Connect with us

Economia

El FMI afirmó que la economía argentina caerá el 5,7% este año, uno de los resultados más negativos de América latina

Publicado

on

En un informe, precisó que solo Venezuela y Ecuador tendrán recesiones más fuertes; se destacó que la economía global retrocederá 3% y que las medidas adoptadas para frenar los contagios son muy útiles para salvar vidas pero generan un costo importante a la producción

La Argentina registrará una recesión del 5,7% y una tasa de desempleo del 10,9% este año, según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que se dieron a conocer hoy, en un contexto de fuerte caída de toda la economía mundial.

Según el informe de Perspectivas Económicas Mundiales (WEO, según su sigla en inglés), el país presentará el tercer peor resultado después de Venezuela (15%) y Ecuador (-6,3%).

 La caída del PBI de la Argentina será superada solamente en la región por Venezuela y Ecuador, mientras que Paraguay mostrará el mejor panorama regional

La presentación del WEO representó hoy el primer acto de la asamblea de primavera del FMI y el Banco Mundial desarrollada desde Washington en forma virtual, debido a la pandemia del coronavirus.

Para explicarlo hablaron los economistas Gita Gopinath Gian Maria Milesi-Ferretti y Malhar Shyam Nabar.

El informe incluye malos pronósticos para todo el mundo, al considerar que la pandemia provocará la peor crisis desde la Gran Depresión de 1929. Por esta razón, la economía global caerá el 3%, Estados Unidos el 5,9%, la Eurozona el 7,7%, Japón el 4,8% y China apenas crecerá el 1,2%.

Los mercados emergentes en general caerán el 2,4% y América del Sur el 5%. Dentro de la región, el resultado más benigno será el de Paraguay con una recesión del 1 por ciento.

En el caso argentino, 2020 será el tercer año de recesión. Luego de una caída del 2,2% en 2019, la baja se estirará al 5,7% este año, aunque el escenario podría empeorar en forma sustancial si el contexto externo se mantiene bajo la actual incertidumbre y si en el país persiste la cuarentena obligatoria por mucho tiempo más.

Para 2021, se prevé una recuperación del 4,4% del PBI en el país, que permitiría recortar parte de la pérdida de este año, pero no en forma total.

Luego de que el FMI no publicara ninguna cifra sobre la Argentina en enero último, dado que se esperaba a ver cuál sería el programa del Gobierno, ahora se incluyeron algunas proyecciones, pero no la de inflación ni la del déficit de cuenta corriente.

Al respecto, un vocero del organismo indicó que “para Argentina, por motivo de las negociaciones de la deuda en curso con los acreedores privados, se excluyen del WEO las proyecciones fiscales, de deuda, servicio de deuda (interna o externa) y de inflación. Una vez concluido el proceso, se espera reanudar la publicación de dichas variables. Por razones similares también no se incluyeron algunos de estos datos para Líbano en esta edición del WEO”.

Las consultoras del sector privado prevén una suba de los precios del 40% para este año, aunque varias han alertado sobre los efectos de la creciente aceleración de la emisión monetaria sobre la inflación.

Venezuela volverá a exhibir los peores resultados de la región, con otro año de hiperinflación

Venezuela volverá a exhibir los peores resultados de la región, con otro año de hiperinflación

En el ranking regional, Venezuela se lleva la peor parte, aunque con cifras más leves que en 2019: una hiperinflación del 15.000 por ciento, frente al 19.000 del año pasado, y una recesión del 15%, luego de una previa del 35 por ciento.

Brasil, el principal socio comercial de la Argentina, presentará una recesión del 5,3% este año y una recuperación del 2,9% el próximo. Chile, -4,5% y 5,3%; Perú -4,5% y 5,2%; Bolivia -2,9% y 2,9%; Uruguay -3% y 5%; y México -6,6% y 3 por ciento, respectivamente.

Recuperación condicionada

La recuperación global en forma de “V” supone que sobre fin de año debería terminar la incertidumbre sobre la pandemia con un aplanamiento de los contagios y una certeza sobre su tratamiento y cura, según el FMI.

El jueves, el auditor regional, Alejandro Werner, brindará un panorama específico sobre la región. Allí seguramente explicará qué efecto puede tener la negociación de la deuda que lleva adelante el Gobierno sobre estas proyecciones, dado que seguramente la caída del 5,7% prevista para este año podría profundizarse si el país cayera en un default total.

Lo mismo ocurrirá con el escenario externo: Werner podrá explicar qué impacto tendrá si Brasil y China se recuperan como se espera en 2021, lo cual empujaría el precio de las principales materias primas que exporta el país.

Alejandro Werner, director del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el Hemisferio Occidental, explicará el panorama regonal

Alejandro Werner, director del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el Hemisferio Occidental, explicará el panorama regonal

Y, en el plano macroeconómico, habrá que ver si Werner responde sobre qué efecto puede tener el aumento de la emisión del BCRA sobre los precios, aunque el Fondo cree que esta crisis global tiene un carácter deflacionario en términos globales por la brutal caída de la oferta y la demanda.

En este sentido, los economistas del Fondo expresaron en el WEO que esta es una crisis sin precedentes, con una contracción mayor que en 2009 y la peor desde 1929 (cuando el PBI cayó 16% en tres años), aunque con la ventaja de una mayor interconexión para brindar respuestas globales de liquidez.

Para el FMI, la crisis actual representa la peor desde el estallido del crack financiero de 1929 en la bolsa de Nueva York, que provocó una caída del 16% en el PBI entre 1929 y 1932

Para el FMI, la crisis actual representa la peor desde el estallido del crack financiero de 1929 en la bolsa de Nueva York, que provocó una caída del 16% en el PBI entre 1929 y 1932

“La pérdida de producción asociada con esta emergencia de salud y las medidas de contención relacionadas probablemente empequeñecen las pérdidas que desencadenaron la crisis financiera mundial. Segundo, como en una guerra o una crisis política, continúa la incertidumbre severa sobre la duración e intensidad del problema. En tercer lugar, en las circunstancias actuales hay un papel muy diferente para la política económica”, indicaron.

“En las crisis, quienes formulan políticas intentan alentar la actividad económica estimulando la demanda agregada tan rápido como es posible. Esta vez, la crisis es en gran medida la consecuencia de las medidas de contención necesarias. Esta hace que la actividad estimulante sea más desafiante y, al menos para los sectores más afectados, indeseable”, advirtieron.

“El pronóstico para la economía global presentado en este informe refleja nuestra comprensión actual del camino de la pandemia y las medidas de salud pública requeridas para frenar la propagación del virus, proteger vidas, y permitir que los sistemas de atención de la salud hagan frente a este fenómeno”, aclaró el Fondo de inmediato.

“Es muy probable que este año la economía mundial experimentará su peor recesión desde el Gran Depresión, superando lo visto durante el mundo crisis financiera hace una década. The Great Lockdown, como se podría llamar, se proyecta que reducirá el crecimiento global dramáticamente. Se proyecta una recuperación parcial para 2021, con tasas de crecimiento de tendencia por encima, pero el nivel del PBI permanecerá por debajo de la tendencia anterior al virus, con una considerable incertidumbre sobre la fuerza del rebote”, explicó.

De todos modos, aclaró que es posible que haya “resultados de crecimiento mucho peores” si la pandemia se mantiene y, por lo tanto, se extiende la parálisis económica para frenarla.

 El Fondo aclaró que estos pronósticos pesimistas podrían empeorar si la pandemia se mantiene y, por lo tanto, se extiende la parálisis económica para frenarla

Si esto ocurriera, se explicó, “esta crisis deberá abordarse en dos fases: una fase de contención y estabilización seguida de la fase de recuperación. En ambas fases, salud pública y las políticas económicas tienen papeles cruciales que desempeñar. Las cuarentenas, los bloqueos y el distanciamiento social son críticos para ralentizar la transmisión, dándole al sistema de salud tiempo de manejar el aumento de la demanda de sus servicios y ganar tiempo para que los investigadores intenten desarrollar terapias y una vacuna”.

Estas decisiones, aclaró, “pueden ayudar a evitar un caída aún más severa y prolongada en la actividad y prepara el escenario para la recuperación económica”.

Apoyo clave a la Salud

En la línea de fuego debe estar la asistencia para los profesionales de la salud, “subsidios de educación para sus familias o generosos beneficios para sobrevivientes”.

“Mientras la economía está cerrada, los responsables políticos tendrán que asegurarse de que las personas puedan cumplir con sus necesidades y que las empresas pueden recuperar una vez que pase la fase aguda de la pandemia”, explicó el organismo que conduce Kristalina Georgieva.

“Esto requiere importantes medidas fiscales, monetarias y financieras específicas para mantener los lazos económicos entre los trabajadores y empresas y prestamistas y prestatarios, manteniendo intacto la infraestructura económica y financiera de la sociedad”, aclaró.

Al respecto, se destacó que es “alentador que los encargados de formular políticas en muchos países aceptaron este desafío sin precedentes adoptando rápidamente una amplia gama de medidas”. Georgieva había destacado las medidas que tomó el Gobierno en este sentido.

La directora gerente del FMI había elogiado las medidas adoptadas por la Argentina para frenar los contagios por el coronavirus
La directora gerente del FMI había elogiado las medidas adoptadas por la Argentina para frenar los contagios por el coronavirus

En particular, mencionó que el “amplio estímulo y facilidades de liquidez para reducir el estrés sistémico en el sistema financiero puede elevar la confianza y evitar una contracción aún más profunda de la demanda al limitar la amplificación del choque a través del sistema financiero y ser un refuerzo para la eventual recuperación económica”.

A la vez, “las acciones rápidas y significativas de varios bancos centrales han sido críticos y han evitado una caída aún más brusca de los precios de los activos y la confianza”. En particular, ha sido relevante “la activación y establecimiento de líneas de intercambio entre los principales bancos centrales para proporcionar liquidez internacional”.

Gopinath dijo en la conferencia de prensa desarrollada para presentar el WEO que “si la pandemia se disipara en el segundo semestre, la proyección es que 2021 el mundo crecería 5,8%, por debajo de lo esperado antes de la pandemia. Es una crisis de la que ningún país quedó a salvo”.

En cambio, si la expansión del virus persistiera todo el año, la caída del 3% prevista para este año se duplicaría.

Además, consideró que la disyuntiva entre economía y salud es “falsa”. “Los países deben seguir priorizando recursos para salvar vidas y que todos los países tengan acceso a las vacunas cuando estas ya estén desarrolladas”.

“Hay algunas señales esperanzadoras de que el virus puede llegar a su fin; las medidas de distanciamiento están produciendo efecto. Pero mientras tanto, las medidas de contención de daños deben continuar”, aclaró.

 Hay algunas señales esperanzadoras de que el virus puede llegar a su fin, pero mientras tanto las medidas de contención de daños deben continuar

En el WEO se indicó que “el panorama económico será alterado significativamente durante la crisis y posiblemente más, con mayor participación del gobierno y los bancos centrales en la economía”, indicó el organismo, menos dogmático que en el pasado ante el fenomenal desafío que enfrenta el mundo entero.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Economia

Aumento de la luz: cuáles son los artefactos que más consumen y cómo bajar su impacto en la factura

Publicado

on

Por

Desde desenchufar cargadores y electrodomésticos que no estén en uso hasta utilizar programas cortos para lavarropas y lavavajillas, consejos y claves para corregir malos hábitos y evitar gastos de más.

El Gobierno autorizó dos aumentos en el año para las tarifas de electricidad de Edenor y Edesur, para los clientes del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El primer incremento fue del 9% y comenzó a regir en mayo. Aún resta definir cuándo será el siguiente. 

En verano, la luz aumenta por el uso de ventiladores y aires acondicionados. En invierno, por los calefactores y las estufas eléctricas. Todo el año se utiliza la electricidad, pero cada persona o familia la consume de forma diferente. En cualquier caso, existen malos hábitos que conviene desechar, y algunos tips a tener en cuenta para optimizar el consumo y no gastar de más.

¿Qué es el “consumo fantasma”?

También llamado “stand by”, es el modo de espera que tienen los distintos artefactos eléctricos para reactivar sus funciones de forma más rápida. Es decir, es el consumo de energía que realizan estos aparatos cuando están apagados y no los estamos utilizando, pero siguen enchufados a la corriente eléctrica.

El 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo ´stand by' . Foto: Archivo Clarín

El 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo ´stand by’ . Foto: Archivo Clarín

Se calcula aproximadamente que el 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo “stand by”.

“Si bien un cargador de un celular consume, es muy poco, si todos los productos eléctricos que están en el hogar estuvieran encendidos todo el tiempo consumirían mucho más, y entonces sí podría hacer una diferencia significativa”, explicó a Clarín la asesora de la Comisión Defensa del Consumidor de la Legislatura porteña, Carolina Suárez.

¿Cuáles son los artefactos que generan consumo fantasma?

  • Televisor
  • Decodificador de TV
  • Consola de videojuegos,
  • Teléfono inalámbrico,
  • Lámparas de mesa
  • Cargadores de celular
  • Computadora de escritorio o laptop
  • Impresora
  • Microondas
  • Lavadora
  • Secadora
  • Horno eléctrico

¿Cómo reducir el consumo fantasma?

  • Desenchufar cargadores de computadoras y teléfonos celulares cuando no estén en uso.
  • Desconectar las lámparas de las mesitas de noche cuando no sean utilizadas.
  • Apagar el monitor de la computadora de escritorio además del CPU .
  • Apagar el televisor y su decodificador.
  • Utilizar electrodomésticos con Eficiencia Energética A, A +, A ++, A +++, que son los que mejor aprovechan la energía. 
  • Apaga el ruter o módem de Internet si estás fuera del hogar.

Por otro lado, la especialista en consumo también hizo referencia a los electrodomésticos que más consumen en el hogar y que suponen prácticamente la mitad de la energía que se utiliza en este, aproximadamente 44% de la factura de la luz se va en su uso.

¿Cuánto consume cada electrodoméstico de tu hogar?

Tras los ajustes en la tarifa de luz, Edenor actualizó la herramienta de simulación https://simulador.edenor.com diseñado para calcular el valor estimado de las facturas en base al uso de los electrodomésticos del hogar.

“El diferencial de la herramienta es que los usuarios pueden seleccionar, por categoría, los electrodomésticos de sus hogares y las horas de uso de cada uno y aprender cuáles son los que más consumen”, indicaron desde la empresa de distribución eléctrica.

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. A partir de ahora, al seleccionar un equipo de aire se podrá determinar la clase de eficiencia energética, la temperatura de uso y la cantidad de horas por día que es utilizado.

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. Foto: Archivo Clarín

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. Foto: Archivo Clarín

“Poder interactuar al detalle con los equipos de aire servirá para obtener un estimado de consumo, similar al real. Así cada cliente podrá apreciar el beneficio económico que radica en contar con una temperatura de refrigeración igual o mayor a 24 ° con un etiquetado clase A”, detallaron de Edenor.

Además del aire acondicionado, estos son los electrodomésticos que consumen más electricidad en el hogar:​

. Heladera: Es uno de los electrodomésticos que gasta más energía, en especial si se guarda la comida aún caliente o se ubican objetos a altas temperaturas a su lado.

Televisor: En este caso dependerá del tiempo que esté encendido, pero durante el aislamiento, la gente suele tener la tele prendida mucho más tiempo, lo cual representa el 12% de consumo del hogar.

Computadora: Puede llegar a consumir en promedio 7,4% de electricidad de una casa. El modo “ahorro de energía” puede ser una alternativa para no pagar tanto por ella, así como los salvapantallas.

Lavarropas: Necesita bastante energía para trabajar y puede representar alrededor de un 11% del consumo. Si encima se usa agua caliente, el gasto de energía puede aumentar un 80%. En la medida de lo posible, será mejor lavar con agua fría y utilizar programas cortos.

Horno: Aunque no se use muy seguido, es uno de los electrodomésticos que más energía gasta por la combinación de generación de calorías y tiempo de preparación de una comida. Consumen entre 800 y 1.200 W por hora, según el modelo.

Lavavajillas: El promedio de gasto de este electrodoméstico es de 6% del consumo de una casa. Al igual que el lavarropas, los ciclos de lavado y la temperatura tendrán mucho que ver con un consumo de energía regular y alto.

Pequeños electrodomésticos: Otros aparatos como el microondas, la cafetera, la aspiradora o la plancha también producen un gran consumo. A pesar de tener una baja potencia, pueden llegar a representar hasta el 27% del gasto total del sector energía en de una vivienda.

Seguir leyendo

Economia

El gas sube 6% a fin de mes y se estudia otro aumento para después de las elecciones

Publicado

on

Por

En la luz ya se dispuso un decreto con suba del 9% en Buenos Aires y el conurbano. En el caso del gas alcanza a todo el país y rige desde junio.

El aumento en las tarifas de gas será del 6% y se oficializará hacia fin de mes. El incremento regirá en todo el país desde junio. El próximo mes también se sentirá el incremento del 9% en distribución eléctrica (luz), aunque este nivel de aumento solo rige para Buenos Aires.

El aumento del 9% en luz será el “único”, según explican en el Gobierno,dejando claro que se adoptará la postura de Federico Basualdo, el subsecretario de Energía Eléctrica, postergando el deseo de una recomposición del 15% que sostenía el ministerio de Economía, que también pensaba en dos subas.

En gas, quedó abierta una posibilidad que haya otro incremento, aunque después de las elecciones. La secretaría de Energía -que depende del ministerio de Economía- puede buscar una recomposición de una parte de la tarifa. Pero, para aplicarla, el Enargas (el ente regulador) debe convocar a una audiencia pública.

Aunque Economía puede tratar de impulsar ese aumento en cualquier momento, todo indica que será después de las elecciones.

El proceso de recomposición de las tarifas de gas, que será del 6%, estará listo para la última semana de mes, según estima Federico Bernal, interventor del Enargas. “Ya está el OK de las distribuidoras, ahora falta el proceso de trámites internos dentro del Poder Ejecutivo nacional”, puntualiza.

La recomposición de tarifas de gas arrancó su proceso antes que la de distribución eléctrica. La secretaría de Energía y el Enargas celebraron sus audiencias públicas a mediados de marzo, mientras que el Enre lo hizo a fin de ese mes. Sin embargo, en distribución eléctrica ya se implementó a través del Boletín Oficial, mientras que en gas eso no sucedió.

La explicación reside en que hubo “falta de acuerdo” entre el Enre y la secretaría de Energía Eléctrica, que gestionaban el aumento de luz, con las distribuidoras (Edesur y Edenor). Por esa ausencia de concordancia, el Poder Ejecutivo salió con un decreto que estableció su posición. En gas, en cambio, habrá acuerdo con las licenciatarias, según fuentes oficiales, y no hará falta que un decreto salde los desacuerdos entre las partes.

En distribución eléctrica, el Poder Ejecutivo salió del procedimiento establecido, en parte por los desacuerdos entre el ministro de Economía (Martin Guzmán) y el subsecretario Basualdo. El secretario de Energía Darío Martínez depende de Guzmán y Basualdo es su segundo. Sin embargo, los intentos de Economía de desplazar a Basualdo chocaron contra el férreo respaldo del Instituto Patria (que solo responde a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner) a ese funcionario. Basualdo continuará con sus funciones, y este miércoles se mostró en una reunión con sindicatos.

Federico Basualdo, sociólogo de profesión, estuvo en el Enre en la segunda gestión de Fernández de Kirchner como presidente. Eduardo, su padre es un historiador y economista muy escuchado por la vicepresidenta y La Cámpora.

“En las tarifas de gas, estoy cumpliendo a rajatabla el decreto de necesidad y urgencia 1020 (inicio de la renegociación de las revisión tarifaria integral para prestadores de servicios públicos) y el marco regulatorio”, dice Bernal.

El aumento del 6% en el gas también será el único que alcanzará a transporte y distribución, es decir las empresas que llevan gas a hogares y comercios. Pero Economía puede decidir un incremento por el precio del gas en si mismo (el nombre técnico es PIST).

A través de la boleta, los clientes pagan una parte del costo del gas que consumen. El resto lo subsidia el Gobierno. Si Economía quiere que los usuarios paguen mayor proporción del costo del gas (para achicar las subvenciones), puede proponerlo a través de la secretaría de Energía. De allí se convoca a una audiencia pública. “El traspaso o no a tarifa se define a partir de la audiencia pública y un estudio del precio del gas, conforme lo establece la reglamentación de la ley 24.076 (marco regulatorio del gas)”, expresa Bernal.

Las tarifas de luz de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano estuvieron congeladas desde febrero de 2019 hasta mayo de 2021. Las de gas no tienen aumentos desde abril de 2019, pero lo tendrán en mayo de 2021.

Desde Economía dejaron trascender que la disconformidad con Basualdo tenía que ver con la falta de elaboración de “subsidios segmentados”. Sin embargo, entre los reguladores específicos se refuta que esas planillas (y simulaciones de quita de subsidios) fueran hechas y están en Jefatura de Gabinete.

En su campaña electoral que lo llevó a la presidencia, el Frente de Todos prometió una postura contraria a la adoptada por la administración anterior, que autorizó fuertes aumentos en tarifas. El congelamiento de tarifas es una de las razones que acercó a ciertos sectores de clase media al Frente de Todos.

Federico Basualdo parece ser hoy una pieza clave en el esquema energético actual. Los Basualdo conforman una familia exitosa. Su hermano Eduardo (mismo nombre que el padre) es un exitoso artista plástico, ganador de múltiples premios. Sus bisabuelos eran los duelos de lo que hoy se conoce como el Palacio Ortiz Basualdo, sede actual de la embajada de Francia.

Seguir leyendo

Economia

Los aumentos de tarifas en la luz y el gas llegan en las facturas de mayo y se pagarán en junio

Publicado

on

Por

Las audiencias públicas y los desacuerdos en el Gobierno postergan el plazo previsto originalmente, que era abril.

Los aumentos en las tarifas de servicios públicos estaban previstos para abril. Sin embargo, no llegarán hasta mayo, según explicaron fuentes oficiales a Clarín. Una de las razones es que las audiencias públicas se hicieron a mediados de marzo y fines de ese mes, y los reguladores necesitan un tiempo para procesar lo allí volcado. La otra es que subsisten desacuerdos internos sobre el nivel de incremento de tarifas.

La secretaría de Energía realizó una audiencia pública para el precio del gas que pagará a los productores el 15 de marzo. Al día siguiente, Enargas hizo lo propio, donde escuchó los pedidos de recomposiciones tarifarias de las distribuidoras. Eso fue a mediados de marzo. Federico Bernal, titular del Enargas, ya había anticipado que creía que no llegaría a tener nuevos cuadros tarifarios para el primer día de abril. Ahora, desde esa dependencia apuntan a fines de abril o comienzos de mayo.

En el caso de distribución eléctrica, la competencia del Enre es sobre las tarifas de Edesur y Edenor, que operan en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Sus audiencias se hicieron el 29 y 30 de marzo. Las empresas también solicitaron recomponer sus márgenes de distribución. El cuadro tarifario recién estará en mayo, según fuentes oficiales.

Si los cuadros tarifarios llegan en mayo, se estima que los hogares y los comercios recién comenzarán a pagarlo en junio. De esa forma, el Gobierno lograría escalonar el impacto de los aumentos energéticos, a uno por mes. Entre marzo y mayo, habrá tres subas en los precios de combustibles (ya la hubo en marzo y el fin de semana llegaría la de abril). En mayo llegaría el último retoque en surtidores. Para esa fecha, quizás ya estén los nuevos cuadros tarifarios, pero los usuarios recién tendrán que pagarlo en octubre.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, apuntó a dos subas de los servicios, una por cada semestre. Soledad Manin, interventora del Enre (distribución eléctrica) también mencionó esa posibilidad. Pero Bernal (Enargas) se opone, ya que es partidario de un único aumento.

Además, el ministro ve un rango de aumentos de entre 30% y 40%, mientras que los interventores se vuelcan a una franja del 7% al 9%.

Ese desacuerdo entre funcionarios también se traslada al nivel de subsidios energéticos, para mantener las tarifas bajas. Guzmán lo definió en un 1,7%. Los interventores de los entes reguladores creen que puede haber “reasignación de partidas” y modificar ese número.

El congelamiento de tarifas está en un limbo legal, según ex funcionarios y abogados especialistas en Energía. La primera ley que frenó todo aumento de tarifas (de diciembre de 2019) duró 6 meses y luego fue prorrogada vía decreto por otros seis meses. Después, hubo otro decreto de necesidad y urgencia (número 1020/20) que concedió 90 días más. Pero eso también venció.

“Sería deseable que quien vino a cumplir la Constitución Nacional y la ley del gas (como lo dijo en la audiencia pública de la semana pasada) cumpla con la ley 24.076 [de regulación de las concesiones de gas]. Lo mismo aplica para la interventora del ENRE (Soledad Manín) y la ley 24.065 [regulación de las concesiones eléctricas]. En ambos casos se trata de un incumplimiento de los deberes de funcionario público”, explicó Juan José Aranguren, ex ministro de Energía.

“El mantenimiento sigue de facto, hasta que entre a regir la tarifa de transición. Hubiera sido mejor que se hubiera extendido, por supuesto”, razona un funcionario de la actual administración.

Al nuevo régimen tarifario “deberían haberlo tenido listo -con audiencias previstas anticipadamente-, para que entrara en vigor a la finalización del plazo de 90 días del decreto que congeló tarifas. Tendrían que haberlo tenido listo el día 91”, según Aranguren.

El artículo 11 del último decreto presidencial al respecto (del que se aferran los actuales responsables) hablaba de mantener las tarifas actuales por 90 días corridos o hasta que entren en vigencia “los nuevos cuadros tarifarios transitorios resultantes del Régimen Tarifario de Transición para los Servicios Públicos (…) lo que ocurra primero”.

Seguir leyendo

Más Vistos