Connect with us

Judiciales

Claudio Bonadio: espiaban a Pedro Etchebest sin siquiera estar imputado

Publicado

on

Pedro Etchebest, el empresario que hizo la denuncia que dio origen a la investigación sobre espionaje y extorsiones que tramita en Dolores, tuvo su teléfono pinchado en una causa por estafa que tenía a cargo el fallecido Claudio Bonadio, y fue antes de que estallara el llamado “D’Alessiogate”. La novedad es que finalmente su abogada, Natalia Salvo, fue notificada de que Etchebest no estaba imputado en el expediente. Entonces la gran pregunta es: ¿por qué y para qué se lo escuchaba? “La utilización del Poder Judicial para espionaje y armado de causas armadas”, definió Salvo al respecto.

El dato sobre la intervención al teléfono de Etchebest apareció el año pasado en una resolución del juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, a cargo de la causa que tiene como protagonista a Marcelo D’Alessio, pero que dejó al descubierto una serie de operaciones que desplegó, según describió ya el juzgado, en sociedad con funcionarios judiciales, como los fiscales Carlos Stornelli y Juan Bidone, con miembros de la Agencia Federal de Inteligencia, ex policías, periodistas y –se sospecha– funcionarios. La Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DaJuDeCo) le informó el año pasado a Ramos Padilla que el teléfono del empresario había estado intervenido en una causa caratulada “Burgos Diego y otros s/Estafa en tentativa” que instruía Bonadio. Este a la vez había sido denunciado por Etchebest, al igual que Stornelli, en la presentación original en Dolores donde contó la extorsión de D’Alessio, que le pedía dinero para que no quedara implicado en la causa de los cuadernos.

La abogada Salvo pidió una explicación y finalmente el jueves pasado, el juez Sebastián Casanello (que subrogaba el juzgado de Bonadio) le informó que Etchebest no estaba imputado pero que, dadas las circunstancias, ella podría acceder a consultar el expediente y sacar fotocopias para rastrear el presunto espionaje ilegal en su contra. La pista en la causa de Dolores la habían dado los ex policías Ricardo Bogoliuk (también hombre de la AFI) y Aníbal Degastaldi, que están presos, cuando contaron que D’Alessio les había dicho: “Tengan cuidado con el viejo (por Etchebest) que tiene el teléfono intervenido”.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Judiciales

Los mensajes que Nieto intentó borrar de su celular complican a Macri

Publicado

on

Por

La Justicia logró recuperar las anotaciones que hacía el secretario privado de Macri en su teléfono celular. En exclusiva, las pruebas que incriminan al “uno” en el expediente.

La Justicia logró recuperar las anotaciones que hacía el secretario privado de Macri en su teléfono celular y acreditó la preocupación del ex presidente por instalar rápidamente un “relato” que contribuyera a exonerar su responsabilidad en la causa espionaje. En exclusiva, las pruebas que incriminan al “uno” en el expediente.

En una extensa resolución de 195 páginas, a la que tuvo acceso Ámbito los fiscales Cecilia Incardona y Sebastián Eyherabide describieron un sistema de espionaje ilegal enquistado en el Estado y con soporte judicial, al que describieron como “comandado y controlado por las máximas autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani”, que contó con la participación de funcionarios de Presidencia tales como el secretario privado del propio Mauricio Macri, Darío Nieto, y su secretaria de Documentación Presidencial, Susana Martinengo, por lo que decidieron avanzar en el pedido de indagatoria de todos ellos.

En el escrito, la Fiscalía repasó uno por uno los elementos de prueba reunidos sobre cada una de las víctimas y se detuvo a repasar el irregular accionar del secretario privado de Macri, Darío Nieto.

“Se ha probado, a pesar de que la nombrada (Susana Martinengo) lo ha negado en su indagatoria, que los informes remitidos por Saez y Araque los envió a Darío Nieto”, detallaron Incardona y Eyherabide, para después agregar: “Del celular de Nieto, en particular de su block de notas, se desprende que el nombrado conocía especialmente el entramado ilícito que aquí se investiga, y por supuesto a Susana Martinengo”.

Respecto a este punto, la Justicia hizo hincapié en el block de notas de Nieto, que se encontraba borrado y que pudo ser recuperado por los peritos especializados. Allí se encontraron mensajes que son contundentes, y que complican en forma directa a Mauricio Macri. El 19 de junio de 2020 a las 18:55, cuando el escándalo por el espionaje ilegal ya se había destapado y comenzaba a escalar, Nieto escribió el siguiente mensaje: “Mauricio, me llamó Cristian -seguramente porque la Turca lo llamó-. Hizo hincapié en que falta un relato, que estos tipos habían estado en la Metropolitana, nosotros los llevamos a la AFI y nadie se hace cargo ni hay explicación para eso, que alguien tiene que tomar el tema Alan Ruiz (no sabe si es de la Turca, de Patricia o de quién) para que desmienta todo, la aparición de Martinengo (sobre esto le pasé algo de info). Pero que lo que falta es un relato y una historia coherente de todo, que no basta con que la Turca diga que es todo mentira y no se haga cargo“.

Un rato antes, a las 14.47, Nieto escribió en su block de notas la historia de Susana Martinengo, donde repasa toda su carrera política, cómo llegó a trabajar con Macri en el gobierno de la Ciudad y después en Presidencia, y donde comienza a trazar la defensa que posteriormente darían en los medios de comunicación para desconocer a Martinengo y así salvar al ex Presidente: “Su oficina quedaba en el segundo piso de Casa Rosada. No tenía acceso ni relación con MM (Mauricio Macri). Nunca hizo saber de las relaciones mencionadas en la nota de Página 12 ni de información similar a la mencionada a ninguno de sus superiores”.

Cabe destacar que estos mensajes que figuraban en el block de notas de uno de los hombres de máxima confianza de Macri fueron eliminados para evitar que la Justicia pudiera acceder, algo que Nieto tendrá que explicar en indagatoria. Es que en el acta de allanamiento del pasado 25 de junio, quedó asentado que Nieto se encerró en su auto negándose a descender: “Posiblemente aprovechó ese momento para borrar información que pudiera incriminarlo en la causa, de la cual ya conocía la existencia, conforme las notas mencionadas más arriba”, detallaron los fiscales en la resolución donde lo imputan y piden su declaración.

Sobre los whatsapp de Nieto, los fiscales explicaron que “es dable de hacer notar que en el celular secuestrado no se hallaron chats de relevancia”, destacándose que tanto el chat con Martinengo como el de Majdalani fueron eliminados el 14 de junio, cuando la causa por espionaje comenzó a cobrar volúmen a involucrarlo cada vez más.

Sin embargo, en el celular de Martinengo sí se hallaron conversaciones de ella con Nieto, lo que expone todavía más la voluntad

del secretario de Macri por entorpecer la causa y esconder las pruebas. Es que el 10 de diciembre de 2019, último día de gestión de Macri, Nieto le envió un afectuoso saludo de despedida a Martinengo: “Susana querida! No quería dejar de escribirte y agradecerte x estos años. Una grosa total!! Muchas gracias x todo”.

El 18 de febrero de 2020, es Martinengo quien contacta a Nieto para contarle que había dejado su puesto en Casa Rosada, y pedirle que interceda ante Mauricio Macri para que éste le consiguiera un empleo en la municipalidad de Vicente López: “Te pido que hables con Mauricio para poder ir a Vicente López con Jorge…aparte me queda cerca de casa…todo lo que puedas hacer te lo agradezco….fuerte abrazo”, le escribió. “Dale Susana, lo veo y te aviso”, apuntó Nieto.

Ese mismo día, Martinengo va un poco más allá y traza ante Nieto un análisis del escenario político de la oposición: “La gente tiene todavía mucha expectativa por el espacio…sería bueno poder continuar con el proyecto de cambiemos… Sino el peronismo va a crear otro espacio para competir entre ellos y quedarse alternados en el poder…bs”.

De esta forma, la Justicia acreditó que el exsecretario de Macri eliminó todo chat que pudiera involucrarlo en el espionaje, que intentó borrar las notas de su teléfono donde consta que, ya con pleno conocimiento de la causa, le pedía a un tal “Mauricio” que lo ayudara a instalar un relato para desacreditar las pruebas reunidas en su contra, y que mantuvo una relación fluida con Susana Martinengo hasta después de haber abandonado la gestión.

Además, los fiscales dan por probado que Martinengo se aseguró que ciertos informes del espionaje ilegal “le hayan llegado al Presidente de la Nación”, y que Darío Nieto recibía de Martinengo los informes “convirtiéndose así en un canal subsidiario; pero no por eso menos importante, de la transmisión de la información producida en violación a la ley de inteligencia por los imputados Saez y Araque, principalmente”.

De esta forma, la imputación para el ex Presidente de la Nación como uno de los cerebros que comandaba esta asociación ilícita que se dedicaba al espionaje ilegal parece ser simplemente cuestión de tiempo.

Seguir leyendo

Judiciales

Casación ordenó realizar un nuevo juicio por el femicidio de Lucía Pérez

Publicado

on

Por

La Sala IV de la Cámara de Casación Penal bonaerense anuló el escandaloso fallo de un tribunal marplatense que, en 2018, había absuelto a los tres acusados por el femicidio de la adolescente Lucía Pérez y solo los había condenado por comercialización de drogas.

Casación revocó el veredicto de los jueces del Tribunal Oral 1 y ordenó que se realice un nuevo debate “con la premura que el caso amerita”.

En una resolución a la que tuvo acceso Página/12, la Sala IV hizo lugar al pedido de los querellantes y la fiscalía para anular lo resuelto y volver a realizar un juicio a los imputados Matías Gabriel Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Alberto Maciel, de haber cometido el femicidio de la adolescente Lucía Pérez, quien el 8 de octubre de 2016 fue abandonada sin vida en el hospital de Playa Serena.

El femicidio provocó tal repudio que desembocó en la primera huelga de mujeres, el 19 de octubre de 2016.

Los argumentos de la Sala Cuarta del Tribunal de Casación Penal

Los integrantes de la Sala Cuarta del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, Mario Eduardo Kohan, Carlos Ángel Natiello y Fernando Luis María Mancini señalaron que el fallo contenía “intolerables prejuicios” y “suposiciones basadas en estereotipos de género”.

La sentencia del tribunal marplatense había despertado una serie de críticas y alertas sobre la falta de perspectiva de género en materia judicial, puesto que las medidas tomadas se basaron en las conductas y la vida personal de Lucía Pérez y no en la de los femicidios. Desde Casación señalaron que “no se está juzgando a la víctima sino a los eventuales victimarios”. 

En la misma línea, catalogaron como inexplicable que el foco estuviera puesto en indagar la personalidad, actitudes y comportamientos anteriores de la víctima, su forma de relacionarse con los hombre, su vida social, su carácter, y en distintguir la conducta de los imputados, y a partir de allí, considerar si Lucía había consentido el acceso carnal.

En otro tramo del fallo, los integrantes del Tribunal hicieron hincapié la importancia de valorar la prueba con perspectiva de género. Además, explicaron los problemas de ideas prejuiciosas y preconcebidas por parte de la Justicia, en torno al carácter “fuerte” o “débil” de una mujeres, explicitando que lo importante en estos casos es el consentimiento.

Una absolución patriarcal

El Tribunal Oral en lo Criminal de Mar del Plata absolvió en 2018 por unanimidad a los tres imputados por el abuso sexual y femicidio de Lucía Perez. Los argumentos que formaron parte de esa decisión desnudaron los graves problemas de contar con una justicia patriarcal sin perspectiva de género.  En los mismos, aparecen una serie de declaraciones estereotipadas y falsas sobre la violencia sexual, en donde el foco fue puesto en su vida sexual, su carácter, su vínculo con hombres más grandes que ella, y donde se dio por sentado que todo fue “perfectamente querido y consentido por Lucía Pérez”. 

“De las conversaciones mencionadas (chats) surge claramente que Lucía tenía relaciones sexuales con quien y cuando quería”, dice un fragmento de la sentencia. En ese sentido, los jueces dieron a entender que era una persona “experimentada”, que sabía lo que hacía. Uno de los jueces llegó a decir que no existió “ni violencia física, psicológica, subordinación, ni humillación, ni mucho menos cosificación”.

Una parte de la sentencia, por ejemplo, se argumenta que como uno de los acusados iba con facturas y una Cíndor para el domicilio de Lucía, “es evidente que estas actitudes no son las asumidas habitualmente por las personas con intención de cometer un hecho tan aberrante como por el que resulta acusado”.

Seguir leyendo

Judiciales

Espionaje M: Majdalani recusó a la fiscal antes de ser indagada

Publicado

on

Por

La exsubdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia se presentó en los tribunales de Lomas de Zamora. Debe declarar en la causa que investiga supuestas maniobras de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria y el domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el 2018.

La subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el Gobierno de Cambiemos, Silvia Majdalani, se presentó esta mañana a declaración indagatoria en la causa que investiga supuestas maniobras de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria y el domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el 2018.

Majdalani fue convocada a indagatoria por el juez de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge tras el requerimiento formulado por los fiscales Cecilia Incardona y el fiscal Santiago Eyherabide. Hoy, antes de comenzar la indagatoria, recusó a Incardona.

La subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el Gobierno de Cambiemos, Silvia Majdalani, llegaba junto a su abogado Juan Pablo Vigliero, a los tribunales federales de Lomas de Zamora.

La subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el Gobierno de Cambiemos, Silvia Majdalani, llegaba junto a su abogado Juan Pablo Vigliero, a los tribunales federales de Lomas de Zamora.

De igual manera, el martes será el turno del ex jefe de la AFI durante el gobierno macrista, Gustavo Arribas, quien está citado a indagatoria en ese mismo expediente.

La presentación judicial de los exfuncionarios de Mauricio Macri tiene fecha de inicio, pero se desconoce cuándo será su cierre: se los investiga también por espionaje ilegal a dirigentes políticos, gremiales, sociales y religiosos; están imputados por la supuesta intrusión en 88 cuentas de correo electrónico de dirigentes políticos y periodistas y fueron denunciados también por el armado de fichas ideológicas de los periodistas acreditados a cubrir cumbres internacionales en la Argentina.

Además, el nombre de Arribas aparece en la causa en la que se investigan las presiones de la mesa judicial de Cambiemos al Poder Judicial y ambos ex jefes de la AFI también están imputados por venta irregular de armas de la agencia.

El horizonte se perfila más sombrío para la ex subdirectora de la central de espías a quien varios ex agentes señalaron en distintos escenarios -Tribunales y el Congreso- como quien daba las órdenes para las tareas de espionaje sobre dirigentes políticos e incluso alguno sostuvo que pedía informes previos de cómo se iban desarrollando.

La subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el Gobierno de Cambiemos, Silvia Majdalani, llegaba junto a su abogado Juan Pablo Vigliero, a los tribunales federales de Lomas de Zamora.

La subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el Gobierno de Cambiemos, Silvia Majdalani, llegaba junto a su abogado Juan Pablo Vigliero, a los tribunales federales de Lomas de Zamora.

El último viernes, estaba citado a indagatoria en la causa de espionaje sobre el Instituto Patria el último jefe operacional de Contrainteligencia durante el Gobierno de Mauricio Macri, Martín Coste, quien se presentó junto a su abogado, pidió que se incorpore al expediente su declaración del 26 de junio ante la comisión bicameral de seguimiento de organismos de inteligencia y se llevó copias de la causa para ampliar su indagatoria cuando la haya podido estudiar.

Ante el Congreso, Coste había dicho que “el director general de Operaciones era la subdirectora” Majdalani, que los espías que se incorporaron a la AFI durante el Gobierno de Macri “venían de personal político-partidario” y que cuando intentaba hacerles algún planteo le respondían “si tenés algún problema hablalo con el Señor Cinco o la Señora Ocho”.

Seguir leyendo

Más Vistos