Connect with us

Economia

El Gobierno logró el respaldo de un dream team de economistas de todo el mundo en su negociación por la deuda

Publicado

on

Joseph Sitglitz, mentor del ministro de Economía, encabeza una carta abierta que lleva la firma algunos de los académicos más reconocidos del planeta. El premio nóbel Edmund Phelps, Carmen Reinhart, Thomas Piketty, Jeffrey Sachs y más de un centenar de firmas defienden la oferta argentina y llaman a los acreedores a aceptarla

Una carta abierta de académicos encabezados por el premio nóbel Joseph Stiglitz, mentor del ministro de Economía Martín Guzmán, y el también nobel Edmund Phelps, llama a los acreedores de la Argentina a aceptar la oferta de canje presentada el mes pasado y cuyo plazo de oferta termina este viernes. Stiglitz y sus colegas argumentan que en el contexto de crisis global que genera la pandemia de coronavirus COVID-19 los rendimientos que ofrece la propuesta de deuda son razonables y sostenibles.

El documento distribuido esta mañana tiene 138 firmantes, encabezados por los dos premios nobel de la Universidad de Columbia, y concentra a algunos de los nombres más reconocidos en la academia estadounidense. Firman, entre otros, Jeffrey Sachs, Carmen Reinhart, Danny Rodrik, Thomas Piketty, Mariana Mazzucato y Kenneth Rogoff. Una lista impresionante en cuanto a personalidades, cuyo peso para influir aunque sea mínimamente sobre los fondos de Wall Street que se enfrentan hoy al Gobierno argentino en la mesa de negociaciones es difícil de estimar.

“Con el telón de fondo de esta emergencia mundial, la Argentina está encabezando un proceso de reestructuración de la deuda pública de manera constructiva, de buena fe y con el apoyo de todos los sectores políticos nacionales. Desde 2016, cuando el país recuperó el acceso a los mercados internacionales, los acreedores externos hicieron una apuesta adquiriendo deuda con altos cupones, pero compatible sólo con tasas de crecimiento extremadamente robustas que no se materializaron. En febrero, antes de que se agudizara la crisis de COVID-19, el FMI llegó a la conclusión de que la deuda pública de la Argentina era ‘insostenible’”, dice el texto distribuido esta mañana en idioma inglés.

“La Argentina ha presentado a sus acreedores privados una oferta responsable que refleja adecuadamente la capacidad de pago del país: un período de gracia de tres años con un pequeño recorte de capital y un importante recorte de los intereses. La propuesta es de acuerdo con el análisis técnico del FMI, que afirma que ‘se necesitará un alivio sustancial de la deuda de los acreedores privados de la Argentina’ para restablecer la sostenibilidad de la deuda con una alta probabilidad. Esta es la única manera de combatir la pandemia y poner a la economía en un camino sostenible. Antes de la crisis, el Banco Mundial situaba la pobreza urbana en Argentina en un 35,5%, y la pobreza infantil en un 52,3%. Ahora la ONU considera que el impacto de la crisis en el país está entre los peores de su región, y el FMI proyecta una contracción del 5,7% en 2020”, abundó.

Joseph Stiglitz, Thomas Piketty, Jeffrey Sachs y Edmund Phelps firman la carta abierta en apoyo de la oferta argentina

Joseph Stiglitz, Thomas Piketty, Jeffrey Sachs y Edmund Phelps firman la carta abierta en apoyo de la oferta argentina

Luego de describir la situación económica local, la carta abierta hace hincapié en las características de la oferta de canje, que en opinión de los autores se ajustan a las condiciones del mercado en medio de la caída de la economía global como resultado de la pandemia.

“A los acreedores se les pide que recorten el flujo de ingresos, pero aún así recibirán una cantidad razonable los pagos de interés en el futuro. La Argentina ha ratificado su voluntad de servir a la deuda reestructurada, precisamente porque será factible la nueva tasa de interés propuesta. Sólo un economía que crece de manera sostenible puede cumplir con sus compromisos financieros a lo largo del tiempo”, remarcaron los firmantes.

“La diferencia de trato entre el capital y el interés está diseñada precisamente para aliviar la carga del servicio de la deuda, mientras el país lucha contra el COVID-19 y trabaja para restablecer el crecimiento. De hecho, la reducción del cupón promedio de los bonos ofrecidos por la Argentina (de la actual promedio de 7% a 2,3%) es razonable considerando el entorno actual de los tipos de interés”, señala el texto.

“En este momento excepcional de la historia mundial, la oferta propuesta por la Argentina también presenta una oportunidad para que la comunidad financiera internacional demuestre que puede resolver una crisis de deuda soberana de manera ordenada, eficiente y sostenible. La ausencia de un marco jurídico internacional para la reestructuración de la deuda soberana no debería privar a los países endeudados de la posibilidad de proteger a su población y de prever la recuperación económica durante la mayor crisis mundial de nuestra memoria”, continúan.

“Creemos que un acuerdo sostenible beneficia a ambas partes: una nación soberana en dificultades con 45 millones de habitantes y los propios acreedores. Ahora es el momento de que los acreedores privados actúen de buena fe. Una resolución responsable sentará un precedente positivo, no sólo para la Argentina, sino para el sistema financiero internacional en su conjunto”, concluyen.

Contactos académicos

Los nombres que se acumulan en la carta abierta de apoyo a la propuesta de deuda de la Argentina son de peso. Dos investigadores premiados con el nóbel de economía de la universidad en la que se desempeñaba Guzmán antes de ser nombrado ministro, pero también algunos de los más afamados analistas de otros centros de estudios se mezclan en la carta.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, es director del Programa de Reestructuración de la Deuda de la Iniciativa para el Diálogo Político de la Universidad de Columbia, investigador asociado en la Escuela de Graduados en Negocios de la misma universidad. También es miembro del grupo de investigación del Institute for New Economic Thinking sobre “Eficiencia y estabilidad macroeconómica”, presidido por Joseph Stiglitz, premio nobel de economía en 2001.

De la misma Universidad, Edmund Phelps es el otro premio nobel en sumar su firma al documento. Pero además de esos académicos de la casa de estudios a la que pertenece Guzmán, se suman otros académicos destacados.

Uno de ellos es el profesor de la Universidad de Harvard, Jeffrey Sachs. En conversación con el presidente Alberto Fernández, según el propio mandatario, el economista hace poco le había dicho “no te preocupes por el default, todos van a estar en default”. Esta tarde, Sachs participará de un Webinar en el que conversará con Guzmán, Martin Uribe, profesor de Economía de la Universidad de Columbia. y Vicky Murillo, profesora de Ciencias Políticas y Asuntos Internacionales y Directora del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Columbia. El encuentro se llama “Argentina, entre el COVID-19 y una crisis de deuda soberana”.

También un best seller, el francés Thomas Piketty autor del “El Capital en el Siglo XXI” se sumó a la carta abierta. El economista francés recibió a Alberto Fernández en París, en febrero pasado.

Otra firma de relevancia es la de Carmen Reinhart, reconocida por haber advertido sobre las crisis de Venezuela y Turquía. Contra las quejas de los acreedores por lo “agresiva” de la propuesta de Guzmán, recientemente, Reinhart sugirió que de hecho que la propuesta argentina para la reestructuración de deuda era, de hecho, insuficiente. Que se necesitarían nuevas operaciones de deuda para recuperar la sostenibilidad de la deuda.

Este viernes se cumple el plazo establecido por Guzmán para que los bonistas decidan si se adhieren o no a la oferta de canje argentina, un proceso que dados los rechazos públicos de los principales grupos de acreedores despierta poco optimismo en cuanto a los resultados que pueda obtener,

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Economia

Aumento de la luz: cuáles son los artefactos que más consumen y cómo bajar su impacto en la factura

Publicado

on

Por

Desde desenchufar cargadores y electrodomésticos que no estén en uso hasta utilizar programas cortos para lavarropas y lavavajillas, consejos y claves para corregir malos hábitos y evitar gastos de más.

El Gobierno autorizó dos aumentos en el año para las tarifas de electricidad de Edenor y Edesur, para los clientes del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El primer incremento fue del 9% y comenzó a regir en mayo. Aún resta definir cuándo será el siguiente. 

En verano, la luz aumenta por el uso de ventiladores y aires acondicionados. En invierno, por los calefactores y las estufas eléctricas. Todo el año se utiliza la electricidad, pero cada persona o familia la consume de forma diferente. En cualquier caso, existen malos hábitos que conviene desechar, y algunos tips a tener en cuenta para optimizar el consumo y no gastar de más.

¿Qué es el “consumo fantasma”?

También llamado “stand by”, es el modo de espera que tienen los distintos artefactos eléctricos para reactivar sus funciones de forma más rápida. Es decir, es el consumo de energía que realizan estos aparatos cuando están apagados y no los estamos utilizando, pero siguen enchufados a la corriente eléctrica.

El 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo ´stand by' . Foto: Archivo Clarín

El 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo ´stand by’ . Foto: Archivo Clarín

Se calcula aproximadamente que el 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo “stand by”.

“Si bien un cargador de un celular consume, es muy poco, si todos los productos eléctricos que están en el hogar estuvieran encendidos todo el tiempo consumirían mucho más, y entonces sí podría hacer una diferencia significativa”, explicó a Clarín la asesora de la Comisión Defensa del Consumidor de la Legislatura porteña, Carolina Suárez.

¿Cuáles son los artefactos que generan consumo fantasma?

  • Televisor
  • Decodificador de TV
  • Consola de videojuegos,
  • Teléfono inalámbrico,
  • Lámparas de mesa
  • Cargadores de celular
  • Computadora de escritorio o laptop
  • Impresora
  • Microondas
  • Lavadora
  • Secadora
  • Horno eléctrico

¿Cómo reducir el consumo fantasma?

  • Desenchufar cargadores de computadoras y teléfonos celulares cuando no estén en uso.
  • Desconectar las lámparas de las mesitas de noche cuando no sean utilizadas.
  • Apagar el monitor de la computadora de escritorio además del CPU .
  • Apagar el televisor y su decodificador.
  • Utilizar electrodomésticos con Eficiencia Energética A, A +, A ++, A +++, que son los que mejor aprovechan la energía. 
  • Apaga el ruter o módem de Internet si estás fuera del hogar.

Por otro lado, la especialista en consumo también hizo referencia a los electrodomésticos que más consumen en el hogar y que suponen prácticamente la mitad de la energía que se utiliza en este, aproximadamente 44% de la factura de la luz se va en su uso.

¿Cuánto consume cada electrodoméstico de tu hogar?

Tras los ajustes en la tarifa de luz, Edenor actualizó la herramienta de simulación https://simulador.edenor.com diseñado para calcular el valor estimado de las facturas en base al uso de los electrodomésticos del hogar.

“El diferencial de la herramienta es que los usuarios pueden seleccionar, por categoría, los electrodomésticos de sus hogares y las horas de uso de cada uno y aprender cuáles son los que más consumen”, indicaron desde la empresa de distribución eléctrica.

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. A partir de ahora, al seleccionar un equipo de aire se podrá determinar la clase de eficiencia energética, la temperatura de uso y la cantidad de horas por día que es utilizado.

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. Foto: Archivo Clarín

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. Foto: Archivo Clarín

“Poder interactuar al detalle con los equipos de aire servirá para obtener un estimado de consumo, similar al real. Así cada cliente podrá apreciar el beneficio económico que radica en contar con una temperatura de refrigeración igual o mayor a 24 ° con un etiquetado clase A”, detallaron de Edenor.

Además del aire acondicionado, estos son los electrodomésticos que consumen más electricidad en el hogar:​

. Heladera: Es uno de los electrodomésticos que gasta más energía, en especial si se guarda la comida aún caliente o se ubican objetos a altas temperaturas a su lado.

Televisor: En este caso dependerá del tiempo que esté encendido, pero durante el aislamiento, la gente suele tener la tele prendida mucho más tiempo, lo cual representa el 12% de consumo del hogar.

Computadora: Puede llegar a consumir en promedio 7,4% de electricidad de una casa. El modo “ahorro de energía” puede ser una alternativa para no pagar tanto por ella, así como los salvapantallas.

Lavarropas: Necesita bastante energía para trabajar y puede representar alrededor de un 11% del consumo. Si encima se usa agua caliente, el gasto de energía puede aumentar un 80%. En la medida de lo posible, será mejor lavar con agua fría y utilizar programas cortos.

Horno: Aunque no se use muy seguido, es uno de los electrodomésticos que más energía gasta por la combinación de generación de calorías y tiempo de preparación de una comida. Consumen entre 800 y 1.200 W por hora, según el modelo.

Lavavajillas: El promedio de gasto de este electrodoméstico es de 6% del consumo de una casa. Al igual que el lavarropas, los ciclos de lavado y la temperatura tendrán mucho que ver con un consumo de energía regular y alto.

Pequeños electrodomésticos: Otros aparatos como el microondas, la cafetera, la aspiradora o la plancha también producen un gran consumo. A pesar de tener una baja potencia, pueden llegar a representar hasta el 27% del gasto total del sector energía en de una vivienda.

Seguir leyendo

Economia

El gas sube 6% a fin de mes y se estudia otro aumento para después de las elecciones

Publicado

on

Por

En la luz ya se dispuso un decreto con suba del 9% en Buenos Aires y el conurbano. En el caso del gas alcanza a todo el país y rige desde junio.

El aumento en las tarifas de gas será del 6% y se oficializará hacia fin de mes. El incremento regirá en todo el país desde junio. El próximo mes también se sentirá el incremento del 9% en distribución eléctrica (luz), aunque este nivel de aumento solo rige para Buenos Aires.

El aumento del 9% en luz será el “único”, según explican en el Gobierno,dejando claro que se adoptará la postura de Federico Basualdo, el subsecretario de Energía Eléctrica, postergando el deseo de una recomposición del 15% que sostenía el ministerio de Economía, que también pensaba en dos subas.

En gas, quedó abierta una posibilidad que haya otro incremento, aunque después de las elecciones. La secretaría de Energía -que depende del ministerio de Economía- puede buscar una recomposición de una parte de la tarifa. Pero, para aplicarla, el Enargas (el ente regulador) debe convocar a una audiencia pública.

Aunque Economía puede tratar de impulsar ese aumento en cualquier momento, todo indica que será después de las elecciones.

El proceso de recomposición de las tarifas de gas, que será del 6%, estará listo para la última semana de mes, según estima Federico Bernal, interventor del Enargas. “Ya está el OK de las distribuidoras, ahora falta el proceso de trámites internos dentro del Poder Ejecutivo nacional”, puntualiza.

La recomposición de tarifas de gas arrancó su proceso antes que la de distribución eléctrica. La secretaría de Energía y el Enargas celebraron sus audiencias públicas a mediados de marzo, mientras que el Enre lo hizo a fin de ese mes. Sin embargo, en distribución eléctrica ya se implementó a través del Boletín Oficial, mientras que en gas eso no sucedió.

La explicación reside en que hubo “falta de acuerdo” entre el Enre y la secretaría de Energía Eléctrica, que gestionaban el aumento de luz, con las distribuidoras (Edesur y Edenor). Por esa ausencia de concordancia, el Poder Ejecutivo salió con un decreto que estableció su posición. En gas, en cambio, habrá acuerdo con las licenciatarias, según fuentes oficiales, y no hará falta que un decreto salde los desacuerdos entre las partes.

En distribución eléctrica, el Poder Ejecutivo salió del procedimiento establecido, en parte por los desacuerdos entre el ministro de Economía (Martin Guzmán) y el subsecretario Basualdo. El secretario de Energía Darío Martínez depende de Guzmán y Basualdo es su segundo. Sin embargo, los intentos de Economía de desplazar a Basualdo chocaron contra el férreo respaldo del Instituto Patria (que solo responde a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner) a ese funcionario. Basualdo continuará con sus funciones, y este miércoles se mostró en una reunión con sindicatos.

Federico Basualdo, sociólogo de profesión, estuvo en el Enre en la segunda gestión de Fernández de Kirchner como presidente. Eduardo, su padre es un historiador y economista muy escuchado por la vicepresidenta y La Cámpora.

“En las tarifas de gas, estoy cumpliendo a rajatabla el decreto de necesidad y urgencia 1020 (inicio de la renegociación de las revisión tarifaria integral para prestadores de servicios públicos) y el marco regulatorio”, dice Bernal.

El aumento del 6% en el gas también será el único que alcanzará a transporte y distribución, es decir las empresas que llevan gas a hogares y comercios. Pero Economía puede decidir un incremento por el precio del gas en si mismo (el nombre técnico es PIST).

A través de la boleta, los clientes pagan una parte del costo del gas que consumen. El resto lo subsidia el Gobierno. Si Economía quiere que los usuarios paguen mayor proporción del costo del gas (para achicar las subvenciones), puede proponerlo a través de la secretaría de Energía. De allí se convoca a una audiencia pública. “El traspaso o no a tarifa se define a partir de la audiencia pública y un estudio del precio del gas, conforme lo establece la reglamentación de la ley 24.076 (marco regulatorio del gas)”, expresa Bernal.

Las tarifas de luz de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano estuvieron congeladas desde febrero de 2019 hasta mayo de 2021. Las de gas no tienen aumentos desde abril de 2019, pero lo tendrán en mayo de 2021.

Desde Economía dejaron trascender que la disconformidad con Basualdo tenía que ver con la falta de elaboración de “subsidios segmentados”. Sin embargo, entre los reguladores específicos se refuta que esas planillas (y simulaciones de quita de subsidios) fueran hechas y están en Jefatura de Gabinete.

En su campaña electoral que lo llevó a la presidencia, el Frente de Todos prometió una postura contraria a la adoptada por la administración anterior, que autorizó fuertes aumentos en tarifas. El congelamiento de tarifas es una de las razones que acercó a ciertos sectores de clase media al Frente de Todos.

Federico Basualdo parece ser hoy una pieza clave en el esquema energético actual. Los Basualdo conforman una familia exitosa. Su hermano Eduardo (mismo nombre que el padre) es un exitoso artista plástico, ganador de múltiples premios. Sus bisabuelos eran los duelos de lo que hoy se conoce como el Palacio Ortiz Basualdo, sede actual de la embajada de Francia.

Seguir leyendo

Economia

Los aumentos de tarifas en la luz y el gas llegan en las facturas de mayo y se pagarán en junio

Publicado

on

Por

Las audiencias públicas y los desacuerdos en el Gobierno postergan el plazo previsto originalmente, que era abril.

Los aumentos en las tarifas de servicios públicos estaban previstos para abril. Sin embargo, no llegarán hasta mayo, según explicaron fuentes oficiales a Clarín. Una de las razones es que las audiencias públicas se hicieron a mediados de marzo y fines de ese mes, y los reguladores necesitan un tiempo para procesar lo allí volcado. La otra es que subsisten desacuerdos internos sobre el nivel de incremento de tarifas.

La secretaría de Energía realizó una audiencia pública para el precio del gas que pagará a los productores el 15 de marzo. Al día siguiente, Enargas hizo lo propio, donde escuchó los pedidos de recomposiciones tarifarias de las distribuidoras. Eso fue a mediados de marzo. Federico Bernal, titular del Enargas, ya había anticipado que creía que no llegaría a tener nuevos cuadros tarifarios para el primer día de abril. Ahora, desde esa dependencia apuntan a fines de abril o comienzos de mayo.

En el caso de distribución eléctrica, la competencia del Enre es sobre las tarifas de Edesur y Edenor, que operan en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Sus audiencias se hicieron el 29 y 30 de marzo. Las empresas también solicitaron recomponer sus márgenes de distribución. El cuadro tarifario recién estará en mayo, según fuentes oficiales.

Si los cuadros tarifarios llegan en mayo, se estima que los hogares y los comercios recién comenzarán a pagarlo en junio. De esa forma, el Gobierno lograría escalonar el impacto de los aumentos energéticos, a uno por mes. Entre marzo y mayo, habrá tres subas en los precios de combustibles (ya la hubo en marzo y el fin de semana llegaría la de abril). En mayo llegaría el último retoque en surtidores. Para esa fecha, quizás ya estén los nuevos cuadros tarifarios, pero los usuarios recién tendrán que pagarlo en octubre.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, apuntó a dos subas de los servicios, una por cada semestre. Soledad Manin, interventora del Enre (distribución eléctrica) también mencionó esa posibilidad. Pero Bernal (Enargas) se opone, ya que es partidario de un único aumento.

Además, el ministro ve un rango de aumentos de entre 30% y 40%, mientras que los interventores se vuelcan a una franja del 7% al 9%.

Ese desacuerdo entre funcionarios también se traslada al nivel de subsidios energéticos, para mantener las tarifas bajas. Guzmán lo definió en un 1,7%. Los interventores de los entes reguladores creen que puede haber “reasignación de partidas” y modificar ese número.

El congelamiento de tarifas está en un limbo legal, según ex funcionarios y abogados especialistas en Energía. La primera ley que frenó todo aumento de tarifas (de diciembre de 2019) duró 6 meses y luego fue prorrogada vía decreto por otros seis meses. Después, hubo otro decreto de necesidad y urgencia (número 1020/20) que concedió 90 días más. Pero eso también venció.

“Sería deseable que quien vino a cumplir la Constitución Nacional y la ley del gas (como lo dijo en la audiencia pública de la semana pasada) cumpla con la ley 24.076 [de regulación de las concesiones de gas]. Lo mismo aplica para la interventora del ENRE (Soledad Manín) y la ley 24.065 [regulación de las concesiones eléctricas]. En ambos casos se trata de un incumplimiento de los deberes de funcionario público”, explicó Juan José Aranguren, ex ministro de Energía.

“El mantenimiento sigue de facto, hasta que entre a regir la tarifa de transición. Hubiera sido mejor que se hubiera extendido, por supuesto”, razona un funcionario de la actual administración.

Al nuevo régimen tarifario “deberían haberlo tenido listo -con audiencias previstas anticipadamente-, para que entrara en vigor a la finalización del plazo de 90 días del decreto que congeló tarifas. Tendrían que haberlo tenido listo el día 91”, según Aranguren.

El artículo 11 del último decreto presidencial al respecto (del que se aferran los actuales responsables) hablaba de mantener las tarifas actuales por 90 días corridos o hasta que entren en vigencia “los nuevos cuadros tarifarios transitorios resultantes del Régimen Tarifario de Transición para los Servicios Públicos (…) lo que ocurra primero”.

Seguir leyendo

Más Vistos