Connect with us

Deportes

Boca cumple 115 años: diez datos clave de su historia

Publicado

on

Fue fundado el 3 de abril de 1905 por chicos del barrio. Sus comienzos, sus logros, sus marcas.

Es el último campeón de la Superliga​. Es uno de los grandes protagonistas de la historia del fútbol argentino. El que se convirtió en el más popular, allá por 1925, después de la exitosa gira por Europa. El que más títulos oficiales ganó en la historia. Boca​, fundado por un grupo de pibes de barrio, cumple 115 años. Aquí diez datos futbolísticos clave en un recorrido breve de su inmensa historia.

La fundación

Como muchos clubes, la fundación de Boca fue un proceso que culminó el 3 de abril de 1905. El barrio, de los más populosos de principios del siglo XX en la ciudad de Buenos Aires, crecía al ritmo de la inmigración. Entre los muchos equipos, proto-clubes, uno de ellos, Independencia Sud, fue el germen del futuro gran club. La historia oficial cuenta que en un banco de la Plaza Solís, el sábado 1 de abril, cinco pibes, Juan y Teodoro Farenga, Santiago Sana, Alfredo Scarpatti y Esteban Baglietto, pensaron en la formación de un cuadro más fuerte que Independencia, más representativo del lugar. Al día siguiente, ya eran casi 30 los que discutían en la casa de Baglietto. Finalmente, en la casa de Farenga, el 3 de abril, el grupo fundador designó la primera comisión directiva, con Santiago Fana de presidente.

En la Plaza Solis hubo festejos en 2019.

En la Plaza Solis hubo festejos en 2019.

Los colores

El azul y amarillo llegó un poco después. Antes hubo una blanca con rayas azules finas y verticales que el tiempo la deterioró. El relato oral cuenta que varios socios, entre ellos Rafael Bricchetto, quien trabajaba en el puerto, vieron pasar un barco con bandera sueca y de allí salió la decisión de adoptar esos colores. Se relata en “Boca, el libro del Xentenario”, que entre enero y abril de 1907 varias embarcaciones de ese país nórdico llegaron al puerto.

El texto agrega una transcripción de un registro que existe en el club: “El señor presidente hace presente a la asamblea que hay que buscar el distintivo de la camiseta que regirá en el próximo año. Después de haber presentados varias ideas, el señor presidente en vistas de todos presenta colores, y o se puede arribar a un acuerdo, entonces, él presenta el distintivo siguiente: camiseta azul con franja amarilla. El señor Sana hace moción para dicho distintivo y puesto a votación viene aprobado”. Y asegura que según la empresa Johnson de navegación, la dueña de los cinco barcos que llegaron ese año, fue el Drottning Sophia el que inspiró los colores de Boca.

La llegada a Primera

En 1908 se afilió a la Argentine Football Association. En 1912 se produjo la primera escisión del fútbol argentino. Un grupo de clubes encabezados por Ricardo Aldao, presidente de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, abandonó la AFA de entonces y formó la Federación Argentina de Football. Diezmada, la entidad oficial decidió, el 12 de febrero de 1913, promover a todos los clubes de la División Intermedia, más Banfield, campeón de Segunda, entonces tercera categoría. Así, el 13 de abril de 1913, ante Estudiantil Porteño en la cancha que este tenía en Ituzaingó, el Xeneize debutó en Primera con un contundente triunfo por 4 a 2.

Boca, en 1908. Un equipo de la Cuarta División. Es la foto más antigua en la que aparecen los colores azul y oro. Varios de estos jugadores actuaron ese año en el equipo principal. Primera Fila: Juan P. Cardeccia (linesman), Alejandro Musso, Pascual Valente y Benito Priano. En el medio: Juan Garibaldi, Enrique Farenga y Francisco Fuentes. Abajo: Antonio Verrina, Juan Unsworth, Ubaldo Massalomo, Miguel Valentini y Francisco Taggino.

Boca, en 1908. Un equipo de la Cuarta División. Es la foto más antigua en la que aparecen los colores azul y oro. Varios de estos jugadores actuaron ese año en el equipo principal. Primera Fila: Juan P. Cardeccia (linesman), Alejandro Musso, Pascual Valente y Benito Priano. En el medio: Juan Garibaldi, Enrique Farenga y Francisco Fuentes. Abajo: Antonio Verrina, Juan Unsworth, Ubaldo Massalomo, Miguel Valentini y Francisco Taggino.

El primer título

Si con la primera escisión subió a Primera, con la segunda, a mediados de 1919, llegó el primer título de Primera División. A mediados de año se profundizó una fuerte diferencia que había entre los clubes. Un grupo se fue y otro fue echado y luego formaron la Asociación Amateurs de Football, disidente de la oficial Asociación Argentina de Football. Esta anuló el torneo que se estaba jugando y organizó otro a una sola rueda en lo que restaba de la temporada. Boca ganó los 8 partidos y, ya virtual campeón, fue proclamado por la Asociación el 20 de enero de 1920 al dar por concluido el campeonato. En el camino, se convirtió en el club más popular del país, gracias a la exitosa gira que realizó en 1925 por Europa, y el que más título ganó. El campeón vigente de la Superliga lleva 34 campeonatos de Primera División y suma 69 títulos oficiales en historia.

Aquellos campeones, orgullosos por las copas que ganaron entre 1919 y 1920.

Aquellos campeones, orgullosos por las copas que ganaron entre 1919 y 1920.

Sus estadios

Antes del terreno que ocupa hoy, Boca tuvo una primera canchita en un campo lindante a las Carbonerías Wilson, luego se mudó a Wilde por un año (1914), regresó al barrio y se instaló en Ministro Brin y Senguel. Pero desde 1922 está en el terreno comprendido entre las calles Brandsen, Del Valle Iberlucea, Aristóbulo del Valle y las vías del Ferrocarril Sud. Allí levantó primero su cancha de madera. Allí está la Bombonera, inaugurada el 25 de mayo de 1940, con una capacidad aproximada de 49.000 espectadores. Fue remodelada varias veces y hay un proyecto para una nueva reforma sin necesidad de mudanza.

La Bombonera proyectada.

La Bombonera proyectada.

Los máximos goleadores

En pleno siglo XXI, Martín Palermo terminó con las discusiones sobre si Roberto Cherro o Francisco Varallo era el máximo artillero, y si había que contar la historia completa o desde 1931. El Titán trascendió los tiempos y estableció en 236 goles una marca que será difícil de superar en el futuro. Fueron dos etapas, 1997-2000 y 2004-2011, con 193 festejos por torneos locales y 43 internacionales. Detrás quedaron Cherro (1926-38), con 218 goles; Francisco Varallo (1931-39), 194; Domingo Tarasconi (1922-32), 191; y Jaime Sarlanga (1940-48), 129.

Martín Palermo, maximo goleador del club.

Martín Palermo, maximo goleador del club.

Los que más jugaron

“Si me confirman que me van hacer una estatua sería como volver a ganar un campeonato”, confesó a principios de marzo de este año Roberto Mouzo, el hombre que más veces oficiales visitó la camiseta de Boca. Llegó de pibe a las inferiores, debutó en 1971 y se fue en 1984, ya con 31 años y tras 14 temporadas. Completó 426 partidos, 396 de Liga y 30 internacionales. Lo siguen Hugo Gatti (1976-88), con 417 encuentros; Silvio Marzolini (1960-72), 408; Martín Palermo (1997-00 y 04-11), 404; y Carlos Fernando Navarro Montoya (1988-96), con 400.

Mouzo, el jugador con más partidos en la historia de Boca. (Foto: Archivo Clarín).

Mouzo, el jugador con más partidos en la historia de Boca. (Foto: Archivo Clarín).

Sus máximas goleadas

Una curiosidad es que la mayor goleada en la historia la consiguió en un año en el que no fue campeón: 1942. Fue el 7 de junio, en la Bombonera, ante Tigre por 11-1. Fue, hasta ese momento, el resultado más amplio en Primera División desde la implantación del profesionalismo en 1931. “El estado fangoso del field restó todo lucimiento al match, sumándose a esto la ineficaz labor del once visitante que facilitó la acción del vencedor”, precisa la crónica del diario El Mundo. La segunda mayor goleada fue al año siguiente, el 5 de septiembre de 1943, al vencer a Chacarita 10-1.

En tanto, otras cuatro veces ganó 9-0. La primera fue el 23 de diciembre de 1923, a Boca Alumni, jugando de visitante en su propia cancha. Luego, el 1-8-1926, a Argentino de Quilmes (L); el 28-11-1926, a Porteño (V); y el 8-10-1974, a Puerto Comercial de Bahía Blanca (9-0).

Su hora más gloriosa y su época más triste

La obtención de la Copa Europea-Sudamericana, la tradicional competencia que enfrentaba a los campeones sudamericanos y europeos por la corona mundial, generó siempre la sensación de tocar el cielo con las manos. Y Boca la consiguió tres veces. Primero con el Toto Lorenzo, en 1978, cuando sorprendió en Alemania al Borussia Mönchengladbach (3-0) en la revancha. Después, dos veces en Japón. El inolvidable 2-1 al Real Madrid, con los dos madrugadores goles de Martín Palermo en 2000, y el otro festejo ante Milan (1-1), en la definición por penales (3-1), en 2003, ambos títulos comandados por Carlos Bianchi.​ En el recorrido de 115 años, dos momentos bravos del club fueron: el primero en 1949, cuando se salvó del descenso en la última fecha; el otro en 1984, al borde de quiebra, llegó al límite de tener que pintar los números de la camiseta blanca alternativa (la tradicional se confundía con la del visitante y debió ser cambiada) con un marcador en un partido ante Atlanta, que le ganó 2-1 en la Bombonera.

Su récord en el fútbol oficial

Desde su incorporación en la Asociación en 1908, Boca jugó 4399 partidos oficiales, ganó 2260, empató 1010, perdió 1029, convirtió 7825 goles y le marcaron 4779. La cifra incluye sus participaciones en Primera División (1913-2020), Segunda e Intermedia entre 1908 y 1912, las copas nacionales e internacionales de todas las épocas. El primer partido lo jugó el 3 de mayo de 1908 y venció a Belgrano Ath II por 3 a 1. El último, el 14 de marzo de este año, ante Godoy Cruz (4-1). Además, disputó 18 partidos que luego, por diferentes circunstancias, fueron anulados, como los del torneo de 1919 y la Copa Competencia de ese mismo año.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Deportes

The Strongest vs Boca, por la Copa Libertadores: gol, resumen y resultado

Publicado

on

Por

En La Paz, el equipo de Russo se impuso por 1-0 sobre The Strongest con un gol de Sebastián Villa.

Boca volvió a ganar en la altura de La Paz después de 51 años. Aprovechó el gol tempranero del colombiano Sebastián Villa para tener más aire y sostener la mínima ventaja durante 83 minutos. Lo hizo con un planteo inteligente para volver a Buenos Aires con tres puntos importantes en el arranque de la Copa Libertadores, que tendrá un nuevo compromiso el próximo martes ante el Santos de Ariel Holan en la Bombonera.

No se puede hablar de hazaña, es cierto, pero festejar una victoria en el estadio Hernando Siles no se da todos los días para un equipo argentino. El anterior había sido Atlético Tucumán ante el mismo rival en 2018. Dos éxitos en medio siglo.

Boca solo había ganado dos veces en La Paz, 3-2 a The Strongest en 1965 y 3-2 a Bolívar en 1970. Después, perdió cuatro y empató tres, las últimas dos ante Bolívar (0-0 en 2007 y 1-1 en 2016). Para la estadística, ahora lleva tres partidos sin derrotas en la altura de La Paz.

El equipo de Miguel Angel Russo explotó la velocidad de Villa todo lo que pudo. Cuando todavía se estaban acomodando, Almendra habilitó muy bien al colombiano, que se metió en el área, enganchó ante Marteli y definió con un zurdazo goleador. Apenas iban siete minutos.

Después le cedió la pelota al equipo boliviano, que buscó el empate con paciencia pero nunca pudo ingresar con peligro al área de Rossi. Tampoco fue efectivo con los remates desde afuera del área ni tuvo jugadores desequilibrantes en el último cuarto.

Todas las falencias de The Strongest fueron virtudes de Boca. Presionó y achicó espacios, con Varela parado delante de la línea de cuatro. Bien Buffarini en el ida y vuelta y solidario Soldano tratando de asistir rápido a Villa. Buena tarea también de Medina y de los marcadores centrales. Un equipo concentrado y no agobiado por los efectos de la altura.

Como sucedió en la primera etapa, Boca salió decidido a definirlo en el arranque de la parte final. Dos veces estuvo cerca Villa de marcar el segundo. Primero con un remate a colocar desde afuera del área que se fue apenas desviado y después en un mano a mano que ganó el arquero Daniel Vaca, que achicó bien.

Es una historia conocida en el fútbol, los goles que se pierden en el arco, se sufren en el otro. A eso se expuso Boca con el cansancio acumulado. Aún con una enorme superioridad colectiva que su rival, el 1-0 siempre resulta exiguo en este tipo de partidos.

Sin embargo, el equipo argentino no se relajó y fue criterioso para adelantar líneas cuando era necesario para buscar un segundo gol más tranquilizador. Una de las más claras fue a los 37 minutos, cuando tras un gran pase de Villa para Jara, al que le cometieron falta cuando estaba para definir. Era penal pero el árbitro Ospina no lo advirtió y dejó seguir.

Otro de los puntos para destacar en el equipo que llevó Miguelito Russo a La Paz fue la cantidad de juveniles. Desde el arranque estuvieron Medina, Almendra, Varela y Obando, todos formados en las inferiores. Después, para darle más aire y frescura, ingresaron Agustín Sández (debut absoluto), Luis Vázquez y Nicolás Capaldo. Y en el banco quedaron Agustín Lastra, Renzo Giampaoli, Eros Mancuso, Ignacio Fernández y Exequiel Zeballos.

Si bien en la conformación del plantel tuvo mucho que ver varias bajas por lesiones y casos de Covid-19, también hay una apuesta por promover a los pibes del club. Para encontrar un equipo de Boca con tantos jugadores surgidos de las inferiores en un partido de Copa Libertadores hay que remontarse al arranque del edición 2016, cuando igualó 0-0 con Deportivo Cali en Colombia. Ese día estuvieron en la formación inicial Nahuel Molina, Fernando Gago, Carlos Tevez, Andrés Cubas y Rodrigo Bentancur.

Quedará para la historia este gran triunfo de Boca porque fue inteligente para no sufrir ante un discreto equipo boliviano que en ningún momento inquietó al arquero Rossi. Y careció de jugadores de buena pegada, como en otras ocasiones.

Pero hay que insistir en un concepto. El desgaste de los jugadores de Boca fue enorme y necesario para salir airoso de un escenario tan complejo como Hernando Siles y un segundo rival que siempre juega como los 36400 metros de altura en los que se encuentra el estadio.

Línea de tiempo

The Strongest

4-3-3
The Strongest 0 1 Boca Juniors Boca Juniors

4-4-2
CONMEBOL Libertadoresmiércoles 21 abril 2021
Estadio
Estadio Hernando Siles
Árbitro
John Alexander Ospina Londoño
TC

Estadísticas del partido

The Strongest

4-3-3
0 1 Boca Juniors

4-4-2
CONMEBOL Libertadores

The Strongest

19 Daniel Vaca Arq
2 Jesús Sagredo Def
4 José Sagredo Def
22 Gonzalo Castillo 75‎ Def
5 Fernando Marteli 74‎ Def
14 Diego Wayar 33‎ Med
10 Raúl Castro 84‎ Med
11 Willie Med
18 Jair Reinoso Del
23 Jeyson Chura 61‎ Del
8 Ramiro Vaca 60‎84‎ Del

Suplentes

30 Jaime Arrascaita 84‎ Sup
20 Rudy Cardozo 84‎ Sup
27 Fran Pastor 74‎ Sup
9 Rolando Blackburn 61‎ Sup

Director Técnico

Alberto Illanes Puente DT

Boca Juniors

17 Agustín Rossi Arq
4 Julio Buffarini Def
3 Emmanuel Más Def
2 Lisandro López Def
24 Carlos Izquierdoz Def
33 Alan Varela Med
36 Cristian Medina 64‎ Med
32 Agustín Almendra 55‎ Med
34 Agustín Obando 86‎ Med
22 Sebastián Villa 7‎86‎ Del
27 Franco Soldano Del

Suplentes

37 Gonzalo Sandez 86‎ Sup
14 Nicolás Capaldo 64‎ Sup
29 Leonardo Jara 55‎ Sup
38 Luis Vázquez 86‎90‎ Sup

Director Técnico

Miguel Ángel Russo DT

Repetición del gol

The Strongest

4-3-3
0 1 Boca Juniors

4-4-2
CONMEBOL Libertadoresmiércoles 21 abril 2021

Tabla de posiciones — CONMEBOL Libertadores

Pos.
PJ
G
E
P
DG
Pts
1 Barcelona Sporting Club 1 1 0 0 2 3
2 Boca Juniors 1 1 0 0 1 3
3 The Strongest 1 0 0 1 -1 0
4 Santos 1 0 0 1 -2 0

Seguir leyendo

Deportes

“Potenciar deporte”, el programa que también impulsa la AFA

Publicado

on

Por

El objetivo es fortalecer el acceso popular al deporte, la defensa de los clubes y las políticas de inclusión en los barrios.

Con el objetivo de impulsar el programa Potenciar Deporte, la semana pasada se llevó a cabo una reunión entre el presidente, Claudio Tapia, y algunas autoridades nacionales encabezadas por Inés Arrondo, Secretaria de Deportes de la Nación. En el encuentro que se desarrolló en la sede que la Asociación del Fútbol Argentino tiene en la calle Viamonte, se destacó el apoyo al programa que busca potenciar el acceso popular al deporte, la defensa de los clubes y las políticas de inclusión en los barrios.

Según informaron desde la AFA, durante la reunión los funcionarios nacionales coincidieron con Claudio Tapia en la importancia que tienen los clubes en el apoyo a las políticas de inclusión a través del deporte, sobre todo en los lugares donde existe mayor vulnerabilidad social.

“La reunión tuvo como objetivo propulsar el programa Potenciar Deporte. Una vez más renovamos el compromiso de la AFA de entender al deporte como herramienta de inclusión”, señaló Claudio Tapia al término del encuentro.

Inés Arrondo, que además de ser Secretaria de Deportes es ex Leona campeona del mundo y medallista olímpica (plata en Sydney 2000 y oro en Atenas 2004), remarcó: “El objetivo de la reunión fue confirmar la colaboración recíproca en el programa Potenciar Deporte que impulsamos desde el Estado Nacional y contribuye al desarrollo del fútbol en nuestro país, entre otros deportes”.

Las otras autoridades nacionales que participaron del encuentro fueron Juan Carlos Alderete, Diputado Nacional; Emilio Pérsico, Secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social; y Ernesto Migone, el Director de Formación de la misma cartera.

Juan Carlos Alderete manifestó: “Los clubes y las organizaciones sociales cumplimos un rol muy importante en esta pandemia. También lo luchamos permanentemente en los barrios contra la droga y la cultura del descarte de los pibes y las pibas. Es necesario reconocer y fortalecer ese trabajo”.

En tanto que Ernesto Migone señaló: “Los clubes y las organizaciones siguen jugando un papel clave en la pelea contra la pandemia. También en la lucha contra la droga y la cultura del descarte de los pibes y las pibas. Es necesario reconocer y fortalecer este trabajo. Buscamos multiplicar la experiencia realizada por el movimiento #NiUnPibeMenosPorLaDroga y el Club Deportivo Laferrere, presidido por Gabriel Aranda”.

El objetivo central del programa es potenciar proyectos deportivos barriales a través de la formación integral de las y los promotores deportivos barriales, con habilidades y herramientas para conducir procesos de aprendizaje y participación en sus comunidades impulsando al deporte como factor del desarrollo humano.

“El deporte ocupa un rol clave en la socialización de las personas a lo largo de toda su vida, siendo en las infancias y juventudes una herramienta imprescindible que colabora en el proceso de aprendizaje de normas y valores como trabajo en equipo, cooperación y solidaridad. La práctica regular de deportes y juegos desde la infancia es esencial para el desarrollo físico, mental, psicológico y social”, remarcaron quienes impulsan el programa.

El mismo está dirigido a referentes deportivos y comunitarios que realizan tareas en espacios deportivos barriales, promotores recreativos, jóvenes integrantes de proyectos deportivos comunitarios, y trabajadores de la economía popular vinculados a la práctica deportiva en los barrios.

“Quienes accedan al programa percibirán un salario social complementario para los y las titulares, habrá una formación Integral del Promotor Deportivo y se entregará equipamiento deportivo”, comentaron los organizadores. A su vez, el programa tendrá presencia en todas las provincias del país a través de los Espacios Deportivos Barriales. “La planificación y la ejecución del programa está a cargo de la Secretaría de Economía Social y la Secretaría de Deportes de la Nación pertenecientes al Ministerio de Desarrollo Social y al Ministerio de Turismo y Deportes, respectivamente”, agregaron.

Seguir leyendo

Deportes

Mechi Margalot, la Leona que ahora relata partidos de fútbol: “Quiero ser la Miguel Simón de las mujeres”

Publicado

on

Por

Líder de Las Leonas y conductora en ESPN, es la primera mujer que relata fútbol masculino en la TV. Este miércoles hará Lituania-Italia por las Eliminatorias.

Se crió en una familia donde no se consumía televisión. Su imagen, sin embargo, no tardó en aparecer allí cuando Las Leonas rompieron el paradigma y revalorizaron al deporte femenino con sus éxitos. Ahora, es la cara de la primera relatora de la TV argentina. Mechi Margalot (45) debutó hace diez días en un partido de la Eredivisie (la liga holandesa masculina) para el que se preparó durante tres semanas y este miércoles, desde las 15.30, se pondrá al frente del choque de Eliminatorias entre Lituania e Italia, con Vito De Palma de comentarista, en ESPN 3.

“Nosotros elegimos a propósito la Eredivisie porque del fútbol europeo está un escaloncito más abajo. Desde ese lado, parecía lógico empezar por ahí. Pero qué se yo. Después me preguntaron si me animaba a hacer Eliminatorias y creo que no había llegado a contestar y me dijeron que estaba en la grilla de Italia-Lituania con Vito De Palma, a quien adoro y que me escribió para decirme que estaba emocionado”, le dice a Clarín en la previa vía Zoom, la misma plataforma que un rato después le permitió obtener una devolución de Miguel Simón, su referente, amigo y uno de los responsables de que se animara a dar el paso del hockey, deporte que naturalmente la inició en los medios, al fútbol.

-¿Cómo fue tu acercamiento con el relato?

-Hace dos años relaté el primer partido de hockey, porque yo quería armar una pareja estable para darle mayor presencia y un productor y amigo me empezó a decir: “¿Por qué no relatás vos que quizás te resulta más fácil encontrar una comentarista, alguna de Las Leonas vintage?”. La pandemia permitió que se pudiera trabajar online y que sea Sole García la comentarista, que además de ser íntima amiga sabe mucho porque se dedica a esto, es entrenadora. Mientras empezaba a gestar esa idea, este amigo me insistía en que hiciera fútbol. Y mi respuesta era “no, es un ambiente complicado, no, no, no”. Pero después me despertó algo adentro.

-Y te juntaste con Miguel Simón…

-Miguel Simón me parece el 1 en todo. Cuando yo empecé en ESPN hace diez años, en la radio, uno de mi jefes me preguntó qué tipo de perfil quería tener. “Yo quiero ser la Miguel Simon de las mujeres”, le contenté. En ese momento no se me había cruzado por la cabeza que fuera en el relato. Y el año pasado me junté con el Flaco, le conté la idea, le pareció alucinante y me dijo: “Yo soy tu mentor”. Y fue como el espaldarazo final que necesitaba para decir: “Bueno, si Miguel confía en mí en esto, él que ya conoce mi timbre de voz, mi obsesión”. Y ahí fuimos, entonces. Surgió la propuesta. Les dije que estaba para esto y les pareció alucinante, porque ESPN también en algún punto lo estaba buscando. Medio como que estuve o estoy en el momento y lugar justos, ¿no?.

-Sos obsesiva del dato y de recolectar mucha información en la previa, ¿cómo fue el debut?

-No es sano lo que hago. Tenía un despliegue de hojas. Tenía abierta la computadora también y la cerré en un momento porque dije: “No puedo más”. La mitad de los papeles volaron. Hablaba con Martín Alberg, relator de rugby y amigo, y me decía cómo armaba la canchita con los jugadores. Pero en el rugby confirman las formaciones tres días antes. Yo tenía todo armado y 45 minutos antes subieron el equipo y me habían cambiado 5 posiciones. Todo lo prolijo pasó a estar tachado. Me iré organizando, no sé cómo.

-¿Ya tenés un estilo o una idea de cómo querés relatar?

-Estoy buscando mi estilo, todavía no lo encontré. Obviamente, una de las cosas que más me gustan, y que me parece que es el gran diferencial de Miguel, es aportar datos continuamente. Está bien: él encuentra el momento, tiene el timing, el tono. También hay cosas que me gustan de otros relatores y lo voy tomando. Después es encontrar el equilibrio, porque tampoco es sano preparar todos esos datos ni tirarlos a lo largo de la transmisión indiscriminadamente. Estoy viendo. La gente me decía: “Ya tenés un distintivo para gritar el gol”. No, yo el gol lo grité, tengo vozarrón… Qué sé yo, metí cuatro goles en un primer tiempo, ya no sé el último cómo lo grité. No lo tenía pensado. Lo mío es muy instintivo en ese sentido.

-Te tocó un 5-0. ¿Era mejor un partido tranquilo o una goleada?

-Ya sabía que tenía que haber goles porque se estaba enfrentando el primero de la tabla contra el último. Ahora lo que no me imaginé era que iba a llegar al entretiempo e iba a estar así viste… (NdR: muestra sus cuerdas vocales) ¿Sabés qué es lo bueno? Si alguno tenía dudas de cómo gritaba, ya saben cómo grito, porque mirá si hubiese sido un 0-0 o un 1-0…

-¿Cómo te preparás para hacer Eliminatorias?

-Me grabé el partido de Italia con Irlanda, lo vi todo. Lo mismo contra Bulgaria y el de Lituania contra Suiza. Siento que no terminé de respirar y… Supongo que después cuando estás más canchera los partidos los preparás más rápido, porque yo desde que se gestó esto hasta que hice el Ajax fueron tres semanas de consumir datos. Después me iré acomodando porque no voy a tener vida, ni paz. Repito, no es sano.

-Entonces, infiero que contra Ajax diste el 10% de los datos que tenías.

-Síiii, síiii. Yo me acuerdo que Miguel me dijo “ojo con tanto dato”, que tenía que saber correrlo y decir este dato no lo voy a meter, como que supiera soltar. Tampoco quería caer en la trampa de que sea conversado, porque soy una enferma de la táctica también y de los análisis de video. Por ende, me iba a salir naturalmente. Pero no quería caer. No por cómo iba a ser juzgada, sino porque si yo voy a empezar como relatora, primero tengo que ser relatora. Entonces, quería relatar. Pero, sí, olvidate: la mitad de los papeles volaron.

-¿Te volviste a escuchar?

-No tuve un segundo. Había quedado en juntarme a tomar un café con el Flaco para corregir todo esto previo al próximo partido. Por los horarios de los dos nos desencontramos y quedamos en hacerlo por Zoom. Sí escuché el compacto y me dio bronca. Obviamente, me da bronca porque de repente escuchaba que yo gritaba gooool, apareció Dusan Tadic, goool, apareció otro. Pucha, ¿le puedo mandar un sinónimo?. Si ya estaba el flaco, ¿por qué digo apareció? Si ves todo el partido capaz no te das cuenta pero si hacés el compacto de los goles… Pero hay que aprender a quererse y a verse o escucharse, algo que siempre me costó porque me da vergüenza, no me gusta y soy muy crítica. Pero también es la única manera de mejorar.

“El día que dejemos de hacer ruido querrá decir que ya está naturalizado”

Con el dorsal 14 en la camiseta de Las Leonas, María Mercedes Mechi Margalot inspiró a miles de chicas en el inicio del siglo XXI que soñaban con defender con la misma potencia que ella. Ahora, a los 45, infunde ánimo en otras que sueñan con llegar a los medios. Aunque aclara que su único título es el de odontóloga, entiende que rompe con el “estereotipo de mujer que pretende la Argentina” en la TV.

“Yo no entro en el estereotipo bajo ningún punto de vista: ni desde lo estético, ni desde el temperamento‘Ay, sos horrible’, me dicen algunos. Sí, muchachos, no puedo volver a nacer, es lo que hay. Sé que rompo con varios estereotipos de mujer por ese lado y quizás hay que naturalizar eso. La TV argentina es mucho más cruel en muchos aspectos. Cuando vos tenés un hombre de 45 años decís que está en su esplendor y andá a agarrar a una mujer de 45, al contrario, le decís que se está poniendo viejita. Supongo que tiene que ver con la idiosincrasia y con que a nosotros nos llegan más tarde los cambios”, analiza quien también conduce SportsCenter.

Mechi Margalot también es conductora del noticiero SportsCenter. Foto: Prensa ESPN

Mechi Margalot también es conductora del noticiero SportsCenter. Foto: Prensa ESPN

El martes 18 de febrero de 2020, justamente en el noticiero deportivo, las periodistas Morena Beltrán y Agostina Scalise se pusieron al frente de la última edición del día. El hecho se viralizó en las redes sociales y poco después esa decisión periodística de ESPN se volvió noticia en los sitios de los grandes medios.

“Si ves la pantalla de ESPN -remarca Mechi-, en SportsCenter le puede tocar a dos mujeres juntas, es indistinto, no es un hombre y una mujer, la grilla va cambiando. También hay mujeres sentadas en todas las mesas de los programas futboleros. Es una compañía que cada vez más le da espacio a la mujer, que ya no hace hincapié. Verdaderamente lo creo. Después, obviamente, tenés que decir que es la primera relatora y hacer una movida de prensa, se entiende desde ese lado porque te ayuda a generar visibilidad. Pero la mejor visibilidad y la igualdad van a llegar el día que nadie haga hincapié. A veces, tenés que hacer hincapié para hacer ruido pero el día que dejemos de hacer ruido querrá decir que ya está naturalizado. Creo que el mundo va camino a eso”.

-Próximamente, la TV Pública lanzará el reality “Relatora Argentinas”. ¿Tenés alguna opinión?

-No tenía idea, me enteré cuando me lo preguntaron en una nota, y no sé cómo será. Si esto ayuda a la visibilidad y si es una iniciativa que sirve como un puntapié para que haya relatoras mujeres, fenomenal. Hacer ruido también está bueno. Yo ya quiero llegar a la siguiente etapa que es naturalizarlo. Pero si esta es la etapa del ruido, bienvenida sea.

-Ahora, sos parte de un cambio en los medios. Antes también te pasó con Las Leonas, cuando después de Sydney 2000 abrieron el espacio del deporte a la mujer.

-Hace poco en una nota me preguntaron si creía que nos ninguneaban por ser un equipo de mujeres. Y yo creo que todo lo contrario: veían la diferencia y la crítica era “miralas, les pegan un bochazo, las fracturan y siguen jugando”. Quedaba reflejado el contrapunto ese que dice que las mujeres toleran el dolor mejor que los hombres. Acompañado de un equipo con una mística y una alegría, tal que al día de hoy somos íntimas amigas, generó mucho ruido eso, el contraste con el hombre. Y eso nos enalteció mucho. A partir de la igualdad que está buscando el mundo en general, empezamos a hacer más visible al deporte femenino. Siempre hay un disparador, no importa quién es, ¿me explico? Porque la gente dice “ay, sos la primera relatora” o “fuiste la pionera en Las Leonas”. No importa. Entiendo la vida así. Debe ser porque estoy acostumbrada a trabajar en equipo.

Seguir leyendo

Más Vistos