Connect with us

Coronavirus

El desesperado pedido de más de 150 argentinos varados en India por el coronavirus: “La sensación es de que no nos vamos a poder ir por mucho tiempo”

Publicado

on

El desesperado pedido de más de 150 argentinos varados en India por el coronavirus: “La sensación es de que no nos vamos a poder ir por mucho tiempo”

La situación se repite en distintas ciudades y aeropuertos del mundo. Desde que se desató la pandemia global de coronavirus y especialmente desde que el gobierno argentino dispuso una importante batería de medidas para prevenir el contagio y el avance del virus COVID-19 en el territorio nacional, los miles de argentinos que están fuera del país empezaron a encontrarse con cada vez mayores dificultades para regresar a sus hogares.

Esa es la situación también de más de 150 argentinos varados en la India, donde el virus comienza a expandirse, que actualmente intentan organizarse para poder volver al país a un precio razonable, a pesar de la recurrente cancelación de vuelos y el cierre de fronteras.

Para generar conciencia: la réplica de un elefante con un barbijo es paseado por las calles de la ciudad de Chennai tras la aparición del virus en India (Reuters)

Para generar conciencia: la réplica de un elefante con un barbijo es paseado por las calles de la ciudad de Chennai tras la aparición del virus en India (Reuters)

Pero allí, a 18 mil kilómetros de Argentina, la situación es cada vez más angustiante. De acuerdo al último reporte oficial, hay hasta el momento en India 415 casos confirmados, 23 pacientes dados de alta y 7 muertos. Sin embargo, por la alta densidad de población -es el segundo país más poblado con más de 1.300 millones de personas-, la pobreza y el hacinamiento en las grandes ciudades, sumados a una débil infraestructura sanitaria, hay un creciente temor de que India se convierta en el próximo foco de la pandemia que ya lleva casi 15 mil muertos y 339 mil contagios en todo el mundo.

Marianela Kapitanchuk tiene 35 años, está embarazada de tres meses y medio y el pasado 2 de marzo viajó con su novio desde Argentina hacia la India, donde planeaba quedarse hasta el 30. Diez días después de su llegada, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declararía pandemia al coronavirus y la situación global del turismo y los traslados aéreos y fluviales iba a empezar a complejizarse.

“Yo ahora estoy en Delhi, en un hotel que nos recibió, pero la situación es bastante hostil”, cuenta Marianela a Infobae. Allí, explican, muchos turistas fueron sacados de sus hoteles y la mirada de los locales hacia los extranjeros se tornó adversa. Además, los vuelos empezaron a cancelarse en cadena y las fronteras locales e internacionales fueron cerradas preventivamente. “La situación se está poniendo difícil. Las rutas están cortadas y no hay aeropuerto. Esto hace cuatro días era otro país”, dice.

Efectivamente, las medidas de contención del contagio adoptadas por el gobierno de la India afectaron todas las alternativas de salida. La India prohibió entre el 22 y el 29 de marzo el aterrizaje de todos los vuelos provenientes desde el exterior y todos los vuelos internacionales están cancelados hasta esa fecha. También se suspendieron trenes y autobuses hasta el 31 de marzo, excepto los de mercancías, un medio de transporte que es utilizado por más de 20 millones de personas a diario.

Aunque la India no estableció aún medidas drásticas de cuarentena como las que sí tomó Argentina o los países más afectados, como España o Italia, este domingo el primer ministro indio, Narendra Modiordenó un toque de queda “simbólico” en todo el territorio durante 14 horas como una suerte de primer ensayo para poner a prueba la capacidad del país de reaccionar ante la pandemia.

Ana Laura Lloveras tiene 29 años y hace siete años que viaja a India para perfeccionarse en yoga

Ana Laura Lloveras tiene 29 años y hace siete años que viaja a India para perfeccionarse en yoga

“A la gente que decidió irse hasta Delhi el cancelaron sistemáticamente los vuelos, aún pagando fortunas. Fue muy difícil salir de acá y en la última semana ya era imposible. Los pocos vuelos que salían eran imposibles de pagar”, dice Julieta Pizarro, de 41 años, que está viajando sola hace varios meses pero está en India hace dos y tampoco puede volver. A ella incluso le ofrecieron un lugar en un vuelo este domingo pero el precio era de 5 mil dólares. “El problema principal es la expansión del virus. En un país cómo este de muy bajos recursos y donde el sistema sanitario esa colapsado de por sí, sabemos que si se empieza a expandir va a estar muy complicado”, señala con preocupación desde la ciudad de Rishikesh, a 7 horas de Delhi.

“A los turistas en este momento nos están tratando bien y nos ayudan solo los que nos conocen”, observa Ana Laura Lloveras (29) que también está en esa ciudad, a la cual viaja desde hace 7 años para perfeccionarse en un estilo de yoga, y quiere regresar a Argentina. “El resto uno siente que se alejan y miran mal. A mí no me pasó nunca hasta ahora en los años que vengo, de hecho aman a los turistas. Pero de repente ahora vas caminando por la calle y no quieren mirarte, no quieren hablarte, te gritan ‘corona’ y es muy incómodo porque no sabés hasta que punto va la violencia, más cuando hay necesidades. Eso es lo que te hace pensar que quizás no es muy seguro quedarse acá”.

Hace algunas semanas, Ana Laura no tenía pensado volver todavía y hasta estaba planeando viajar a España. Pero el avance de la pandemia en Europa y el embarazo de su hermana que vive en Buenos Aires, sumado a la compleja situación que se vive en India, la convencieron de querer regresar y se contactó con la Embajada.

Julieta Pizarro tiene 41 años, hace dos meses que está en India y no puede volver:

Julieta Pizarro tiene 41 años, hace dos meses que está en India y no puede volver: “Es muy angustiante”

“Me contestaron en el momento, sin mucha certeza pero porque no la hay”, cuenta. “El aeropuerto de Delhi ahora está cerrado, probablemente cierre el de Ezeiza y seguramente en abril no haya vuelos, entonces no pueden darnos muchas respuestas. Pero sé que a quienes no tienen casa o un lugar seguro para quedarse los están ayudando y lo están resolviendo”.

“La verdad es que de la Embajada nos están ayudando un montón, junto con la Cancillería”, coincide Marianela. “Están haciendo todo lo posible, se comunican con nosotros todo el tiempo, pero sabemos que la situación es difícil. Los precios que nos piden por los boletos son desorbitantes y aun así muchos hemos comprado tickets de más para poder garantizarnos la vuelta, pero las rutas aéreas fueron canceladas. Es una situación bastante desesperante”.

“En la última semana hemos asistido con éxito a unos 60 argentinos a reubicarse en distintos vuelos de regreso a la Argentina”, informaron a este medio desde el Consulado en Delhi, donde hay contacto permanente con todos los ciudadanos argentinos varados. “Afortunadamente, en la noche de ayer [por el domingo] pudimos incluir a 12 compatriotas en uno de los últimos vuelos programados”.

Un autobús colapsado de personas tratando de regresar a sus ciudades, antes del inicio del bloqueo en fronteras locales en Kolkata, India (Reuters)

Un autobús colapsado de personas tratando de regresar a sus ciudades, antes del inicio del bloqueo en fronteras locales en Kolkata, India (Reuters)

Así fue que, ante la desesperación generalizada, los más de 150 argentinos en India se organizaron a través de un grupo de Facebook y un chat grupal en WhatsApp donde comparten sus situaciones particulares e información sobre vuelos y medidas oficiales. Lo que buscan ahora es que todos los argentinos varados se inscriban en un formulario de Cancillería para que allí cuenten con la información precisa para intentar gestionar su vuelta.

“Lo que se está haciendo ahora es recolectar información de quiénes somos los que querríamos volar a Argentina y dónde estamos. La idea es que en cuanto haya algún vuelo disponible podamos avisar para organizarnos y comprarlo”, explica Ana Laura. “No es que yo quiero que me lleven a casa y nos regalen el vuelo, pero sí tener la asistencia y la certeza de poder volar, de tener la información”.

“La mayoría está acá desde hace bastante en India. Todo el mundo reaccionó el mismo día y se nos complicó a todos. Hace dos o tres días empezaron a echar a a extranjeros de los hoteles. No es una orden del gobierno, pero te dicen eso”, cuenta Julieta. “Tienen miedo porque, como en todos lados, hay paranoia y ya no se sabe quién puede contagiar y quién no. Hay mucha desinformación y acá nosotros somos los occidentales que traemos el virus. La situación para todos los extranjeros en general se está complicando bastante porque no están aceptando moneda extranjera y las pocas cosas que podés conseguir es a precios imposibles”.

#QuieroVolverACasa, el mensaje de los argentinos varados en la India

#QuieroVolverACasa, el mensaje de los argentinos varados en la India

En las últimas horas, el canciller argentino, Felipe Solá, admitió en una extensa entrevista a Radio Mitre que, en medio de las gestiones para repatriar a los argentinos varados por el mundo, está en los planes oficiales cancelar toda la actividad aérea internacional en el país como medida para profundizar la prevención de la expansión del virus.

Solá fue muy duro respecto a la situación de los argentinos que han podido regresar aún y dijo que “hay posibilidades de que algunos de los varados no puedan volver”. Con respecto a los varados en la India en particular fue poco esperanzador: “No lo veo posible, lo veo muy complejo”.

“No estamos pretendiendo que nos manden un avión de Aerolíneas Argentinas a rescatarnos como dice mucha gente por allá, ni viajar gratis. Queremos que intervenga el Estado argentino y la Cancillería para tratar de buscar que algunas de la compañías que ya tienen la ruta regular nos pueda llevar”, dice Julieta. “Que nos puedan asegurar un vuelo que salga y sea un precio razonable. Sabemos perfectamente que el mundo está colapsado, que todo es un caos y que hay prioridades, pero por lo menos que se organice una vía para poder salir a corto plazo de manera segura. La sensación es que no nos vamos a poder ir por mucho tiempo y es muy angustiante. Sentimos que se nos viene el virus encima y es tremendo”.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Coronavirus

Por la vacunación, empiezan a bajar los contagios de COVID-19 entre el personal de la salud

Publicado

on

Por

Ya los casos confirmados en Ciudad de Buenos Aires son menos del 1% entre los trabajadores de la salud. En Mendoza y Rosario, también corroboran esta tendencia en baja de casos

El personal de la salud puso el cuerpo para atender a los pacientes con COVID-19, y muchos perdieron sus vidas. Por la exposición repetida o por no contar con la protección adecuada, más de 360 médicos y enfermeros, entre otros integrantes del sistema de salud, habían fallecido para principios de diciembre. A partir del inicio de la campaña de vacunación, pasaron a ser un grupo prioritario y ya se empiezan a registrar el descenso de casos confirmados dentro del personal de la salud con la eventual disminución de los fallecimientos.

En la Ciudad de Buenos Aires, los casos confirmados de COVID-19 en el personal de la salud representaban entre el 3 y el 4% en diciembre pasado, en base al registro epidemiológico que lleva el Ministerio de Salud porteño. En cambio, durante las últimas semanas los casos confirmados son menos del 1%.

Cómo evolucionaron los casos de la población general en la ciudad de Buenos Aires en comparación con los casos del personal de la salud que fue vacunado. Cómo evolucionaron los casos de la población general en la ciudad de Buenos Aires en comparación con los casos del personal de la salud que fue vacunado.

También en la provincia de Mendoza, el Ministerio de Salud corroboró la tendencia en baja de menos afectados en el personal de la salud. Según contó a Infobae la infectóloga y jefa del departamento de inmunizaciones de la cartera de salud mendocina, la doctora Iris Aguilar, “hay una disminución marcada de casos de COVID-19 en el subgrupo del personal de la salud. Durante el mes de febrero sólo hubo dos casos de COVID-19 en enfermeros”.

En la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, comienzan a registrarse cambios. “Empezamos con la vacunación el 29 de diciembre y ya el primer día se inmunizó a 75 personas. Ya con la primera dosis ya hubo reducción de casos del personal de la salud a mitad de enero. En febrero ya estaba vacunado casi todo el personal de la salud, y no hemos tenido casos de médicos o enfermeros con COVID-19”, contó a Infobae Carolina Subirá, infectóloga y coordinadora del área de Calidad y Seguridad del Paciente del Sanatorio Parque en Rosario.

Los trabajadores de la salud fueron considerados población estratégica por el Ministerio de Salud de la Nación a la hora de armar el plan de vacunación para desacelerar la pandemia y reducir el número de muertes. Son un grupo clave para sostener adecuadamente el funcionamiento y la respuesta del sistema sanitario. También se consideró el nivel de exposición al que se enfrentaban. En noviembre de 2020, el personal de la salud representaba el 4,4% sobre el total de casos confirmados de COVID-19 en todo el país.

En diciembre, se había estimado en base al Registro Federal de Personal Sanitario que se iban a vacunar inicialmente 763.000 trabajadores de la salud en Argentina
REUTERS/Agustin MarcarianEn diciembre, se había estimado en base al Registro Federal de Personal Sanitario que se iban a vacunar inicialmente 763.000 trabajadores de la salud en Argentina REUTERS/Agustin Marcarian

De acuerdo al monitor público de vacunación, hoy miércoles 3 de marzo ya se habían realizado 890.221 aplicaciones en el personal de la salud. Pero no se especifica cuántos corresponden a la primera y a la segunda dosis. En el plan original, se había estimado en base al Registro Federal de Personal Sanitario que se iban a vacunar inicialmente 763.000 trabajadores de la salud.

En la provincia de Buenos Aires, el titular de la cartera de Salud, Daniel Gollan, había informado el martes que el 95% del personal de la salud se ha inscripto para recibir la vacuna. Ya le aplicaron la vacuna a 200.000 de los 231.264 registrados. El funcionario dijo que durante los próximos meses “el personal de salud estará protegido para atender la demanda de urgencia”. La vacunación hará “que no se nos caigan las guardias cada vez que haya un caso en el personal”, agregó. Adelantó que este año el protocolo para el personal de salud será diferente. Están haciendo un estudio en el personal de salud sobre el impacto de la vacunación. “El 8% se podría enfermar aunque haya recibido la vacuna, pero sería de una forma leve. Por eso, será necesario seguir con los cuidados”, expresó Gollan.

En cambio, desde la perspectiva de la doctora Silvia González Ayala, profesora de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata y miembro del Comité Institucional de Revisión de Protocolos de Investigación del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata, hay que mantener cautela sobre la evolución de la pandemia y el impacto de la vacunación. Le dijo a Infobae: “El 29 de diciembre se empezó a vacunar con la primera dosis en el personal de la salud de la Argentina. Es esperable que los casos confirmados de COVID-19 y los fallecimientos bajen por el impacto de la vacunación en ese grupo priorizado”.

Ya hay transmisión comunitaria en la Argentina de las variantes del coronavirus que fueron detectadas en el Reino Unido y en Río de Janeiro, Brasil, según relevó el Consorcio PaísYa hay transmisión comunitaria en la Argentina de las variantes del coronavirus que fueron detectadas en el Reino Unido y en Río de Janeiro, Brasil, según relevó el Consorcio País

De acuerdo con González Ayala, “la vacunación en los grupos priorizados viene lento. Ya se distribuyeron 2.231.310 dosis, pero aún solo se aplicaron 1.181.292 dosis. Considero que hay que hacer un shock de vacunación para evitar la circulación local de las variantes de preocupación”. En el caso de la vacuna Sputnik, su eficacia es del 85% con la primera dosis. Con la segunda dosis, la eficacia llega al 91,6%.

La preocupación de la doctora González Ayala está en el potencial avance de nuevas variantes que podrían limitar la eficacia de las vacunas. “Hay que tener en cuenta que las vacunas podrían no cubrir todas las variantes que aparezcan. Por ejemplo, la vacuna de AstraZeneca solo protege en el 22% en los casos de infección por la variante de Sudáfrica. Con respecto a la variante de Manaos, aún no se sabe. Esto significa que se necesita que la vacunación avance más rápido para desacelerar la propagación de las variantes, y evitar que se reduzca la eficacia de las vacunas”.

Ya hay transmisión comunitaria en la Argentina de las variantes del coronavirus que fueron detectadas en el Reino Unido y en Río de Janeiro, Brasil, según relevó el Consorcio País, que depende del Ministerio de Ciencia de la Nación. Se trata de casos confirmados de COVID-19 que no tenían antecedentes de viajes.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus: la OMS publicó nuevas recomendaciones sobre el uso de barbijos de tela

Publicado

on

Por

El organismo aconseja usar los de tres capas y sin válvulas. Las desventajas de ponerse dos a la vez.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó este miércoles varios consejos sobre el uso de barbijos de tela durante la pandemia de coronavirus, en los que, entre otras cosas, recomendó la utilización de las que tengan triple capa y sin válvulas.

De las tres capas, la interior en contacto con la boca debería ser de algodón absorbente, la intermedia de polipropileno, y la exterior podría ser también de polipropileno o de un poliéster resistente a la humedad, explicó la OMS en su informe epidemiológico semanal.

La organización también recomienda examinar el envase del barbijo para comprobar si ha sido probado en laboratorio, si garantiza al menos un 70 por ciento de filtración de pequeñas gotas, y si conserva sus propiedades durante al menos cinco lavados.

Por otro lado, la OMS subraya que no solo debe tenerse en cuenta la capacidad de filtración de las mascarillas, sino su adaptación a la cara: deben cubrir la nariz, la boca y la barbilla sin dejar aberturas y a la vez permitir respirar bien.

En este sentido, el organismo advierte que usar dos mascarillas de tela a la vez puede conllevar ciertos riesgos, ya que podría dificultar tanto la respiración del usuario que lo obligaría a quitársela cada determinado tiempo para recobrar el aliento.

Las mascarillas de tela, no médicas, deben ser guardadas en bolsas de plástico u otros envoltorios seguros antes o después de su uso, y lavarse con jabón o detergente, preferiblemente a 60 grados.

Como alternativa, se puede lavar con agua a temperatura ambiente y jabón, aunque a continuación la OMS recomienda dejar la mascarilla en agua hirviendo durante un minuto.

Seguir leyendo

Coronavirus

Un nuevo estudio a gran escala sobre la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer confirmó que tiene una efectividad superior al 90% para prevenir casos graves

Publicado

on

Por

La información se desprende de los resultados observados en más de medio millón de personas inoculadas en Israel. La cifra fue del 62% para los que habían recibido la primera dosis

Un nuevo estudio a gran escala de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer confirmó que tiene una efectividad superior al 90 por ciento a la hora de prevenir casos graves de la enfermedad.

En concreto, la cifra fue del 92 por ciento en este tipo de casos luego de recibir dos dosis, y del 62 después de una. También mostró que el riesgo de muerte se redujo en un 72 por ciento en las primeras dos o tres semanas después de recibir la primera vacuna. Y la cifra podría subir a medida que la inmunidad colectiva continúe creciendo.

En cuanto a la capacidad de prevenir hospitalizaciones, las cifras fueron: 74 por ciento luego de una dosis y 87 después de la segunda y de 46 y 92 por ciento respectivamente a la hora de evitar la infección por completo. También reportaron un 94 por ciento para prevenir el desarrollo de síntomas.

La información fue recabada a partir de los resultados observados en más de medio millón de personas que fueron inoculadas en Israel, el país que ha vacunado al mayor porcentaje de su población a nivel global y ha usado exclusivamente el inmunizante desarrollado por ese laboratorio.

La información fue igual de alentadora para las personas mayores de 70 que para los demográficos menores. En Israel, más de la mitad de la población ha recibido la primera dosis de la vacuna y el 34,7 por ciento ya tiene ambas en su organismo, según la agencia Bloomberg, que compila información de las campañas de inmunización a nivel global.

Una mujer recibe una vacuna contra el COVID-19 en Israel. (AP Photo/Sebastian Scheiner)Una mujer recibe una vacuna contra el COVID-19 en Israel. (AP Photo/Sebastian Scheiner)

“Se trata de la primera prueba validada por pares de la eficacia de una vacuna en las condiciones del mundo real”, declaró a la agencia AFP Ben Reis, uno de los coautores del estudio, publicado este miércoles el el New England Journal of Medicine.

En paralelo, el doctor Gregory Poland, de la Clínica Mayo en Estados Unidos, le dijo a The Associated Press que los resultados son “inmensamente tranquilizadores”. “Más de lo que esperaba”, expresó.

El informe podría alentar a las autoridades a demorar la aplicación de la segunda dosis de la vacuna para aumentar la cantidad de personas que reciban al menos una. “Preferiría que 100 millones de personas reciban una a que 50 millones reciban dos”, dijo a AP el doctor Buddy Creech, de la univerisdad de Vanderbilt. “Creo que es una estrategia muy aceptable a considerar”, expresó por su parte Poland.

El estudio, llevado a cabo por científicos del instituto Clalit y la Universidad Ben-Gurion, comparó las estadísticas de más de medio millón de personas que habían sido inoculadas durante diciembre o enero con una cantidad equivalente de otras que no lo habían sido. Ninguna de ellas había contraído la enfermedad. 41 personas murieron en total, y 32 de ellas pertenecían al grupo que no había recibido la vacuna.

Adultos mayores vacunados muestran sus "pases verdes", que los habilitan a realizar distintas actividades en el país. Foto: REUTERS/Amir CohenAdultos mayores vacunados muestran sus “pases verdes”, que los habilitan a realizar distintas actividades en el país. Foto: REUTERS/Amir Cohen

Las cifras son consistentes con el 95 por ciento de efectividad que el laboratorio había reportado en sus estudios de fase tres, y que llevaron a distintas autoridades regulatorias a lo largo del mundo a aprobar y comenzar a aplicar la vacuna.

Otro estudio del ministerio de Salud del país de Medio Oriente fue aún más alentador: informó que la vacuna posee una efectividad del 98,9% para prevenir la muerte, un 99,2% de protección contra enfermedades graves, reduce la morbilidad en un 95,8% y disminuye la posibilidad de hospitalización en un 98,9%.

Dado el éxito de la campaña, Israel ha reabierto gran parte de sus actividades. Gimnasios, teatros, hoteles, conciertos y sinagogas registrados en su programa de “pasaportes verdes” ya pueden operar. El pasaporte verde se concede a quienes lleven una semana vacunados contra el coronavirus, o a las cerca de 740.000 personas recuperadas del virus que actualmente no tienen derecho a la vacuna.

Seguir leyendo

Más Vistos