Connect with us

Economia

Crecimiento acelerado y apalancado con deuda: Vicentín y la trama secreta que provocó el mayor default privado desde 2001

Publicado

on

Se trata de una de las mayores operadoras del comercio de granos. La firma se declaró en cesación de pagos con una deuda de US$ 1.300 millones. Hay inquietud entre sus socios. Y temor de sus acreedores.

Cuentan que las navidades de los Vicentín son únicas entre los tíos que se disfrazan de Papá Noel, los primos encargados de los fuegos artificiales y los herederos más jóvenes con la misión de servir a ese grupo que ya supera el centenar. Nadie que no sea miembro o pariente cercano puede ingresar. Todo queda en familia.

Por cierto, son pocas las empresas que intervienen e influyen en la vida pública de Santa Fe como Vicentín. La firma, que nació hace 90 años en el norte provincial, en la localidad de Avellaneda, acaba de protagonizar, con una deuda de US$ 1.300 millones, el mayor default privado desde la crisis del 2001. Este concurso de acreedores pone nerviosos a sus socios como la suiza Glencore, entre las cinco más grandes del mundo en el trade. Y hasta podría ocasionarle problemas a quien compra para Vicentín, como Tomás Hinrichsen, un reconocido broker agroindustrial.  Semejante cesación de pagos está provocando en estos días una especie de inquisición sobre su conducta. Y especialmente, la de su CEO, Sergio “el mono” Nardelli, hijo de una Vicentín y cuya semblanza es descripta como la de esos personajes dispuestos a todo y muy agresivo en su política comercial. Quienes los conocen, detectan fisuras entre Nardelli y su tío político y ex presidente de la Bolsa de Rosario, Alberto Padoan, dedicado a hacer lobby por la empresa.

Para algunos expertos, la firma que arrancaron los hermanos Máximo, Pedro y Roberto, llegados dese Italia en 1920, tuvo un crecimiento demasiado veloz en los últimos años. Desde un almacén de ramos generales, los hermanos fueron pioneros con una planta desmotadora de algodón y la molienda de semillas de algodón, lino y maní. También les recriminan diversificación hacia otros rubros, como la productora de cine que concretó la película El Padre Jorge sobre la vida del Papa. Entre otros aspectos objetables, afirman que esa expansión estuvo apalancada con deuda bancaria de corto plazo.

A eso se añade lo que ocurrió después de las PASO de agosto de 2019, cuando los chacareros y corredores, que les habían entregado mercadería bajo la modalidad de precio a fijar, fueron en manada a reclamar que les liquidaran esos granos. Fue ante la perspectiva de una suba de las retenciones. Y ese reclamo, casi una corrida, ocurrió al compás de la devaluación en medio de la escalada de tasas y bancos que cerraban el grifo y exigían el pago de sus deudas.

Vicentín posee junto a Glencore Renova, la fábrica de aceite más moderna y eficiente del mundo, el frigorífico Friar, Algodón Avellaneda, Arsa, que maneja los yogures y postres que le compró a Sancor, además de oleaginosa San Lorenzo. Es dueña del Puerto Público de Rosario, un puerto de contenedores y posee Los Corrales de Nicanor, dedicada al engorde de miles de cabezas de ganado. Otro de sus negocios es una bodega en Mendoza que elabora exquisitos vinos y espumantes. Y hasta tiene en Renopack una planta de envases para los aceites que elaboran desde Molinos, de la familia Pérez Companc a Victor Fera, de la marca Marolio. Contabiliza sociedades en Paraguay, Brasil y España.Eso sí, para su concurso de acreedores contrató al estudio Alegría. 

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Economia

Estiman que la inflación de septiembre estará entre 2,5% y 3% pero dependerá del dólar

Publicado

on

Por

Las consultoras señalan que se frenó el envión del shock inflacionario y una normalización de los precios, pero tras las nuevas restricciones cambiarias hay expectativas por lo que pueda suceder con el dólar

Faltan pocos meses para terminar el 2020 y la presión inflacionaria retomó en agosto un proceso a la suba que la posicionó en 2,7% la medición más alta desde marzo de este año cuando alcanzó el 3,3 por ciento.

Sin embargo, los primeros 15 días de septiembre parecían que el indicador del costo de vida iba a volver a moverse por la parte baja del dos por ciento.

“Estimamos que la inflación de septiembre va a bajar un poco respecto a la medición de agosto”, señaló Matías Carugati, economista jefe de la consultora Seido. “Los registros semanales que tenemos vienen mostrando una normalización post shock inflacionario de julio. Agosto fue más alto por el arrastre estadístico y por esa normalización de precios post shock (asociado al cambio de precios máximos). Septiembre ya arranca con un arrastre estadístico mas bajo y registros semanales algo mas moderados”, explicó el especialista.

infobae-image
La pregunta que se hace todo el mundo hoy es qué pasará ahora con los precios con la nueva cotización que muestra el dólar. “Nosotros entendemos que, en general, deberíamos ver que la inflación se acerque al ritmo de depreciación del tipo de cambio a mediano plazo. Un poco más o menos lejos dependiendo de los precios regulados”.

Para Ricardo Delgado, de Analytica Consultora, la proyección para este mes es de una “inflación de 3%, con estabilidad de precios regulados, es todo núcleo, en el marco de una leve recuperación de la demanda, principalmente en alimentos y equipamiento del hogar”.

El economista explica que esto ocurre “en un contexto de mayor registro de movilidad de personas. En lo que resta del año proyectamos al índice de precios aumentando en estos niveles (entorno al 3% mensual) y cerrando en diciembre con una inflación de 33% interanual.”

Consultado sobre cómo cree que podría impactar esta decisión de la modificación en las restricciones para el acceso al dólar, Delgado señaló que “habrá que esperar a ver cómo evoluciona” el tipo de cambio para saber si se mantienen o no las estimaciones.

infobae-image
“Hasta ahora estamos esperando una inflación de entre 2,5% y 3% como vimos en agosto. Es cierto que los primeros días de septiembre notamos que el número estaba dando un poquito para abajo, y entiendo que eso era porque se estaba negociando el acuerdo con las empresas por Precios Cuidados y mucho no se retocaron los precios pero habrá que esperar a ver como avanza el resto del mes”, dijo Fausto Sportorno, Director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres y Asociados.

Hoy el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) dio a conocer el número de la inflación de agosto pasado. Según el informe mensual, el costo de vida se incrementó 2,7%, lo que muestra una aceleración respecto de los meses anteriores (desde marzo que había alcanzado el 3,3% no se había superado el 2,2%), y acumula un incremento de 40,7% desde agosto de 2019.

Con este número, el acumulado en lo que va del año es de 18,9% por lo que resta 13% para los próximos meses para alcanzar la estimación de 32% que señala el proyecto de Presupuesto Nacional 2021 que será la inflación de este año.

“Las perspectivas son algo inciertas. La economía está acumulando distorsiones y el BCRA llevó a cabo una significativa emisión para financiar el déficit fiscal que no impactó, por ahora, en el nivel de precios. La base monetaria está creciendo al 70% interanual y la inflación en septiembre posiblemente perfore el 40%. Esos 30 p.p. de diferencia tienen muchos factores explicativos, pero hasta ahora, la mayor cantidad de dinero no se trasladó a precios”, explicó Nadin Argarañaz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

Seguir leyendo

Economia

El Gobierno busca darle impulso a la construcción: el detalle de los nuevos fondos inmobiliarios que se aprobarán hoy

Publicado

on

Por

Se trata de una nueva figura para el mercado de capitales y hoy le dará el visto bueno la Comisión Nacional de Valores. La idea es que los recursos vayan para obras desde el pozo a través de un esquema conocido como “financiamiento colectivo”

La Comisión Nacional de Valores aprobará hoy un nuevo instrumento para el mercado local, que tiene como objetivo apuntalar la industria de la construcción. Se trata de los fondos de inversión colectivos, que apuntan a captar fondos a través del mercado de capitales para aplicarlos para actividades productivas. Pero la prioridad para esta primera etapa estará puesta en la construcción.

Según reconocen en el organismo que preside Adrián Cosentino, ya hay por lo menos cinco administradoras que estarían listas para lanzar estos nuevos fondos inmobiliarios al mercado. El esquema es similar a una figura que hace décadas existe en los Estados Unidos, denominadas REIT (Real Estate Investment Trust). Se trata de instrumentos que básicamente unen la financiación a través de inversores en el mercado de capitales con proyectos relacionados con el sector inmobiliario.

El esquema es similar a una figura que hace décadas existe en los Estados Unidos, denominadas REIT (Real Estate Investment Trust)

Si bien el foco principal está puesto en financiar obras desde el pozo, en realidad habría distintas opciones, desde construcción de edificios para vivienda, oficinas, un pool de alquileres comerciales y hasta compra de carteras hipotecarias.

Adrián CosentinoAdrián Cosentino

El objetivo es en principio sumar inversores institucionales, como compañías de seguros o fondos comunes de inversión para que inviertan parte de sus recursos en este tipo de proyectos. Es decir que tengan nuevas opciones además de las alternativas financieras tradicionales, como bonos o plazos fijos. En todos los casos se trata de volcar pesos en la economía real.

Claro que además de los grandes inversores también puede haber pequeños y medianos ahorristas que se sumen a estos fondos inmobiliarios, que por supuesto apuntan al mediano y largo plazo. A diferencia de los tradicionales fondos comunes de inversión, estos no tienen liquidez inmediata y pueden exigir un plazo de permanencia determinado. En la Argentina hay experiencia en este tipo de instrumentos, a través de la figura del “fideicomiso al costo”. Claro que se trata de contratos entre partes y no interviene el mercado de capitales.

Habría distintas opciones, desde construcción de edificios para vivienda, oficinas, un <i>pool </i>de alquileres comerciales y hasta compra de carteras hipotecarias

También se habló con la Cámara de Desarrolladores Urbanos (CEDU) la posibilidad de avanzar con un nuevo blanqueo para inversiones en pesos, con la idea de no tener que justificar de dónde salen los recursos en moneda local que se vuelcan a la construcción. Pero esta iniciativa por ahora no cuenta con el visto bueno oficial.

En forma paralela, en el ministerio de Desarrollo Productivo también dejaron trascender la posibilidad de extender el programa de Precios Cuidados a materiales para la construcción. Es decir evitar aumentos excesivos, lo que podría ocurrir si se consolida el aumento de la demanda, una tendencia que ya comenzó a notarse pero que todavía no está firme.

El “fondo de inversión colectivo” es una figura muy exitosa en el mundo para financiar construcción a través del mercado de capitales

Justamente se trata de uno de los momentos más baratos para empezar a construir, si se comparan los precios históricos en dólares.

Eso hace pensar que lentamente habría mayor impulso en la actividad, en la medida que vaya recuperándose la confianza. La estabilidad cambiaria es uno de los aspectos principales para que la actividad pueda ganar impulso.

Seguir leyendo

Economia

Economía estima un déficit primario arriba de 6% del PBI para este año

Publicado

on

Por

El secretario de Hacienda, Raúl Rigo, planteó que el rojo fiscal de este año será algo menor al que preveía un mes atrás. Ratificó el 4,5% del PBI para el próximo.

Los lineamientos para el proyecto de Presupuesto 2021 avanzan para llegar al martes próximo con su presentación en el Congreso. Se sabe que se buscará ir hacia un déficit fiscal primario (este es el que se contabiliza antes del pago de intereses de la deuda) de 4,5%.

Pero para llegar a ese número se partirá, en el cierre de 2020, de un número “por encima de 6% o 6,5%”, según planteó este miércoles el secretario de Hacienda, Raúl Rigo.

En una etapa que calificó de “pragmática”, en la que el Estado salió a inyectar dinero para buscar morigerar los efectos de la pandemia, Rigo recordó que en el inicio del año las proyecciones eran de un déficit primario de 1,5% y hasta 2% del PBI, pero que producto de “la inversión que se hizo por la pandemia va a finalizar por encima del 6% o 6,5% del PBI”.

En su presentación ante el Congreso a fines de julio, momento que expuso cuando se discutía la Ley de Ampliación Presupuestaria, Rigo había dicho que el resultado primario iba a finalizar entre 6,8% y 6,9% del PBI. Ahora redujo, levemente, esa proyección.

Para adelante, definió que se viene una etapa en la que “la mejor praxis para la acción del gobierno sea la de la prudencia” y admitió que hay que pensar en una “reducción de déficit primario al 4,5% del PBI, que es un nivel que busca equilibrio entre las políticas públicas activas y, por otro lado, un espacio de financiamiento asequible”.

Con un Banco Central que en la primera parte del 2020 financió casi todo el rojo fiscal, la pregunta acerca de dónde saldrá el financiamiento el año próximo sobrevoló en la disertación que dio Rigo, junto a otros economistas entre los que estaban Carlos Hourbeigt (director del Banco Central), Marina Dal Poggetto (de EcoGo) y Martín Rapetti (investigador del Conicet y profesor de la UBA), en una charla organizada por la Universidad de San Martín.

“Por suerte gran parte del acceso a los mercados se empezó a despejar con la reestructuración. También la curva en pesos es cada vez más clara y el Tesoro puede tomar deuda en moneda nacional. Desde hace dos o tres meses utilizar parte de este financiamiento para financiar parte de este déficit fiscal”, dijo.

“Esperamos continuar en esa línea. Financiar ese nivel de gasto público que nos permita promoción de empleo, trabajo, y por otro lado asequibilidad del financiamiento”, añadió.

En la misma línea, Hourbeigt dijo que de la pauta de 4,5% de déficit previsto para 2021, “gran parte de ese financiamiento va a ser por la Tesorería”.

Y recordó que mientras hubo un trimestre que el Banco Central financió al Tesoro por más de $ 300.000 millones, en agosto ese monto se redujo a $ 40.000 millones.

“No sólo el déficit fiscal ha disminuido gradualmente sino que empieza a ser financiado por la Tesorería”, sostuvo luego de que Dal Poggetto explicara que en julio y agosto se vio cierta moderación en el resultado de las cuentas públicas.

Dal Poggetto admitió que arreglar el tema de la deuda con los acreedores privados era condición necesaria pero no suficiente. Y los dos aspectos que resaltó que faltan son un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y la “consolidación de las cuentas fiscales”.

Si bien reconoció que en el inicio del año se intentó ir hacia cierta prudencia fiscal (con la suspensión de la fórmula de movilidad jubilatoria, Ley de Solidaridad mediante), luego vino la pandemia y que ahora “la señal fiscal hacia adelante vuelve a hacer ruido con el 4,5% de déficit fiscal proyectado para 2021”.

Es por eso que sentenció que “la política fiscal, cómo se financia, y la política monetaria, son factores determinantes para evitar una disparada en la inflación. Es condición para la dinámica de cierta estabilización”, además de ser necesaria para lograr movilizar los dólares que están fuera del sistema financiero.

Rapetti diagnosticó que de algún lugar va a tener que salir los recursos y que “va a doler”. Describió que en todo el mundo, incluida la Argentina, se dio una “interrupción en la generación de ingresos en las economías. Para subsanar, todos los agentes salieron a endeudarse o liquidar algún tipo de activo”.

Es por eso que sostuvo que “en algún momento en 2021 nos vamos a encontrar con Estados, empresas y familias con sus capacidades deterioradas. Más desempleo, y Estados y familias con menos capacidad de gastos, lo que hará que la salida sea más lenta”.

Seguir leyendo

Más Vistos