y hubo gente que se quedaba a mirar mis entrenamientos. Eso no pasaba antes. Fue todo de golpe, cosas nuevas, más compromisos y responsabilidades, más exposición, pero está bueno…

-Sos una resiliente…

-Sin duda. Creo que el tenis te da un poco eso. Porque nosotros perdemos todas las semanas. Excepto cuando sos campeona, que en un buen año pueden ser dos o tres veces, el resto es en algún momento derrota. Entonces te tenés que agarrar de lo positivo. De decir: “Esto lo hice bien, esto lo puedo mejorar”. El análisis de la semana te ayuda que una derrota no sea un fracaso. Siempre sacás algo bueno. Son lecciones de vida que te ayudan mucho y te terminan fortaleciendo. No hay que quedarse con un mal resultado, con el camino que hiciste. Y en eso estoy.

-Las lesiones que tenías antes, ¿desaparecieron?

-Sigo teniendo molestias físicas en la cadera, pero he aprendido a conocer mi cuerpo y a manejar mucho mejor las emociones. Entendí que el estrés, los nervios y la tensión influyen mucho a la hora de lesionarse. Pero he mejorado y trabajado mucho lo mental.

-¿Seguís soñando con ser número uno el mundo?

-Sí, sigue siendo mi sueño, que lo tuve desde muy chiquita y nunca se ha borrado. Además, a pesar de llevar años en el circuito, siento que mi carrera recién empieza.

Seguir leyendo

Deportes

Boca cayó sin atenuantes 3-0 ante Santos y quedó eliminado de la Copa Libertadores

Publicado

on

Por

Con goles de Pituca, Soteldo y Lucas Braga, el Peixe es finalista y jugará ante Palmeiras. El equipo que dirige Miguel Ángel Russo terminó con diez futbolistas por la expulsión de Fabra a los 10′ del complemento

Boca perdió sin atenuantes 3-0 frente al Santos en Brasil y se despidió en las semifinales de la Copa Libertadores. Pituca (15′PT), Soteldo (4′ST) y Lucas Braga (6′ST) convirtieron para el Peixe, que ahora disputará la final del certamen ante Palmeiras el sábado 30 del corriente en el estadio Maracaná. El árbitro fue el colombiano Wilmar Roldán, quien expulsó de manera correcta a Frank Fabra tras un pisotón sobre Marinho a los 10′ST.

Los primeros 45 minutos fueron parejos. Santos tuvo un inicio muy bueno, pero cuando hizo el gol se replegó y ahí comenzó a tener la pelota Boca. Sin embargo, el Xeneize no contó con las jugadas claras y poco pudo incomodar al arco bien custodiado por Joao Paulo. En el complemento, continuó la poca reacción del equipo argentino, que tampoco tuvo en el banco los cambios esperados de parte de Russo y se despidió con una goleada en contra.

Sorprendieron los bajos rendimientos individuales de Toto Salvio, el tándem Campuzano-Pulpo González, aunque en líneas generales el equipo fue muy apático. En el final, con el partido completamente desvirtuado por la insólita expulsión de Fabra, Esteban Andrada tuvo dos tapadas monumentales que le permitieron maquillar un resultado que igual fue duro.

En Santos para destacar su paciencia para jugar de principio a fin, por entender cómo y por dónde debía llevar el partido. Marinho fue una de las grandes figuras, junto con el arquero Joao Paulo, pero en líneas generales todo el conjunto peixe no desentonó.

Cuando aún no se había cumplido el primer minuto de juego, el conjunto local avisó por intermedio de Marinho quien le robó la pelota a Fabra y remató cruzado. El palo ayudó al elenco visitante que se mostró llamativamente errático en los pases, siempre se dejó anticipar, y sin marca.

Apenas algún disparo desde media distancia del equipo de Russo, que se lo vio preocupado en el banco, sobre todo por las imprecisiones del Pulpo González y Toto Salvio, quienes perdieron muchas pelotas que propiciaron buenos contragolpes del Santos. Y en uno de ellos, tras una gran jugada colectiva, Pituca anotó a los 15 minutos. Con muy poco el Peixe se puso en ventaja y a partir de ahí, le cedió total terreno a su rival, que de a poco ajustó las marcas y empezó a tener más dominio de la pelota, aunque lejos estuvo de lastimar.

A los 22′, la primera gran oportunidad para Carlos Tevez, quien no pudo definir desde el punto penal un pase aéreo, pero el capitán se encontraba en posición adelantada. Diez minutos después, otra gran acción individual del Apache que terminó con una falta recibida, pero con el juez Wilmar Roldán dando la ley de la ventaja porque Sebastián Villa quedó en una inmejorable posición para definir. Sin embargo, su remate en la puerta del área salió apenas desviado.

Desde los pies del colombiano nuevamente avisó Boca, a los 39′, con un centro-tiro al arco que el arquero no quiso complicarse y manoteó al córner. A esta altura, el Xeneize ya mostraba indicios de merecer el gol. Pero en los minutos finales volvió a caer su juego y Santos casi lo aprovechó. Primero con un tiro libre potente de Marinho, a los 43′, que tapó de manera brillante Esteban Andrada, y acción siguiente un contraataque que finalizó con el disparo de Kaio Jorge, que salió apenas desviado.

Así se fueron al descanso, con Santos esperando y haciendo los deberes cómo se lo propuso desde el inicio y con Boca necesitando el gol de visitante para acceder a la final. Miguel Ángel Russo quedó obligado a apelar al banco de suplentes para cambiar la pobre imagen de un equipo que no pudo romper el buen cerco defensivo del rival cuando se lo propuso.

En el complemento, Russo apeló a dos cambios en busca de la reacción de Boca. Adentro Julio Buffarini y Nicolás Capaldo en lugar de Leonardo Jara y Pulpo González. Sin embargo, se topó con todo lo contrario. Un equipo totalmente estático y sin actitud. Para colmo de males, en solo seis minutos, Santos marcó dos goles más con tantos de Soteldo y Lucas Braga. A todo esto, a los 10′ Frank Fabra se fue expulsado por roja directa tras una entrada durísima a la panza de Marinho. Inentendible lo que hizo el colombiano, quien ya estaba estaba amonestado.

Miguel Russo mandó a la cancha a Ramón Ábila en lugar de Franco Soldano. Acto seguido, a los 14′, tuvo una triple oportunidad Boca para descontar pero increíblemente la pelota no entró. Salvio en dos oportunidades, la primera la atajó muy bien Joao Paulo, y en un verdadero flipper la pelota rebotó por todos lados. Wanchope intentó, pero también fue interceptado.

El entrenador de Boca dispuso del ingreso de Emmanuel Mas por Toto Salvio, para acomodar la defensa que quedó descompensada tras la expulsión de Fabra. Sin embargo, Santos se replegó y solo atinó a cortar cada avance del rival con faltas. En una de esas acciones de pelota parada, el Xeneize llevó peligro luego de que Izquierdoz bajara de cabeza la pelota al área chica, pero Capaldo llegó muy exigido y no pudo definir.

Cinco minutos después, el local realizó una buena maniobra colectiva y tras varios toques, Marinho definió apenas a un palo. Pudo ser el cuarto. A los 26′, un centro-tiro al arco de Sebastián Villa, que encontró una gran reacción del arquero Joao Paulo para manotear justo en la línea. De milagro Boca no convirtió.

Los últimos minutos de partido fueron intentos esporádicos de Boca, más con ímpetu que con inteligencia. Santos sólo se limitó a dejar correr el partido, para fortuna del Xeneize ya que pudo haber estirado aún más el marcador. Esteban Andrada tapó dos mano a mano bárbaros sobre el final, el primero a Madson y luego a Kaio Jorge, y así se terminó el encuentro con un contundente 3-0 para el local. De esta manera, el Peixe jugará la final con Palmeiras el 30 del corriente en el estadio Maracaná.

Formaciones:

Matchday live

Santos

4-3-3
Santos 3 0 Boca Juniors Boca Juniors

4-4-2
CONMEBOL Libertadoresmiércoles 13 enero 2021
Estadio
Estádio Vila Belmiro (Urbano Caldeira)
Árbitro
Wilmar Alexander Roldán Pérez

10CarlosTevez23DiegoGonzález11EduardoSalvio11Marinho4Pará29LeonardoJara2LisandroLópez24CarlosIzquierdoz1EstebanAndrada5Alison18FrankFabra30JoaoPaulo14LuanPeres10YefersonSoteldo27FrancoSoldano28LucasVerissimo21DiegoPituca22SebastiánVilla21JormanCampuzano3FelipeJonatan36LucasBraga19KaioJorge
Suplentes
8Jobson
23ArthurGomes
17JeanMota
38MarcosLeonardo
20LaércioSoldá
1Vladimir
26Vinicius
37LucasLourenço
13Madson
2LuizFelipe
18Sandry
33BrunoHenrique
5CarlosZambrano
4JulioBuffarini
3EmmanuelMás
30EdwinCardona
9RamónÁbila
20GastónÁvila
33AlanVarela
8AgustínObando
17AgustínRossi
32GonzaloMaroni
14NicolásCapaldo
19MauroZárate

Santos: Joao Paulo; Pará, Lucas Veríssimo, Luan Peres y Felipe Jonatan; Alison, Diego Pituca y Lucas Braga; Marinho, Kaio Jorge y Soteldo. DT: Cuca.

Boca: Esteban Andrada; Leonardo Jara, Lisandro López, Carlos Izquierdoz y Frank Fabra; Eduardo Salvio, Jorman Campuzano, Diego González y Sebastián Villa; Carlos Tevez y Franco Soldano. DT: Miguel Ángel Russo.

Árbitro: Wilmar Roldán (Colombia)

Estadio: Urbano Caldeira, San Pablo

TV: ESPN

Seguir leyendo

Más Vistos