Connect with us

Internacional

El coronavirus podría complicar los pronósticos meteorológicos

Publicado

on

La cantidad de datos atmosféricos habitualmente obtenidos por los aviones comerciales disminuyó drásticamente. Las consecuencias.

La disminución de los viajes aéreos provocada por la pandemia del coronavirus ha reducido drásticamente la cantidad de datos atmosféricos que habitualmente recogen los aviones comerciales, de acuerdo con lo informado el jueves por la Organización Meteorológica Mundial, institución que añadió su “preocupación por el creciente impacto” en los pronósticos meteorológicos de todo el mundo.

El organismo señaló que los datos de temperatura, viento y humedad generados por los vuelos, captados por sensores de los aviones y transmitidos en tiempo real a las organizaciones de predicción meteorológica de todo el mundo, se han reducido casi un 90 % en algunas regiones.

En Estados Unidos​ los datos disminuyeron un 75 % durante la pandemia, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de ese país (NOAA, por su sigla en inglés). En vigencia del programa de observación, establecido en los años 60, los datos de 3.500 aeronaves operadas por las aerolíneas Delta, United, American, Southwest y por las transportistas de carga United Parcel Service y FedEx se transmiten directamente a las unidades de pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional.

Christopher Vaccaro, portavoz de la NOAA, afirmó que la caída “no se traduce necesariamente en una merma de la precisión de los pronósticos, ya que los expertos del Servicio Meteorológico Nacional utilizan un conjunto integral de observaciones y guías para elaborar un pronóstico efectivo”. Esto incluye datos de satélites, radares y otros instrumentos terrestres y marítimos y radiosondas, pequeños instrumentos que se lanzan a la atmósfera superior con regularidad cotidiana y proporcionan datos a medida que descienden.

Pero por día se lanzan menos de 200 radiosondas. Las observaciones realizadas desde aviones eran mucho más abundantes, dijo William R. Moninger, físico retirado de la NOAA que ahora trabaja en el Instituto Cooperativo de Investigación en Ciencias Ambientales de la Universidad de Colorado. No todos los aviones suministran datos, pero los que lo hacen transmiten lecturas con intervalos de pocos segundos, dependiendo de la altitud, explicó.

En esta época del año pasado, comentó el doctor Moninger, en Estados Unidos los aviones proporcionaban casi 600.000 observaciones cada día. Ahora, con muchos menos vuelos, un día cercano de abril hubo solo 180.000, según afirmó.

Los datos de las observaciones se introducen en modelos informáticos del servicio meteorológico que pronostican las condiciones con varias horas o días de antelación. Actualmente el doctor Moninger y algunos colegas suyos están estudiando si se han visto afectados los pronósticos a corto plazo. “La respuesta rápida es que no hemos visto un impacto inequívoco todavía”, declaró, indicando que aún tienen que completar su análisis.

La Organización Meteorológica Mundial, dependencia de Naciones Unidas que coordina un sistema internacional de observación para 193 naciones miembros, informó que además de los datos de las aeronaves, las observaciones meteorológicas terrestres se han visto afectadas en algunas partes del mundo, entre ellas África y América Central y del Sur, donde muchos instrumentos meteorológicos no están automatizados y deben ser visitados regularmente para obtener las lecturas.

El organismo señaló también que los instrumentos automatizados deberían seguir funcionando bien durante algún tiempo, pero que si la pandemia se prolonga, la falta de mantenimiento y reparación puede convertirse en un problema.

Dijo la agencia además que algunos países, especialmente en Europa, estaban lanzando más radiosondas para compensar en parte la pérdida de datos de las aeronaves.

Los organismos meteorológicos nacionales “se enfrentan a dificultades cada vez más graves como resultado de la pandemia del coronavirus, especialmente en los países en desarrollo”, declaró en un comunicado Petteri Taalas, director general de la institución.

“A medida que nos acercamos a la temporada de huracanes en el Atlántico, la pandemia del Covid-19 plantea una complicación adicional y puede exacerbar los riesgos de múltiples peligros a nivel de un solo país”, agregó.

Vista desde la cabina de un avión utilizado por investigadores meteorológicos para investigar sistemas de tormentas. Foto The New York Times

Vista desde la cabina de un avión utilizado por investigadores meteorológicos para investigar sistemas de tormentas. Foto The New York Times

Las aerolíneas también utilizan los datos de los aviones para manejar sus operaciones de vuelo diarias tanto en el aire como en los aeropuertos. La observación de las velocidades del viento a altitudes de crucero de 10.000 metros o más, por ejemplo, puede ayudar a planificar las necesidades de reabastecimiento de combustible. Y si las observaciones durante el ascenso o el descenso muestran que es probable que en breve se produzcan condiciones de congelamiento en un aeropuerto, una aerolínea puede ahorrar dinero trasladando algunos aviones a otro lugar.

A veces los datos pueden ser un salvavidas. En un artículo de 2003, el doctor Moninger y otros escribieron sobre un incidente de 1998 en el que un avión que se acercaba a Miami en un vuelo procedente de Europa comunicó por radio que estaba casi sin combustible porque se había encontrado con fuertes vientos en contra. Una rápida consulta de los datos de otros tres aviones mostró una pista alternativa, no muy lejos, con viento más moderado.

Para los pronósticos de un servicio meteorológico, las observaciones durante el despegue y el aterrizaje son especialmente útiles, comentó el doctor Moninger. Los datos se recogen con una frecuencia mayor que a la altitud de crucero: instrumentos de avanzada toman lecturas cada 100 metros entre el suelo y los 10.000 pies (3.300 metros). La recopilación resultante de las lecturas se llama perfil y por lo general hay alrededor de 12.000 perfiles por día. El 23 de marzo de este año hubo 3.500.

Los datos pueden ayudar a los pronosticadores a comprender mejor la estructura vertical de la atmósfera inferior y cómo puede cambiar a corto plazo. “Si se buscan cosas como la probabilidad de tormentas eléctricas, la estructura vertical de la atmósfera es importante”, aseguró el doctor Moninger.

“Supongo que la disminución de datos meteorológicos también puede tener un gran impacto en cuestiones como la predicción de cuándo se va a despejar la niebla”, dijo.

Los expertos en calidad del aire también usan los datos para hacer pronósticos porque pueden ayudarlos a predecir la ocurrencia de reversiones cerca de la superficie, cuando las temperaturas del aire, que normalmente son más cálidas en el suelo, se invierten y se vuelven más elevadas en altitudes mayores. Las inversiones retienen los contaminantes, empeorando así, enormemente, la calidad del aire durante hasta un día o más.

Por Henry Fountain, The New York Times

El autor de esta nota se especializa en ciencia del cambio climático y sus impactos. Lleva más de 20 años escribiendo sobre ciencias para The New York Times y ha viajado al Ártico y a la Antártida.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Internacional

Citibank transfirió por error USD 500 millones a prestamistas y no podrá recuperarlos, dictaminó un juez

Publicado

on

Por

“Las transacciones fueron finales y completas, no sujetas a revocación”, dictaminó un juez

Un juez federal determinó el pasado 16 de febrero que Citigroup Inc. no tiene derecho a recuperar 500 millones de dólares que transfirió por error a los prestamistas de Revlon Inc., en lo que llamó “un error bancario de naturaleza quizás sin precedentes y magnitud.”

El juez federal de distrito Jesse Furman en Manhattan dijo que las transferencias realizadas del 11 de agosto de 2020 eran “transacciones finales y completas, no sujetas a revocación”.

Citigroup planea apelar. “Creemos que tenemos derecho a los fondos y continuaremos buscando una recuperación completa de ellos”, dijo una portavoz.

Como agente de préstamos de Revlon, Citibank transfirió $893 millones a los prestamistas de la compañía de cosméticos, aparentemente para liquidar un préstamo que no vence hasta 2023, pero la intención de enviar un pago de intereses por tan solo $7.8 millones de dólares

El banco con sede en Nueva York aseguró que se trató de un error humano, y algunos prestamistas accedieron a devolver el dinero que les enviaron.

El banco dijo que los prestamistas de Revlon sabían o deberían haber sabido que las transferencias eran un error (Foto: Reuters/Robert Galbraith)El banco dijo que los prestamistas de Revlon sabían o deberían haber sabido que las transferencias eran un error (Foto: Reuters/Robert Galbraith)

Pero 10 administradores de activos, incluidos Brigade Capital Management, HPS Investment Partners y Symphony Asset Management, se negaron y Citigroup demandó para recuperar aproximadamente $501 millones que recibieron.

El banco dijo que los prestamistas de Revlon sabían o deberían haber sabido que las transferencias eran un error y que Revlon, controlado por el multimillonario Ron Perelman, no podía permitirse un pago tan grande.

En una decisión de 101 páginas, luego de un juicio de seis días en diciembre, Furman dijo que las transferencias eran una “descarga por valor”, que igualaba “hasta el último centavo” lo que se les debía a los prestamistas.

“Los prestamistas que no regresan creían, y estaban justificados al creer, que los pagos eran intencionales”, escribió Furman. “Creer de otra manera, creer que Citibank, una de las instituciones financieras más sofisticadas del mundo, había cometido un error que nunca antes había ocurrido, por una suma de casi mil millones de dólares, habría sido casi irracional”.

Esto porque los prestamistas argumentaron que pensaron que el dinero deposuitado formaba parte de la totalidad de un crédito que les adeudaban, por lo que lo consideraron como un pago “normal”.

 El pasado mes de octubre, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decidió multar a Citibank, el tercer mayor banco del país, con 400 millones de dólares por “deficiencias significativas (Foto: Reuters/Jeenah Moon/File Photo)El pasado mes de octubre, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decidió multar a Citibank, el tercer mayor banco del país, con 400 millones de dólares por “deficiencias significativas (Foto: Reuters/Jeenah Moon/File Photo)

“Estamos sumamente complacidos con la decisión reflexiva, completa y detallada del juez (Jesse) Furman”, dijo Benjamin Finestone, quien representó a dos prestamistas, Brigade y HPS Investment Partners.

Furman dejó en vigor una prohibición temporal de que los prestamistas utilicen los fondos transferidos, lo que refleja el atractivo esperado de Citigroup.

En una declaración conjunta, los abogados de los prestamistas Adam Abensohn y Robert Loigman dijeron que estaban “extremadamente complacidos” con la decisión.

Los agentes administrativos generalmente distribuyen los pagos de intereses y realizan servicios administrativos para los clientes.

El pasado mes de octubre, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decidió multar a Citibank, el tercer mayor banco del país, con 400 millones de dólares por “deficiencias significativas” y le ordenó que corrija su sistema de gestión de riesgos.

Según el banco central estadounidense, Citigroup ha mostrado carencias “en varias áreas de gestión de riesgo y control interno”, entre las que incluye la gestión de la información, la planificación de capital y la información regulatoria.

Seguir leyendo

Internacional

Estados Unidos acusó a tres ciberespías norcoreanos de robar más de USD 1.300 millones de bancos y empresas

Publicado

on

Por

“Los agentes de Corea del Norte, por medio de teclados en lugar de armas, robando carteras digitales de criptomonedas en lugar de bolsas de dinero, son los principales ladrones de bancos del mundo”, explicó el fiscal general adjunto John Demers, máximo responsable de seguridad nacional del Departamento de Justicia del país norteamericano

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a tres programadores informáticos norcoreanos de una amplia gama de destructivos hackeos globales, cuyas víctimas incluyeron bancos y un estudio cinematográfico, informaron el miércoles los fiscales federales.

La acusación, que acaba de ser revelada al público, parte de una demanda criminal anterior iniciada en 2018 y agrega a otros dos acusados norcoreanos. Los fiscales dicen que los tres programadores son agentes de un organismo de inteligencia militar del gobierno norcoreano.

La acusación agrega que el organismo de inteligencia, llamado Oficina General de Reconocimiento, es parte de una conjura global que obtuvo más de 1.300 millones de dólares en diversas monedas y criptomonedas mediante la extorsión de bancos y empresas; desató una amplia campaña de “ransomware”, un programa informático malicioso que bloquea una computadora y que muestra un mensaje exigiendo el pago de un rescate para liberar los datos del usuario; y hackeó al estudio Sony Pictures Entertainment en 2014 debido una película de Hollywood (The Interview)que desagradó al gobierno norcoreano.

“Como señala el acta de acusación de hoy, los agentes de Corea del Norte, por medio de teclados en lugar de armas, robando carteras digitales de criptomonedas en lugar de bolsas de dinero, son los principales ladrones de bancos del mundo”, dijo a la prensa el secretario adjunto de Justicia, John Demers, el principal funcionario del Departamento en materia de seguridad nacional.

El fiscal general adjunto de Seguridad Nacional, John C. Demers, en una conferencia de prensa virtual en Washington el 28 de octubre de 2020. EFE/Sarah Silbiger
El fiscal general adjunto de Seguridad Nacional, John C. Demers, en una conferencia de prensa virtual en Washington el 28 de octubre de 2020. EFE/Sarah Silbiger

Nueva denuncia contra Pyongyang

Por otro lado, el servicio de inteligencia de Corea del Sur declaró el martes que hackers norcoreanos intentaron robar información sobre vacunas y tratamientos contra el coronavirus, pero negó que el blanco fuera la farmacéutica Pfizer como dijo un legislador.

Horas antes, Ha Tae-keung, miembro de la comisión de inteligencia del Parlamento, dijo a la prensa que el Servicio Nacional de Inteligencia informó en una reunión a puertas cerradas que Corea del Norte hackeó a Pfizer para obtener tecnología de su vacuna contra el COVID-19.

Cuando se difundieron las declaraciones de Ha, el SNI dijo que no nombró a empresa farmacéutica alguna al informar a los legisladores que los hackers norcoreanos buscaban información sobre la vacuna contra el coronavirus. La oficina de asuntos públicos del SIN dijo que las declaraciones de Ha eran “equivocadas”.

El SNI, de trayectoria irregular en cuanto a confirmar los sucesos en Corea del Norte, no suele divulgar la información que brinda a los legisladores a puertas cerradas. Ha insinuó que el SNI trata de no provocar las iras de Corea del Norte.

Kwon Bo-young, un gerente de relaciones públicas en la oficina surcoreana de Pfizer, dijo en un mensaje de texto que estaba verificando la denuncia de Ha con la sede global de la empresa.

Seguir leyendo

Coronavirus

Cambio de política: ahora Estados Unidos pide el uso de doble barbijo o uno más ajustado contra el coronavirus

Publicado

on

Por

Es por la aparición de nuevas variantes de la enfermedad. El presidente exigió el uso de máscaras en todo el país.

Ya se sabe que usar barbijo reduce en buena medida el contagio de coronavirus. Pero ahora en Estados Unidos aconsejan usar uno quirúrgico bien ajustado o uno quirúrgico más uno de tela para lograr una protección casi total de las nuevas cepas.

El Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) señaló este miércoles que nuevos estudios realizados por la agencia indicaron que la transmisión del virus puede ser reducida hasta un 96,5% si un individuo infectado usa un barbijo de tipo quirúrgico bien ajustado a la cara o, más seguro aún, una combinación de uno quirúrgico más otro de tela.

Rochelle P Walensky, directora del CDC anunció la novedad durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca sobre coronavirus y pidió a los estadounidenses que usen un barbijo “bien ajustado” que tenga dos o más capas.

Una de las primeras medidas del presidente Joe Biden, que asumió el 20 de enero, fue exigir el uso de máscaras a nivel federal y en el transporte internacional (en este país cada estado decide si es obligatorio o no en su territorio), pero no había especificaciones sobre qué tipo de máscara. Walensky reforzó esa idea y dijo que ahora los tapabocas son cruciales por las nuevas variantes del virus.

“Con el número de casos y hospitalizaciones todavía muy altos, ahora no es el momento de bajar el requerimiento de barbijos”, dijo y añadió: “Lo importante es: los barbijos funcionan y funcionan cuando son ajustados y usados correctamente”.

Si bien los números de casos permanecen altos, las muertes y las internaciones por coronavirus comenzaron a bajar en las últimas semanas, luego de un fuerte pico tras las Fiestas.

Investigaciones

John Brooks, el investigador que dirigió el nuevo estudio sobre el uso de barbijos de la CDC dijo que “hay información sustancial de que usar máscara reduce la diseminación del virus y en las comunidades que se usa barbijo, las infecciones cayeron”. “Pero ahora estas nuevas variantes que circulan…todo lo que sea posible que hagamos para que el barbijo quede más ajustado, para que funcione mejor, será bueno para acelerar el fin de la pandemia”.

Pero, añadió, los nuevos estudios muestran cómo aumentar la protección.

La agencia señaló que experimentos de laboratorios mostraron que una opción para reducir transmisiones es usar una máscara de tela sobre una quirúrgica, dijo la agencia. La alternativa es usar una máscara quirúrgica pero bien ajustada, con nudos en los extremos de los elásticos cercanos a la boca para cerrar los espacios por donde puede ingresar el virus a la nariz y la boca.

Hasta ahora, la recomendación del CDC se había centrado en las máscaras de tela porque había preocupación por la escasez de barbijos quirúrgicos (los celestes) o los N95, que son los que usan los profesionales de salud. Pero a medida que el suministro ha mejorado, la agencia está proporcionando información sobre los pros y los contras de las diferentes máscaras “para que los consumidores puedan tomar una decisión informada sobre lo que quieren usar”, dijo Brooks. La agencia todavía no recomienda que los consumidores usen N95.

Seguir leyendo

Más Vistos