Connect with us

Economia

El Gobierno congeló las tarifas de telefonía fija y móvil, Internet y TV por cable hasta el 31 de agosto

Publicado

on

La decisión incluye también la prestación de servicios complementarios para aquellos usuarios que no pueden pagar las tarifas. Las empresas del sector se comprometieron a no despedir personal hasta esa fecha

El Gobierno dispuso el congelamiento de las tarifas de telefonía, celular y fija, acceso a Internet y televisión por cable hasta el próximo 31 de agosto. El anuncio fue formulado por Claudio Ambrosini, titular del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

La medida, según explicó el funcionario, fue tomada con el acuerdo de las compañías del sector, las que a su vez se comprometieron a no despedir a nadie de su personal hasta la misma fecha.

“El Poder Ejecutivo resolvió, con el acuerdo de las partes, suspender los aumentos de tarifas de la telefonía celular, telefonía fija, Internet al hogar y televisión paga hasta el 31 de agosto. Es una medida que va a aliviar a todos los argentinos, ya que en estos momentos de pandemia se ha determinado que la comunicación se considere un servicio esencial. Estamos muy contentos de haber arribado a esta solución,” señaló Ambrosini.

La resolución, destacó el funcionario, se produjo tras una reunión en la que participó el presidente Alberto Fernández. “Estamos muy conformes con lo que se ha resuelto y creemos que va a ser en beneficio de nuestro país”, agregó

Asimismo, la decisión de no tocar las tarifas se complementó con otras para aquellos que no pueden afrontar las facturas actuales, aún con el congelamiento.

“Para quienes no puedan acceder a seguir pagando ese servicio, hemos implementado servicios complementarios, muy similares al que tenían, en servicios pospagos, prepagos e Internet al hogar, con lo cual el paquete de medidas cubren todas las necesidades para estos momentos,” dijo Ambrosini.

Según se informó, se pondrán a disposición de los usuarios “planes inclusivos” de telefonía e Internet móvil de pospago, de prepago móvil y de Internet fijo, destinados a todas las personas que soliciten el beneficio, con un precio fijo hasta el 31 de octubre. “El objetivo de los mismos es que las personas que atraviesan dificultades económicas durante la cuarentena puedan cambiarse de plan y acceder a un servicio que garantiza la conectividad a un precio accesible” explicó el Gobierno a través de un comunicado.

Dichos planes deberán cumplir una prestación que consistirá en al menos 500 MB de datos; el uso de aplicaciones de mensajería -solo texto-(WhatsApp, Telegram, Facebook Messenger); 500 mensajes de texto (SMS); 300 minutos de llamadas en la red del mismo prestador y 50 minutos en redes de otros prestadores, 0800 gratis, navegación gratuita en portales educativos para el caso de la Telefonía e Internet Movil de Pospago.

Para los servicios de prepago móvil, incluirá las mencionadas aplicaciones de mensajería, solo en su modalidad de texto; 300 mensajes de texto (SMS); 100 minutos de llamadas en la red del mismo prestador y 50 minutos en redes de otros prestadores; 0800 gratis, navegación en portales educativos gratis.

Los planes también pemitirán navegar a una velocidad de 5 Mbps en el servicio de Internet fijo. También se dispuso extender el beneficio del “servicio reducido”, que garantiza la conectividad de usuarios con sistema prepago de telefonía móvil e internet. Todos estos servicios quedarán en funcionamiento con el mismo precio hasta hasta el 31 de octubre de 2020.

“Este acuerdo se suma a las medidas dispuestas por el gobierno nacional para garantizar la conectividad y el pleno acceso a la información necesaria de toda la ciudadanía, motivo por el cual tecnologías de la información y la comunicación (TIC) fueron declaradas una actividad esencial en el marco de la pandemia”, explicó el Enacom.

A través del decreto 311, del 24 de marzo, el gobierno dispuso para todos los servicios públicos la prohibición de aumentar las tarifas y de hacer cortes por falta de pago durante 180 días en el caso de sectores de bajos ingresos. El congelamiento, que en esa primera etapa se aplicó hasta el 30 de abril, luego fue extendido hasta fin de mayo por el decreto 426 y ahora se decidió que continúe vigente hasta fin de agosto.

En concreto, la primera norma estableció que por 180 días no se pueden interrumpir los servicios de los usuarios exceptuados en caso de mora o falta de pago de hasta 3 facturas, consecutivas o alternadas, que hayan tenido vencimientos desde el 1° de marzo de 2020 en adelante. La medida comprendió ademas a los usuarios con aviso de corte en curso. En los casos de telefonía fija o móvil, Internet y TV por cable, el decreto dispuso que una vez producida la mora las empresas están obligadas a mantener un servicio reducido.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Economia

Martínez: “Estamos analizando un plan específico para exportar gas a Chile”

Publicado

on

Por

El secretario de Energía anunció que analizan ampliar los mercados de exportación de gas, además de Chile y más allá del Plan GasAr. Confirmó gestiones para avanzar con un gasoducto de Vaca Muerta a Brasil.

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínezreveló que ya inició contactos con su par de Chile, Juan Carlos Jobet, para acordar un plan de exportación de gas a Chile y confirmó las gestiones en marcha para vender gas de Vaca Muerta a Brasil.

“Hoy tenemos un declino importante, por eso se lanzó el Plan GasAr a cuatro años, lo que da una horizonte y previsibilidad a la industria, con un precio que nos va a permitir frenar el declive y volver a un valor de producción, que nos dé la posibilidad de no importar tanta energía, lo que se traduce en ahorro fiscal y de divisas, a lo que también se suman la reactivación de los puestos de trabajo”, describió el funcionario durante una entrevista realizada en el ciclo “Energía, presente y futuro”, organizando por Ámbito Debate.

Martínez aclaró que el Plan Gas 4 incluye la producción convencional, no convencional y offshore y anticipó una alta adhesión de las empresas productoras. “Entendemos que toda la industria va a entrar. Quizá no es el mejor esquema que podían buscar para encontrar gran rentabilidad en el corto plazo, pero eso es un error que no debemos volver a cometer. El corto plazo es un error, incluso, para el que accede a ese beneficio, porque los grandes beneficios en el corto plazo no son sostenibles. Si le va bien a uno o dos jugadores, es porque algo mal hiciste, y tenés que dejar de hacerlo”, aseveró.

El Decreto 892/2020 de 11 páginas declara de interés público nacional y como objetivo prioritario la promoción de la producción del gas natural argentino, establece una subasta de 70 millones de m3 por día (modificables) y levanta el cepo cambiario para que empresas accedan a dólares frescos para realizar inversiones. Las licitaciones tendrán un precio máximo aproximado de u$s3,70 por millón de BTU. La diferencia entre lo que oferten y lo que finalmente se pague correrá por cuenta del Estado.

“Van a participar y va a haber competencia en la licitación. El que presente el precio más bajo va a recibir estímulos, como la prioridad en los contratos en firme para la exportación, que es una parte importante del negocio”, aseguró el secretario.

En ese marco, el exdiputado por Neuquén anunció que analizan ampliar los mercados de exportación de gas, además de Chile y más allá del Plan GasAr. “La producción de gas de Bolivia también está en declino, tanto para Argentina como para Brasil, y si en principios es un problema, es una oportunidad de vender gas a la industria del sur brasileño”, enfatizó sobre la posibilidad de unir con un gasoducto Vaca Muerta y Porto Alegre.

Mapa: Gasoducto Vaca Muerta Brasil, según la consultura Wood Mackenzie.

Mapa: Gasoducto Vaca Muerta Brasil, según la consultura Wood Mackenzie.

Según comentó Martínez, desde la Secretaría de Energía ya le solicitaron al canciller Felipe Solá y al embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, que dialoguen con los industriales brasileños para que analicen a qué precio se puede vender el gas a largo plazo, de acá a 15 años. “Eso justificaría una inversión para un gasoducto, que nos dé más gas en el país, y a su vez, llegar desde Argentina a la industria brasileña y resolver el problema que tiene con el declino boliviano”.

El secretario también confirmó la reanudación de exportaciones de gas a Chile y adelantó un nuevo plan estímulo para los interesados en este negocio. “Ahí no tenemos problemas de evacuación, como sí tenemos para llevar de Vaca Muerta a Brasil. Estamos analizando un esquema, un plan específico para exportar gas a Chile, utilizando la capacidad que tenemos de evacuación. Resuelto el declino de producción, no es un cuestión de largo plazo, sino de mediano plazo, que ya lo estamos trabajando”, afirmó.

Durante el primer semestre de 2019 se exportó un promedio de 5,9 millones de m3 diarios, sumando los envíos a Chile, Brasil y Uruguay. Para 2020 se preveía un volumen máximo de 10 millones de m3 diarios, pero la pandemia complicó los planes. Recién a fines de septiembre se retomaron las ventas con 6,7 millones diarios, pero la cifra promete crecer. En las últimas semanas se tramitaron al menos 14 pedidos para exportar gas al país vecino, que ahora la Secretaría de Energía debe aprobar. El sistema soporta hasta 20 millones por día, con gas de Vaca Muerta y Chubut.

Martínez ya se comunicó con el ministro de Energía de Chile, Juan Carlos Jobet, y el embajador argentino en Santiago, Rafael Bielsa, por este tema y prometió que en breve habrá nuevos anuncios. “Lo tenemos en carpeta y rápidamente haremos un encuentro. Tiene que ser una oportunidad para producir, que de rentabilidad, genere puestos de trabajo, divisas, regalías a las provincias, y para nosotros es muy bueno”, enfatizó.

Seguir leyendo

Economia

Cuánto perdieron las jubilaciones con los aumentos por decreto que reemplazaron la ley de movilidad

Publicado

on

Por

El Gobierno anunció un aumento del 5% para los haberes jubilatorios en diciembre, por lo que la jubilación mínima quedará en los $19.035. En todos los casos, si se toma en cuenta la ley de movilidad suspendida en diciembre, todos los jubilados perdieron poder adquisitivo

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, anunciaron un aumento del 5% para los haberes jubilatorios y asignaciones en diciembre, por lo que la jubilación mínima quedará en los $19.035 y el año culminará con un incremento del 35,5 por ciento.

“Hemos tomado la medida del aumento del 5% para las jubilaciones. Esto le da un incremento a las jubilaciones mínimas del 35,3% en lo que va del año. De este modo el 75% de los beneficios previsionales le ganan a la inflación”, aseguró Cafiero durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

“Estamos recomponiendo las pérdidas de los haberes jubilatorios que se arrastraban desde 2018 y 2019 que, en términos reales, fueron del 19% con la fórmula del gobierno anterior”, agregó el Jefe de Gabinete.

No obstante, si se tiene en cuenta el aumento que hubiesen percibido los haberes de los jubilados con la ley de movilidad suspendida en diciembre, en todos los casos los jubilados perdieron poder adquisitivo en comparación a los aumentos por decreto de este año.

En el caso de una persona que cobra la jubilación mínima, que en diciembre de 2019 fue de $14.068, el haber a fin de este año será de $19.035 con los aumentos por decreto (+35,31%), pero si se tiene en cuenta la fórmula suspendida le corresponderían $19.304, por lo que la pérdida sería de $269 (-1,4%), según detalló a Infobae el abogado previsionalista Adrián Tróccoli. Mientras que la pérdida a diciembre es de $5.772.

Aquellos jubilados y jubiladas que cobran dos mínimas recibieron en diciembre de 2019 $30.000, con los decretos de 2020 (+28,53%) pasarán a cobrar $38.558. De esta manera, la pérdida en relación a la ley de movilidad suspendida es de $2.607 ya que les hubiese correspondido cobrar $41.165. En tanto, la pérdida a diciembre es de $31.421.

Fuente: Adrían TróccoliFuente: Adrían Tróccoli

Los que percibieron $60.000 en diciembre de 2019, con las subas de 2020 pasarán a cobrar $75.320 (+25,53%). La diferencia con el haber que hubiesen cobrado con la ley suspendida es de $7.011 o 8,5% ya que les hubiese correspondido cobrar $82.331. En el acumulado a diciembre la pérdida es de $80.742.

Asimismo, quienes en diciembre de 2019 tenían una jubilación de 103.000, con los aumentos de 2020 pasarán a cobrar $128.011 (+24,28%), lo que significa que perdieron $13.324 o 9,4% si se considera que hubiesen percibido $141.334 con la ley de movilidad suspendida. En este caso, la pérdida a diciembre es de $151.435.

Cabe destacar que el de diciembre de este año será el último aumento por decreto que se dicta sobre los haberes jubilatorios antes del tratamiento del proyecto de ley de Movilidad Jubilatoria que el Gobierno enviará en los próximos días al Congreso y que establece una nueva fórmula de ajuste de jubilaciones.

Fuente: Adrián TróccoliFuente: Adrián Tróccoli

En ese sentido, Cafiero afirmó que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, está terminando de definir el proyecto y que “posiblemente en los próximos días, tal vez la semana próxima” sea enviado para su tratamiento.

“El ministro de Trabajo tiene que terminar de perfeccionar el proyecto para que dé inicio al debate legislativo. Las modificaciones son producto de un gran consenso y debate en la comisión, donde hubo más de 16 reuniones de 18 expertos”, señaló Cafiero.

El anuncio realizado por Cafiero y Raverta se concretó apenas unas horas después de que el presidente Alberto Fernández anticipara que en diciembre el Gobierno dispondrá un aumento en las jubilaciones y pensiones.

En diciembre va a haber una corrección de las jubilaciones, eso es seguro porque somos conscientes de que lo tenemos que hacer y además porque no queremos que las jubilaciones queden por debajo de la inflación. Ese es un compromiso que asumí y lo voy a cumplir”, dijo el presidente Alberto Fernández en declaraciones al canal A24.

Respecto de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso en los próximos días para su discusión, el Presidente dijo que “en Argentina hubo una ley que funcionó durante años”, en referencia a la que implementó el gobierno de Cristina Kirchner, que fue dado de baja durante la administración de Mauricio Macri y que ahora se buscará reponer.

Ante una consulta de la prensa, la titular de la Anses Fernanda Raverta evitó precisar de cuánto será el aumento en marzo próximo para las jubilaciones, pero resaltó que “tendrá en cuenta las variables, es decir los aumentos salariales en base al RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables) y el de la recaudación” impositiva.

Raverta recordó, por último, que los aumentos “serán semestrales, en marzo y septiembre” de cada año.

Seguir leyendo

Economia

Martín Guzmán anticipó que “no es el momento de un IFE 4” y sentenció que el dólar a $195 es “irreal”

Publicado

on

Por

El ministro de Economía, Martín Guzmán, desechó la chance de un IFE 4. “Nos plantamos porque sabíamos que contábamos con los instrumentos”, dijo sobre el dólar.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, desestimó la posibilidad de implementar una nueva etapa del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE 4) aunque ponderó el aumento de los montos de las tarjetas Alimentar. Además, sostuvo que el dólar blue a $195 era “irreal” y que intervinieron en el mercado para frenar una embestida devaluatoria.

Hubo dos semanas de mucho ruido, pero sabíamos que lo que ocurría no estaba alineado con la capacidad productiva de Argentina. El dólar a 195 pesos era irreal. Nos plantamos porque sabíamos que contábamos con los instrumentos para frenar esas presiones devaluatorias“, planteó el ministro Martín Guzmán sobre la disparada del dólar blue producida en la segunda quincena de octubre.

Martín Guzmán explicó en diálogo con C5N que el Gobierno realizó el mayor esfuerzo durante el período más crítico de la pandemia, pero que ahora “hay que mantener ciertos equilibrios para proteger la actividad“. Aclaró que se guardan cierta flexibilidad en caso de que se produzca una segunda ola de coronavirus, como está sucediendo en Europa y en Estados Unidos.

Sobre la baja del dólar blue Martín Guzmán ratificó que tenían los instrumentos para enfrentar las presiones devaluatorias. Respecto de la suba de $13 que atravesó este miércoles el blue, aclaró que es un mercado muy pequeño y que hoy fue un día particular pero lo que importa es “la tendencia” y que la cotización bajó $33 desde su récord de $195.

Al tiempo que aprovechó para criticar la anterior fórmula de aumento de jubilaciones dictada en 2017. “Lo que hizo el Gobierno con las jubilaciones fue una estafa y un engaño. En el único año donde el país creció la cambiaron. Buscaban licuar las jubilaciones“, sostuvo.

Seguir leyendo

Más Vistos