Connect with us

Internacional

El Papa reconoció la convivencia civil entre personas del mismo sexo

Publicado

on

Lo pidió Francisco en un documental presentando este miércoles en Roma en el que afirma también que “los homosexuales tienen derecho a estar en una familia” y a “estar cubiertos legalmente”.

Apenas pocos días después de sacudir el tablero del debate político cultural con la encíclica Fratelli tutti, el papa Francisco volvió a enviar un mensaje más allá de las fronteras de lo religioso al afirmar que “las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia, son hijos de Dios” y, al mismo tiempo, reclamar “una ley de convivencia civil para las parejas homosexuales” porque “tienen derecho a estar cubiertos legalmente”. La afirmación de Jorge Bergoglio, que refleja un importante cambio en lo que ha sido hasta ahora la posición oficial de la Iglesia Católica, quedó registrada en el documental “Francesco”, dirigido por el cineasta ruso Evgeny Afineevsky (48 años), presentado ayer en el festival de cine de Roma y cuyo rodaje finalizó en junio pasado en plena pandemia de la covid-19. En el fragmento dedicado al tema el Papa reflexiona sobre el cuidado pastoral que la Iglesia debe tener para con lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

La película del director ruso nacido en Kazán, formado en Israel y luego afincado en Estados Unidos, está dedicada a presentar la posición de Francisco sobre temas como el cambio climático, la crisis de los migrantes, la pobreza, el racismo y la pandemia del coronavirus. En menor medida se presentan también cuestiones referidas a los abusos sexuales cometidos por sacerdotes, el papel de la mujer en la sociedad actual y, como queda dicho, sobre la realidad de las personas homosexuales. No se trata, en consecuencia, de un documental destinado a abordar cuestiones de índole religiosa, sino más bien a poner en evidencia lo que el Papa piensa sobre los grandes temas que hoy preocupan a la sociedad internacional y a “una humanidad que crea dramas y desastres”, según dijo Afineevsky en una entrevista concedida a la agencia española EFE.

“Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia, son hijos de Dios. No se puede echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso”, sostuvo ahora textualmente Francisco en el documental, recordando además que “yo defendí” que “lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente”.

En la película, la afirmación de Bergoglio llega después de otro fragmento en el que una pareja gay con tres hijos cuenta cómo Francisco los alentó para que lleven a sus hijos a la iglesia.

Relata Andrea Rubera, un vecino de Roma, que asistió a una misa matutina celebrada por el Papa en la residencia de Santa Marta, su habitual lugar de alojamiento. Después de haber participado de la celebración le escribió a Francisco exponiéndole que su intención era enviar sus hijos a la parroquia pero que tenía miedo de que fueran discriminados, admitiendo que no guardaba muchas esperanzas de obtener una respuesta a su misiva. En cambio, pocos días después, Rubera recibió un llamado telefónico de Francisco en el que le manifestó que “por favor lleve sus niños a la parroquia, sea transparente con la parroquia sobre su familia; por supuesto no todos estarán de acuerdo con una familia así, pero va a ser bueno para sus chicos’”.

En el documental, el entrevistado consigna que lo dicho por el Papa “fue un gran consejo porque ya es el tercer año que mis hijos siguen un camino espiritual en la parroquia y todo va bien”. Agrega que “él (el Papa) no mencionó cuál era su opinión sobre mi familia” porque “probablemente él está siguiendo la doctrina en este punto”.

La película hilvana imágenes que retratan los dramas contemporáneos con entrevistas exclusivas realizadas al propio Francisco, a algunos miembros de su familia como su sobrino José Ignacio Bergoglio y al papa emérito Benedicto XVI. En otro momento se suman las voces del cardenal Luis Antonio Tagle, Prefecto (ministro) de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, del arzobispo Charles Scicluna, Secretario Adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe; de la monja Norma Pimentel, una religiosa que desarrolla su servicio pastoral con los migrantes en la frontera entre los Estados Unidos y México, y del rabino argentino Abraham Skorka, amigo personal de Bergoglio.

En julio de 2013, en una conversación que mantuvo con periodistas durante su viaje de regreso de Brasil a Roma, el Papa dijo que él no era quién para juzgar a los homosexuales. “Si una persona es gay y busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?“, aseguró entonces Bergoglio.

El cineasta Evgeny Afineevsky junto al Papa Francisco. 

Quienes recorren los pasillos vaticanos aseguran que esta fue la declaración con la que el Papa comenzó a transitar el camino que ahora siembra con un pronunciamiento que avanza en la misma materia. Sin embargo, hace menos de un año el Secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el sacerdote italiano Giacomo Morandi, había sostenido que “no existe ninguna apertura a las uniones entre personas del mismo sexo” por parte de la Iglesia. Entonces, el mismo vocero afirmó que “la institución del matrimonio, constituida por la relación estable entre marido y mujer, se presenta constantemente como evidente normativa de la tradición bíblica” y remató señalando que “no hay ejemplo de ‘unión’ legalmente reconocida entre personas del mismo sexo”.

En la Argentina, diez años atrás, cuando se discutía la aprobación de la ley de matrimonio igualitario, Jorge Bergoglio, entonces cardenal de Buenos Aires, llevó la vocería en contra de la iniciativa luego transformada en ley. Sin embargo, quienes conocen la interna del episcopado argentino aseguran que la posición pública de quien ejercía en ese momento la presidencia de la Conferencia, fue una manifestación disciplinada de lo que habían decidido como línea argumental su pares obispos. Bergoglio, quien sostenía una posición contraria al matrimonio igualitario pero condescendiente con la unión civil, perdió el debate interno con los obispos más conservadores liderados por el arzobispo Héctor Aguer, hoy retirado como emérito de La Plata, quien incluso llegó a alimentar manifestaciones callejeras contra la iniciativa que reconocía derechos para la comunidad LGBTQ+.

Ahora Bergoglio es el Papa Francisco y Aguer está jubilado.

Internacional

Viajaban 20 personas en un gomón, se pinchó y hay un muerto y 4 desaparecidos en el río Bermejo: el video antes del desastre

Publicado

on

Por

Ocurrió esta mañana en la frontera con Bolivia, a la altura de la ciudad Aguas Blancas

Momentos de tensión y desesperación se viven por estas horas en el norte salteño, luego de que un gomón se pinchara cuando intentaba cruzar el río Bermejo, a la altura de la ciudad Aguas Blancas, en el límite con Bolivia, con al menos 20 personas, entre ellas mujeres y niños. Según confirmaron fuentes de la investigación a Infobae, se encontró un cadáver a poco más de un kilómetro de donde naufragó la barcaza. Además, las autoridades buscan al menos a 4 personas que se encuentran desaparecidas, entre los que hay un bebé de un año. El resto de los tripulantes se cree que estarían a salvo en suelo boliviano.

Tras conocerse el hecho, se desplegó un gran operativo para encontrar a las personas desaparecidas. Desde esta tarde, trabajaban en el lugar efectivos de Defensa Civil de Salta, Gendarmería Nacional, Bomberos de la Policía de Salta y Bomberos voluntarios de Orán y Aguas Blancas.

Así, según las primeras informaciones, cerca de 20 personas que intentaban cruzar el río en un gomón fueron arrastradas por la corriente, luego de que la embarcación sufriera una pinchadura debido a la palizada. Una mujer que se encontraba a bordo y que logró llegar a territorio boliviano relató que tuvieron que saltar de la barcaza para salvar su vida. “Estábamos cruzando, iba mucha gente dentro y el botero no podía dirigir bien el gomón. Le pedimos que nos retorne, pero se pinchó y no había más que saltar”, relató a Radio Fides Bermejo Laura A., una joven que había llegado desde Tucumán.

El gomero pinchado en medio del cauce del ríoEl gomero pinchado en medio del cauce del río

El personal a cargo de la búsqueda, comandado por el fiscal Juan Luis Bruno, titular de la fiscalía de Orán, pocas horas atrás halló el cadáver de un hombre de mediana a poco más de un kilómetro de donde ocurrió el accidente y es el primer fallecido confirmado en la tragedia. El cuerpo, aún sin identificar, fue trasladado a la morgue de la zona para que le realicen la autopsia pertinente.

Además, según confirmaron a este medio, encontraron a un sobreviviente, que se hallaba en un islote en medio del cauce del río. El hombre, oriundo de Mendoza, detalló que llegó a Aguas Blancas para realizar un “tour de compras”. Según su relato, el hombre viajaba junto a su esposa y su madre, que se encuentran a salvo en el país vecino. Sin embargo, contó que en la barcaza viajaba también su hijo de un año que aún se encuentra desaparecido.

Los efectivos continúan los rastrillajes mientras con la ayuda de personal de seguridad de la Policía de Bolivia intentan identificar al resto de los tripulantes que llegaron a salvo a suelo boliviano. Por otro lado, en el marco de la investigación, se está rastreando a los cuatro “gomeros” que iban a bordo de la barcaza para tomarles declaración y cuenten que fue lo que ocurrió debido al marco irregular en el que transucurrió el cruce a Bolivia. Se sospecha que se encuentran en el país vecino.

Imagen aérea del gomón Imagen aérea del gomón

Mientras tanto efectivos del área naval y una avioneta de la Gendarmería argentina realizan la búsqueda por distintas zonas. Según informaron los medios locales, las lluvias que se registraron provocaron el incremento del caudal; sin embargo, algunas personas se arriesgan a cruzar la frontera en estas condiciones. Con este caudal se volvió imposible cruzar el río Bermejo en esa zona.

Según informó la Gendarmería, la unidad de Aviación de Orán sobrevoló la zona con un Helicóptero GN919 y constató restos del gomón río abajo. Además, desde el helicóptero se divisaron seis ciudadanos trasladándose a pie del lado boliviano, pero se desconoce si eran ocupantes del gomón.

En esa zona, se realiza el cruce de mercadería ilegal entre los dos países: Argentina y Bolivia. Esa frontera está dividida por el estrecho río Bermejo. El agua color mate separa las ciudades de Aguas Blancas, lado argentino, y de Bermejo, en Bolivia.

Personal de Gendarmería trabajando en el lugar Personal de Gendarmería trabajando en el lugar

Ese borde entre los países está envuelto en un entramado de gran porosidad. Los bagayeros, como se conoce a las personas que llevan mercancías sobre sus espaldas, van y vienen todo el día. Es su fuente laboral. Algunos de ellos ingresan de manera legal y otros de manera ilegal, ya que son tantas las veces que cruzan que hay poco control. Por esa razón el cruce de personas en barcazas sobre el Bermejo es constante.

En ese lugar hay dos cruces: el legal, sobre unas balsas en que el tránsito entre orillas cuesta $100 pesos, y el ilegal, con botes que amarran a pocos metros del paso habilitado, llamado “Los gomones”, uno de estas barcazas fue la que protagonizó la tragedia. Algunos, según contaron los investigadores, se atan bolsas con hojas de coca al lomo y cruzan nadando.

Una de las personas encontradas Una de las personas encontradas

Las mercaderías, según informaron las fuentes consultadas, desde que entran al país ingresan en un frondoso sistema de repartición que hasta parte de lo que cruza termina en la famosa feria La Salada, en Ingeniero Budge, en la zona sur del conurbano bonaerense.

Miguel Velardez, vocero de la Policía de Salta, en diálogo con el canal de noticias TN relató: “Tomamos conocimiento del hecho a las 9 de la mañana y el personal policial que trabaja en la ciudad de Aguas Blancas, límite con la ciudad de Bermejo en Bolivia, tomó conocimiento de que uno de los gomones, que realiza el paso ilegal de un costado a otro del río, se había pinchado y terminó con alrededor de 20 personas sumergidas. También se informó que el cauce del río Bermejo se encuentra crecido”.

Y siguió: “Por el momento, se encontró únicamente a una de las personas del lado argentino y se está tratando de entrar en comunicación con las autoridades en Bolivia para saber la nómina de personas que llegaron a ese lado. También se está investigando si los dueños del barco eran argentinos. Aunque en estos momentos la prioridad es encontrar a las personas desaparecidas. Según lo que sabemos, serían unas cuatro personas más las que estamos buscando, entre ellos a dos menores de edad, de muy corta edad. Por otro lado, es una zona donde no hay señal telefónica. No podemos entablar comunicación con el personal de búsqueda, por lo que no tenemos una actualización rápida de los avances”.

Según el diario El Tribuno de Salta, en la Asociación de Boteros Artesanales de Bolivia señalaron que el gomón que transportaba al grupo de personas que fueron arrastrados por el río Bermejo sería de propietarios argentinos. El dirigente boliviano Emilio Contreras aseguró que los boteros que trabajan en territorio boliviano decidieron replegarse, tras observar el incremento de niveles en el Bermejo. “El bote que ha tenido el accidente trabaja en la parte argentina, son muchachos que no están dentro de la asociación, es gente que no tiene experiencia”, dijo a la radio Fides Bermejo.

Seguir leyendo

Internacional

La “mano larga” de la Iglesia en España: se apropió de miles de bienes, desde castillos hasta departamentos en la playa

Publicado

on

Por

En 17 años, inscribió a su nombre 35 mil propiedades: monumentos, viñedos, edificios y hasta la famosa Mezquita de Córdoba, Patrimonio de la Humanidad.

En 17 años, la Iglesia católica española inscribió a su nombre 35.000 bienes que que tendrá que devolver si se los reclaman lícitamente.

El gobierno de coalición español relevó que, entre 1998 y 2015, la Iglesia matriculó como propios 34.961 monumentos, fincas y edificios, entre otros inmuebles, gracias a una ley del gobierno de José María Aznar (Partido Popular) que, con sólo una certificación eclesiástica -es decir, la firma de un obispo-, permitía registrar a la Iglesia como propietaria de bienes del valor histórico y patrimonial de la Mezquita de Córdoba, por ejemplo, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1984 desde Buenos Aires.

“Esto viene de una ley hipotecaria de un reglamento de Franco. Pero es que Aznar, cuando hace un cambio, mantiene la idea de Franco. Y la Iglesia lo ha hecho porque la ley se lo permitía”, dijo la vicepresidenta primera del gobierno, Carmen Calvo, quien formó parte de la comisión que durante años relevó los inmuebles matriculados por la Iglesia.

Calvo confesó haber hablado con el presidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan José Omella, y aseguró que “habrá una posición razonable de la propia Iglesia católica”.

La antigua Mezquita de Córdoba. Foto: Reuters

La antigua Mezquita de Córdoba. Foto: Reuters

“La Iglesia está en condiciones de saber que hay cosas que seguramente se han inscripto y que no se deberían inscribir”, agregó la vicepresidenta Calvo.

Desde hace unos días, en el Congreso de los Diputados se puede consultar el listado de 3.000 páginas que incluye castillos, fincas, departamentos en la playa, viñedos, estacionamientos, locales, huertas, campos.

Los ayuntamientos y personas particulares que crean tener derechos sobre esas propiedades podrán reclamarlas.

Según el informe, unos 20.000 inmuebles corresponden a templos y dependencias y los 15.000 restantes tendrían otros usos.

Castilla y León es la comunidad autónoma que registra la mayor cantidad de “inmatriculaciones” a nombre de la Iglesia, como las llaman aquí, donde las certificaciones eclesiásticas fueron 8.706. La siguen Galicia -con 6.210- y Cataluña, con 3.650.

Algunos bienes, como la catedral de Granada, que fue matriculada el 22 de junio de 2015, no aparecen en el listado de bienes que el gobierno envió al Parlamento.

La Mezquita de Córdoba

Otros, como la Mezquita de Córdoba, encarnan lo escandaloso del privilegio que se le otorgó a la Iglesia católica.

“El caso de La Mezquita es emblemático porque se trata de un edificio de extraordinaria importancia histórica y patrimonial que está siendo gestionado con criterios exclusivamente confesionales”, explica a Clarín el historiador y profesor de la Universidad de Huelva, Alejandro García Sanjuán.

Turistas recorren los pasillos de la Mezquita-Catedral de Córdoba. Foto: EFE

Turistas recorren los pasillos de la Mezquita-Catedral de Córdoba. Foto: EFE

“La Iglesia convirtió a la Mezquita de Córdoba en una especie de museo católico en el que hace exposiciones del culto católico y apenas se le otorga importancia a la dimensión histórica -agrega el historiador-. Esto se combina con la implementación de una narrativa falsa sobre el edificio, insistiendo en que antes de ser mezquita fue una iglesia cristiana, algo que no está probado desde un punto de vista histórico ni arqueológico.”

García Sanjuán integró la comisión que organizó el Ayuntamiento de Córdoba para elaborar su propio informe. Formaba parte de ese grupo de trabajo también Carmen Calvo, quien por entonces no era vicepresidenta de España, y el ex director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza.

“El informe que elaboramos se hizo público en 2018. Tenía una parte histórica y luego una parte legal. Trabajé sobre la parte histórica con otro colega. El tema de las inmatriculaciones ha sido considerado irregular y anticonstitucional -dice Sanjuán-. La mayor parte de ellas no han sido revocadas en los tribunales. Algunas sí. Algunos juristas consideran que es necesaria una legislación que permita abordar el tema de manera global y no caso por caso.”

Y aclara: “La Mezquita es un edificio que, por su carácter monumental, en el siglo XIX fue declarado Monumento Nacional y en el siglo XX Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Ha estado tradicionalmente en manos de la Iglesia como un templo católico desde que la ciudad fue conquistada en la Edad Media, en el 1236, por los cristianos. La Mezquita se convirtió en una iglesia católica y así se la ha venido utilizando aunque las autoridades civiles han intervenido en forma activa porque siempre ha tenido un carácter muy emblemático”.

Respecto de la cuestión jurídica, el historiador señala que “el tema de la propiedad no estaba resuelto. Por eso en 2006 la Iglesia, aprovechando esa ventana que le abrió Aznar, realizó la inscripción a través de una simple declaración del obispo, que actuó como notario público. Pero no existía un título de propiedad hasta ese momento, aunque la Iglesia afirma que posee documentos de la época de la conquista cristiana, de la época del rey Fernando III, que acreditan la propiedad. Pero eso no está demostrado ni acreditado”.

La Iglesia católica, agrega Sanjuán, “explota el interés turístico del edificio”.

“Lo lógico sería que fuera de propiedad pública y que fuera gestionado por un patronato del que la Iglesia debería formar parte”, es su opinión.

Seguir leyendo

Coronavirus

Un nuevo estudio a gran escala sobre la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer confirmó que tiene una efectividad superior al 90% para prevenir casos graves

Publicado

on

Por

La información se desprende de los resultados observados en más de medio millón de personas inoculadas en Israel. La cifra fue del 62% para los que habían recibido la primera dosis

Un nuevo estudio a gran escala de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer confirmó que tiene una efectividad superior al 90 por ciento a la hora de prevenir casos graves de la enfermedad.

En concreto, la cifra fue del 92 por ciento en este tipo de casos luego de recibir dos dosis, y del 62 después de una. También mostró que el riesgo de muerte se redujo en un 72 por ciento en las primeras dos o tres semanas después de recibir la primera vacuna. Y la cifra podría subir a medida que la inmunidad colectiva continúe creciendo.

En cuanto a la capacidad de prevenir hospitalizaciones, las cifras fueron: 74 por ciento luego de una dosis y 87 después de la segunda y de 46 y 92 por ciento respectivamente a la hora de evitar la infección por completo. También reportaron un 94 por ciento para prevenir el desarrollo de síntomas.

La información fue recabada a partir de los resultados observados en más de medio millón de personas que fueron inoculadas en Israel, el país que ha vacunado al mayor porcentaje de su población a nivel global y ha usado exclusivamente el inmunizante desarrollado por ese laboratorio.

La información fue igual de alentadora para las personas mayores de 70 que para los demográficos menores. En Israel, más de la mitad de la población ha recibido la primera dosis de la vacuna y el 34,7 por ciento ya tiene ambas en su organismo, según la agencia Bloomberg, que compila información de las campañas de inmunización a nivel global.

Una mujer recibe una vacuna contra el COVID-19 en Israel. (AP Photo/Sebastian Scheiner)Una mujer recibe una vacuna contra el COVID-19 en Israel. (AP Photo/Sebastian Scheiner)

“Se trata de la primera prueba validada por pares de la eficacia de una vacuna en las condiciones del mundo real”, declaró a la agencia AFP Ben Reis, uno de los coautores del estudio, publicado este miércoles el el New England Journal of Medicine.

En paralelo, el doctor Gregory Poland, de la Clínica Mayo en Estados Unidos, le dijo a The Associated Press que los resultados son “inmensamente tranquilizadores”. “Más de lo que esperaba”, expresó.

El informe podría alentar a las autoridades a demorar la aplicación de la segunda dosis de la vacuna para aumentar la cantidad de personas que reciban al menos una. “Preferiría que 100 millones de personas reciban una a que 50 millones reciban dos”, dijo a AP el doctor Buddy Creech, de la univerisdad de Vanderbilt. “Creo que es una estrategia muy aceptable a considerar”, expresó por su parte Poland.

El estudio, llevado a cabo por científicos del instituto Clalit y la Universidad Ben-Gurion, comparó las estadísticas de más de medio millón de personas que habían sido inoculadas durante diciembre o enero con una cantidad equivalente de otras que no lo habían sido. Ninguna de ellas había contraído la enfermedad. 41 personas murieron en total, y 32 de ellas pertenecían al grupo que no había recibido la vacuna.

Adultos mayores vacunados muestran sus "pases verdes", que los habilitan a realizar distintas actividades en el país. Foto: REUTERS/Amir CohenAdultos mayores vacunados muestran sus “pases verdes”, que los habilitan a realizar distintas actividades en el país. Foto: REUTERS/Amir Cohen

Las cifras son consistentes con el 95 por ciento de efectividad que el laboratorio había reportado en sus estudios de fase tres, y que llevaron a distintas autoridades regulatorias a lo largo del mundo a aprobar y comenzar a aplicar la vacuna.

Otro estudio del ministerio de Salud del país de Medio Oriente fue aún más alentador: informó que la vacuna posee una efectividad del 98,9% para prevenir la muerte, un 99,2% de protección contra enfermedades graves, reduce la morbilidad en un 95,8% y disminuye la posibilidad de hospitalización en un 98,9%.

Dado el éxito de la campaña, Israel ha reabierto gran parte de sus actividades. Gimnasios, teatros, hoteles, conciertos y sinagogas registrados en su programa de “pasaportes verdes” ya pueden operar. El pasaporte verde se concede a quienes lleven una semana vacunados contra el coronavirus, o a las cerca de 740.000 personas recuperadas del virus que actualmente no tienen derecho a la vacuna.

Seguir leyendo

Más Vistos