Connect with us

Coronavirus

Empleados con coronavirus de una clínica privada siguieron atendiendo a pacientes de PAMI pese a una orden de clausura dispuesta por la Justicia

Publicado

on

Se trata del Centro de Salud Norte, ubicado en Villa Adelina. La Justicia detectó cinco cadáveres que no habían sido informados en una inspección realizada por el gobierno bonaerense. Uno de ellos era COVID positivo

Al menos seis empleados del Centro de Salud Norte de Villa Adelina, en Vicente López, fueron a trabajar estando infectados de coronavirus con posterioridad a que la Justicia dispusiera la clausura preventiva de esa clínica privada hace una semana por considerar que era “un foco infeccioso” para la propagación de la epidemia.

Pese al carácter “urgente” de la orden judicial de la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, la medida no se concretó el viernes 17. Los funcionarios del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, del Municipio de Vicente López y de PAMI que se hicieron presentes a pedido a la jueza coincidieron en no derivar ese mismo día a los 29 pacientes en ese momento allí internados por la obra social de los jubilados, pese a ser todos adultos mayores y constituir un grupo de riesgo. Según el acta de la inspección, la clínica estaba cumpliendo el protocolo de COVID-19 y no se habrían observado “irregularidades”. Se acordó que no ingresarían pacientes nuevos y que se buscaría derivar a los que el hisopado diera negativo.

No obstante, por la falta de medidas de prevención adecuadas, a la fecha hay dos pacientes fallecidas con coronavirus y suman más de 20 los integrantes del personal médico y no médico de la clínica infectado, de los cuales tres están internados y el resto aislados en sus domicilios. La Justicia corroboró que seis de ellos -dos enfermeros, una mucama, un empleado de mantenimiento y dos de la farmacia- fueron a trabajar entre el 19 y el 21 de abril, estando infectados. También están contagiados de coronavirus cuatro familiares de una de las víctimas, y tres personas de la cochería M.Menini que intervino en su sepelio. El resto de los jubilados internados dieron negativo hasta ahora, aunque la Justicia tiene dudas sobre algunos análisis de muestras realizados en dos laboratorios privados.

Previo a la orden de clausura preventiva, la magistrada le había requerido el 11 de abril al Ministerio de Salud Bonaerense -en su carácter de máxima autoridad sanitaria- realizar “una inspección, auditoría e investigación epidemiológica”, luego de que el análisis post mortem de la paciente fallecida el 6 de abril hubiera dado positivo.

El pedido fue reiterado dos días después, el 13 de este mes, ante el informe elevado a la Justicia por el director médico de la clínica, Jorge Pinzetta, respecto de la activación del protocolo de COVID-19. Según pudo saber Infobae, habría omitido precisar qué había dispuesto respecto de los pacientes internados. Arroyo Salgado reiteró otro oficio el lunes 20 al ministro Daniel Gollán, ratificando la orden de clausura preventiva y ordenándole la “inmediata intervención en el orden médico”.

Finalmente, al día siguiente, la jueza le advirtió al titular de la cartera sanitaria bonaerense que no había recibido aún ningún informe sobre “las fiscalizaciones realizadas, ni tampoco resultado de inspección, auditoría e investigación epidemiológica dispuesta”, y que no había designado aún un director médico – en reemplazo de Pinzetta, quien cumple aislamiento domiciliario- como le había requerido el lunes pasado. “En su calidad de máxima autoridad sanitaria de la Provincia, resulta responsable de arbitrar las medias preventivas necesarias y urgentes para evitar la diseminación de la pandemia, máxime continúan internados 21 pacientes, todos de grupo de riesgo”, sostuvo Arroyo Salgado en su oficio.

La jueza le requirió asimismo a la titular del PAMI, Luana Volnovich, que articule con el Municipio de Vicente López las medidas necesarias para la “inmediata derivación” de los pacientes a los hospitales provinciales o municipales más próximos para tratar sus patologías, y se evalúe cuáles estaban en condiciones de ser dados de alta, si no presentaban síntomas de coronavirus.

Parte del despliegue sanitario el viernes pasado cuando la jueza dispuso el cierre preventivo de la clínica, que finalmente no se concretó (Franco Fafasuli)

Parte del despliegue sanitario el viernes pasado cuando la jueza dispuso el cierre preventivo de la clínica, que finalmente no se concretó (Franco Fafasuli)

La intervención de la Justicia en esta clínica proveedora de PAMI donde se propagó el coronavirus se generó a partir de la denuncia de Carlos Cellini, quien tuvo dudas sobre las causas de la muerte de su hermana. Pese a que la jubilada había ingresado por una infección urinaria el 8 de marzo, en el transcurso de su internación -y tras haber mejorado de su patología inicial-, desarrolló síntomas compatibles con coronavirus. Sin embargo en la clínica no le practicaron el test para detectarlo, ni la trataron por esa enfermedad. En su certificado de defunción, se consignó “paro cardíaco, shock refractario e insuficiencia respiratoria”. El análisis post mortem recién se le realizó a la mujer de 65 años por disposición de Arroyo Salgada y dio positivo.

Cuerpos en la morgue no informados

En la inspección que personal de Ministerio de Salud Bonaerense realizó el viernes pasado por la tarde cuando la jueza dispuso la clausura, de la que participó un epidemiólogo, no se revisó sin embargo la morgue de la clínica. Recién fue inspeccionada este martes último, luego de que un efectivo de la Policía Federal que está de consigna en la puerta alertara al Juzagdo de la existencia de cadáveres en la morgue. Fue así que se encontraron cinco cuerpos que no habían sido informados por las autoridades de la clínica cuando fue el operativo de las autoridades sanitarias por orden de la Justicia, ni tampoco con posterioridad al Juzgado. Tres de esos pacientes habían fallecido el mismo viernes de la inspección por la mañana y el mediodía, uno el día anterior, y otro el 11 de abril. Recién fueron encontrados el martes 21, luego de que Arroyo Salgado le enviara el nuevo oficio al ministro Gollán.

Se supo luego que uno de esos cinco cuerpos, el de una mujer de 70 años fallecida esa mañana del 17 de abril, resultó tener COVID 19. El test se conoció post mortem. Si bien cuando fue encontrada en la bolsa mortuoria roja correspondiente a una enfermedad infectocontagiosa, no habría sido esa la forma en que estaba conservado el cuerpo el día de la auditoría sanitaria. La Justicia sospecha que se alteró la forma en que estaba conservado con posterioridad a la inspección del viernes 17 por la tarde, y que originalmente no se habrían tomado medidas de bioseguridad y profilaxis para prevenir un posible contagio.

Desde mediados de marzo a la fecha, murieron 9 pacientes en el Centro de Salud Norte, de los cuales dos se habían contagiado de coronavirus: la mujer cuyo fallecimiento dio origen a la causa judicial, y esta última. Hay otros tres casos en los que el test dio negativo, y un cuarto sobre el que hay dudas por el tiempo transcurrido hasta la toma de la muestra. Del resto de los pacientes fallecidos, pese a haber ingresado por patologías como fractura de fémur o insuficiencia renal, murieron por “neumonía intrahospitalaria”, según consignó la clínica.

A la fecha, aún quedan 15 pacientes en la clínica. Desde la inspección sanitaria el viernes pasado, 7 pacientes fueron dados de alta y otros tantos derivados a otras instituciones médicas o geriátricos. Por ser todos pacientes de PAMI, este organismo tenía la responsabilidad de relocalizarlos según las cápitas disponibles.

La clínica sigue funcionando, aunque no ingresan nuevos pacientes. Se les dio el alta a 7 y permanecen aún otros 21. (Franco Fafasuli)

La clínica sigue funcionando, aunque no ingresan nuevos pacientes. Se les dio el alta a 7 y permanecen aún otros 21. (Franco Fafasuli)

Pedido del fiscal

En base a esta cuadro de situación, el fiscal interviniente en la causa, Fernando Domínguez, le pidió a la magistrada que “le ordene a la autoridad Ministerial de Salud (Municipal, Provincial y Nacional) que bajo apercibimiento de iniciárseles actuaciones por desobediencia (art.239 del CP) y/o por incumplimiento de deberes de funcionario público (art.248 y 249 del CP), evalúe la situación del Centro de Salud Norte en cuanto posible fuente de contagio para los pacientes allí atendidos y para el personal de morgue, médico y administrativo con funciones en el lugar”, a fin de “garantizar que la autoridad Ministerial de Salud realice las inspecciones que resulten menester (aplicando sanciones administrativas de corresponder), para que los responsables del Centro investigado, apliquen la totalidad de los protocolos dictados ante la pandemia de COVID-19”. La clínica es manejada por ROPHE SA, uno de cuyos dueños es Benjamín Teitelbaum, también propietario del Sanatorio Mariano Pelliza, en Olivos.

Para Domínguez, “el desmanejo del centro médico traducido en la negligencia que posibilitó la propagación de la pandemia a niveles que aún resultan difíciles de establecer, conductas que tuvieron lugar en medio de la situación de emergencia sanitaria por todos ampliamente conocidas, ameritan la adopción de las medidas compulsivas que infra se requieren”.

Desde el Ministerio de Salud de la Provincia le dijeron a Infobae que la cartera “no tiene injerencia” sobre la gestión médica de la clínica. “Abrimos una investigación epidemiológica a pedido de la Justicia y pautamos los procedimientos a seguir y las normas de funcionamiento. Tenemos un rol rector, pero no auditor. No tenemos autoridad sobre la práctica médica del efector privado”, señalaron.

“Fuimos e hicimos la inspección junto con PAMI y evaluamos que la clínica estaba en condiciones de seguir funcionando, en la medida que se cumplan los protocolos. Hasta donde vimos, se estaban cumpliendo. Elaboramos un informe técnico que se elevó a la jueza y se resolvió que siga abierta por el momento, con un reacomadamiento de equipos, ya que gran parte de su personal está con aislamiento. Luego el seguimiento de los pacientes es de PAMI, ya que la clínica es prestadora de este organismo”, informaron.

Desde la Municipalidad de Vicente López aclararon a Infobae que “la autoridad sanitaria es el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires a través de la Región Sanitaria” y que “el Municipio no tiene autoridad para clausurar ni decidir los traslados”.

Qué dijo la clínica

En un comunicado difundido la semana pasada, el Centro de Salud Norte sostuvo que “la institución cuenta con protocolos de trabajo para el manejo de casos sospechosos de COVID-19 implementados desde febrero del corriente año, contando con sectores de Triage al ingreso a la clínica y áreas de aislamiento de pacientes sospechosos manejados por personal entrenado adecuadamente, utilizando todos los elementos de protección personal normatizados por el Ministerio de Salud de la Nación y el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires”.

Según media docena de testimonios recabados por Infobae de trabajadores de la clínica, no había medidas de prevención básicas -como barbijos, guantes y camisolines descartables, ni toma de la temperatura al ingresar al establecimiento- antes de la intervención de la Justicia que permitió conocer que la mujer fallecida tenía coronavirus. Recién se comenzaron a implementar una vez que el caso tuvo trascendencia pública.

El Centro de Salud Norte también descartó la posibilidad de contagios cruzados entre pacientes y sugirió que el contagio de la mujer fallecida que dio origen a una denuncia judicial provino de la propia familia que la visitó en la clínica. Su hermano Carlos dio negativo y su sobrina, quien había cuidado a la mujer algunos días, su marido y sus dos hijos dieron positivo al test ordenado por la Justicia. También resultados contagiados los dueños de la cochería M. Menini que tuvieron el cuerpo de la mujer fallecida en la casa de sepelios y estuvieron en contacto con su documentación.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Coronavirus

Primavera de optimismo en Nueva York: la segunda ola de coronavirus se debilita

Publicado

on

Por

La cantidad de casos diarios bajó de un promedio de 4.000 a 2.000. La vacunación, clave para frenar los contagios.

Después de meses de casos de coronavirus persistentemente altos, la ciudad de Nueva York parece haber llegado finalmente a un punto de inflexión. La segunda ola en la ciudad está menguando, medio año después de haber comenzado.

Así lo declaró este martes el  comisionado de salud de la ciudad de Nueva York, el doctor Dave Chokshi.

A lo largo de abril, los casos de virus, las hospitalizaciones y las muertes fueron disminuyendo, y los epidemiólogos lo atribuyen al aumento de la tasa de vacunación, además de la llegada de un clima cálido, que atrae a la gente al aire libre.

Desde un pico de la segunda ola de casi 8.000 casos en un solo día en enero, la ciudad de Nueva York tenía un promedio de alrededor de 2.000 casos de virus por día hasta la semana pasada.

Los funcionarios de salud pública dicen que para julio, si la ciudad se mantiene en su trayectoria actual, ese número podría caer por debajo de los 600 casos por día, quizás menos.

Pero también advierten que la desigual cobertura de vacunación podría llevar a una situación en la que el virus persista en algunos rincones de la ciudad, pero no en otros.

Habitantes de Nueva York salen de un centro de vacunación luego de recibir su dosis contra el coronavirus. Foto: AFP

Habitantes de Nueva York salen de un centro de vacunación luego de recibir su dosis contra el coronavirus. Foto: AFP

Desigualdades en la vacunación

Manhattan, el distrito con el ingreso familiar medio más alto, está mucho más vacunado que el Bronx, el más pobre, lo que refleja la desconfianza a las vacunas en algunas partes de la ciudad y subraya las desigualdades de larga data en la atención médica que el virus ha dejado al descubierto.

Y hay indicios de que el ritmo de las vacunas se está desacelerando. Hasta ahora, el 52 por ciento de los adultos de la ciudad han recibido al menos una dosis.

“No podemos confundir el progreso con la victoria, y estos próximos dos meses en particular son críticos con respecto a nuestra campaña de vacunación y con nuestros objetivos de llegar a todos los neoyorquinos que podamos”, señaló el martes el Dr. Chokshi en una entrevista.

“Vamos a redoblar nuestros esfuerzos con respecto a pensar en el acceso y asegurar aún más que la vacuna sea lo más accesible posible”, remarcó.

Un centro de vacunación instalado en un centro cultural islámico en Staten Island, en Nueva York. Foto: AP

Un centro de vacunación instalado en un centro cultural islámico en Staten Island, en Nueva York. Foto: AP

Una larga segunda ola

La segunda ola en Nueva York no ha sido tan severa como la devastadora primera oleada que azotó la ciudad en marzo y abril de 2020. Pero los epidemiólogos y los funcionarios de salud pública se sorprenden de cuánto tiempo ha durado.

Desde que comenzó esta ola el otoño pasado, casi 50.000 neoyorquinos fueron hospitalizados con Covid-19.

La cifra alcanzó su punto máximo a principios de enero, con casi 6.500 casos por día en promedio durante la peor semana. Luego, las nuevas infecciones comenzaron a disminuir, pero se estabilizaron en un nivel alto de casi 4,000 nuevos casos por día durante todo marzo.

El recuento de casos fue plano, pero la epidemia estaba cambiando. Habían llegado las vacunas y el número de vacunas aumentaba a decenas de miles cada día.

Pero incluso a medida que más personas obtuvieron protección, el virus se volvió más transmisible. Dos nuevas variantes estaban reemplazando rápidamente a otras formas del coronavirus. Ambos fueron significativamente más contagiosos que el virus del año pasado.

Vacunas y nuevas variantes

Los expertos en salud pública hablaron de un tira y afloja entre las variantes y la campaña de vacunación.

Durante un tiempo, hubo un punto muerto. A fines de marzo, parecía que las variantes estaban aumentando ligeramente y los nuevos casos diarios parecían aumentar brevemente.

Luego, los nuevos recuentos de casos comenzaron a caer a principios de abril, pasando de casi 4.000 casos al día a principios de mes a unos 2.000 al día.

La tasa de pruebas positivas de siete días también disminuyó y ahora está entre el 3 y el 4 por ciento, según los datos de la ciudad. Es la más baja desde el otoño, pero aún mucho más alta que su mínimo del 1 por ciento el verano pasado.

Lejos del fin

Más de 1.500 pacientes de Covid-19 permanecen internados en la ciudad de Nueva York, y el número de muertos en algunos días sigue siendo de alrededor de 40.

Epidemiólogos y funcionarios de la ciudad advierten que la epidemia no está cerca de terminar en la ciudad, a pesar de que hay señales prometedoras.

Las hospitalizaciones han disminuido más rápido para las personas mayores de 65 años, un grupo priorizado para las vacunas desde el principio, que para otros grupos.

Pero mientras que algunos barrios ahora tienen tasas de positividad de menos del 1 por ciento, en otros esa tasa es seis o siete veces mayor.

“Me siento bien de que estemos comenzando a ver un efecto de la vacuna en la transmisión aquí”, expresó el Dr. Denis Nash, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

“Pero todavía tenemos un largo camino por recorrer, y hay tantos neoyorquinos y tantos barrios que están más afectados por esta pandemia que se están quedando atrás”, señaló.

Las zonas más golpeadas

En general, Manhattan tiene una tasa de positividad del 1,5 por ciento, y en algunas zonas ricas, la tasa de positividad ha estado por debajo del 1 por ciento durante los últimos siete días.

Sin embargo, el virus sigue siendo una amenaza significativa en rincones de la ciudad como Sunset Park, Brooklyn, un vecindario mayoritariamente inmigrante donde gran parte de los habitantes son latinos o asiáticos.

Allí, la tasa de positividad sigue siendo del 6 por ciento.

Cepas más contagiosas

Las formas nuevas y más contagiosas del virus, en particular B.1.1.7., La variante que se detectó por primera vez en Gran Bretaña, y B.1.526, la variante detectada por primera vez en Nueva York, representaron más del 75 por ciento de los casos analizados en esta ciudad en la semana que comienza el 5 de abril, los últimos datos disponibles.

También hubo un aumento pequeño pero preocupante en la variante detectada por primera vez en Brasil, que representó casi el 3 por ciento de los casos secuenciados. Eso es particularmente inquietante porque en Brasil se ha demostrado que esa variante rompe la inmunidad de una infección previa.

Pero en la ciudad de Nueva York, hasta ahora, parece que la combinación de inmunidad previa a la infección e inmunidad a la vacuna ha evitado un gran aumento en los casos debido a las variantes, como la que afectó a Gran Bretaña después de las vacaciones de invierno. Los casos en la ciudad ahora están disminuyendo incluso cuando aumenta la proporción de casos que son las variantes. Esa es una noticia alentadora para los epidemiólogos.

También hubo noticias positivas de estudios de laboratorio que muestran que las dos vacunas principales que se utilizan en Estados Unidos, Pfizer y Moderna, son efectivas contra la variante de Nueva York, que es responsable de aproximadamente el 40 por ciento de los casos nuevos.

Acelerar la vacunación

El verano pasado, en los meses posteriores a la primera ola, el recuento diario de casos llegó a menos de 300 en promedio. El Dr. Chokshi dijo que anticipó que el recuento de casos caería por debajo de 550 por día, un umbral que la ciudad estableció como meta el año pasado, para julio.

Sin embargo, para llegar allí, los funcionarios de salud pública dicen que deben aumentar las tasas de vacunación en toda la ciudad.

Las zonas con bajas tasas de vacunación, dicen, podrían permitir brotes localizados, similares a los que la ciudad vio en 2019 con sarampión. Por esa razón, los esfuerzos lentos, de persona a persona, para vacunar a las personas deben ocupar un lugar central.

A principios de abril, no era raro que se administraran 100.000 dosis de vacunas al día en la ciudad de Nueva York. Pero el ritmo de las vacunas ha comenzado a desacelerarse en las últimas dos semanas. La desconfianza hacia las vacunas es un factor significativo. El lunes se administraron 45.000 dosis.

Seguir leyendo

Coronavirus

AstraZeneca explicó su demora con las vacunas y afirmó que habrá dosis disponibles en el primer semestre

Publicado

on

Por

Respondió a un pedido de la ministra de Salud, Carla Vizzotti. El laboratorio debía entregar 6.422.000 antes de fines de abril.

AstraZeneca lamentó la demora en la entrega de vacunas contra el coronavirus en América Latina y explicó los motivos del retraso del suministro. Lo hizo después de que la ministra de Salud, Carla Vizzotti, le pidiera información al presidente del laboratorio, en una reunión en la Casa Rosada.

La empresa “lamenta confirmar un retraso en nuestra intención de iniciar envíos antes para América Latina a pesar de trabajar incansablemente para acelerar el suministro”, aseguró AstraZeneca, en un comunicado difundido este miércoles.

De acuerdo al contrato firmado por el Gobierno nacional y el laboratorio, antes de fines de abril debían llegar 6.422.000 de dosis. Sin embargo, aún no se concretó el envío.

La firma enumeró los motivos de la demora en un comunicado difundido este miércoles a la tarde, horas después de la solicitud de la ministra de Salud.

Vizzotti con los representantes de AstraZeneca

Vizzotti con los representantes de AstraZeneca

El laboratorio expresó que los lotes iniciales tuvieron “rendimientos del proceso inferiores a lo anticipado”. Además, se refirió al “acceso limitado a insumos críticos”.

También esgrimió “tiempos más largos requeridos para cumplir con las calificaciones del sitio en las liberaciones de lotes iniciales”.

Como resultado, apuntaron desde la firma, se “ocasionaron resultados diferentes a los estimados inicialmente tanto en volúmenes como en tiempos de fabricación”.

De todas maneras, AstraZeneca reafirmó su compromiso de iniciar el suministro de 150 millones de vacunas en América Latina en el primer semestre de 2021.

“Estamos entregando nuestra vacuna, sin ninguna utilidad financiera para nosotros durante la pandemia, a partir de la primera mitad del año tal como lo anunciamos en agosto pasado”, indicaron.

Alberto Fernández, en videoconferencia con el CEO de AstraZeneca, en agosto pasado. Foto: Esteban Collazo/Presidencia Argentina

Alberto Fernández, en videoconferencia con el CEO de AstraZeneca, en agosto pasado. Foto: Esteban Collazo/Presidencia Argentina

El cronograma del contrato

Por contrato, el laboratorio tenia que entregar 4.040.000 antes de fines de abril, otras 2.382.000 antes de fin de marzo.

De acuerdo al cronograma, debían llegar 4.040.000 dosis antes de fin de mayo; 3.451.000 correspondientes al mes de junio; y 8.518.000 más hasta el 31 de julio.

En total, suman 22.431.000 dosis por un costo total de 89,6 millones de dólares.

Tal como anunció en agosto Alberto Fernández, AstraZeneca explicó que su esquema de producción prevé la participación de una firma argentina y otra mexicana en la producción.

La argentina mAbxience, propiedad de Hugo Sigman, se dedica a la elaboración del principio activo, mientras que Liomont realiza el envasado del producto final. Para esta tarea se sumó un sitio en Estados Unidos, que llenará un 20% de las dosis.

Hugo Sigman, propietario del laboratorio mAbXience.

Hugo Sigman, propietario del laboratorio mAbXience.

El laboratorio mAbXience ya fabricó 60 millones de dosis. La mitad fue enviada a México y la otra mitad a Estados Unidos. Sin embargo, aún no pueden ser distribuidas.

Este miércoles a la mañana, el Gobierno nacional se mostró ilusionado con que el primer envío se concrete a comienzos de mayo.

“Esperamos que sea a principios del mes que viene que ingresen las vacunas de AstraZeneca desde México. Ese es el compromiso y es lo que estamos trabajando con el laboratorio”, expresó Juan Manuel Castelli, subsecretario de Estrategias Sanitarias y líder del Plan Estratégico de Vacunación contra el Coronavirus.

Hasta el momento arribaron al país 1.082.000 de dosis​ del producto de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, aunque a través de una vía diferente. Se trata de la distribución del Fondo Covax, que envió 218 mil dosis a fines de marzo y otras 864 mil hace diez días.

Seguir leyendo

Coronavirus

Argentina superó los 60 mil muertos por la pandemia y confirman 25.932 nuevos casos

Publicado

on

Por

Este miércoles el Ministerio de Salud informó otros 291 fallecidos por covid-19. Sigue en alza la ocupación de terapia intensiva en el AMBA.

Luego de que la ministra de Salud afirmara que la Argentina está atravesando “el peor momento de la pandemia”, el Gobierno confirmó este miércoles 25.932 nuevos casos de coronavirus en el país. Se informaron otras 291 muertes, con lo que Argentina superó las 60 mil víctimas fatales.

La ocupación de camas de terapia intensiva sigue en alza y se ubica en 75.4%. A nivel nacional, está en 65.5%, con un total de 4.492 pacientes en UTI.

De acuerdo al parte diario del Ministerio de Salud -hecho en base a los datos cargados por las provincias en las últimas 24 horas- actualmente hay 284.794 personas cursando la enfermedad con diagnóstico en la Argentina.

En los últimos días, el promedio se casos supera los 23 mil por día. Foto: Luciano Thieberger

En los últimos días, el promedio se casos supera los 23 mil por día. Foto: Luciano Thieberger

La carga de testeos al SISA fue una de las más altas desde el comienzo de la pandemia: 101.313. La tasa de positividad -que mide cuántos testeados estaban infectados- bajó un poco respecto de los días previos y se ubicó en 25,6%. De todos formas, está muy por encima del 10% recomendado por la OMS.

El nuevo informe se conoce en medio de un alza de contagios. En los 7 días previos, el promedio diario se instaló en 23.517 positivos, muy por encima de las cifras registradas durante la primera ola de la pandemia. De hecho, en ninguna jornada de 2020 se habían superado los 18.500

Con un total de 2.769.552 infectados y 60.083 muertes en 13 meses, Argentina se mantiene entre los 15 países más afectados en ambas variables -en número absolutos- desde el inicio de la crisis sanitaria global.

Los casos del día

En cuanto al listado de los nuevos casos y los acumulados por los nuevos casos el detalle es el siguiente: Buenos Aires (12884-1200721); CABA (2489-315734); Catamarca (169-13325); Chaco (250-42768); Chubut (224-53237); Corrientes (206-35348); Córdoba (2357-212781); Entre Ríos (607-57862); Formosa (107-3734) y Jujuy (117-23993).

La lista la completan: La Pampa (433-24924); La Rioja (105-12768); Mendoza (905-88972); Misiones (78-14560); Neuquén (211-68432); Río Negro (255-58886); Salta (249-32962); San Juan (341-21028); San Luis (707-31888); Santa Cruz (227-42923); Santa Fe (1941-258215); Santiago del Estero (235-28787); Tierra del Fuego (65-25660) y Tucumán (770-100044).

Respecto del detalle de los fallecidos por distrito, desde la cartera informaron que en CABA murieron 25 personas, en Buenos Aires 177; Chaco 3; Chubut 5; Córdoba 20; Corrientes 10; Entre Ríos 6; Jujuy 3; Mendoza 8; Misiones 3; Neuquén 2; Río Negro 6; Salta 3; San Juan 2; San Luis 2; Santa Cruz 1; Santa Fe 7 y Tucumán 8.

Coronavirus en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

El peor momento

La ministra Carla Vizzotti tuvo un duro diagnóstico esta mañana sobre la situación sanitaria: “Argentina está viviendo el peor momento de la pandemia desde que se inició, este es el momento de más riesgo”.

La funcionaria sostuvo el que alto número de casos “pone en riesgo el sistema de salud y variantes del virus que aumentan la contagiosidad y la letalidad”.

Un dato que preocupa a las autoridades sanitarias es que en sólo dos semanas pasaron de 85 a 159 los departamentos con alto riesgo en relación al coronavirus.

Entre las jurisdicciones de más de 40.000 habitantes que están en rojo (riesgo epidemiológico alto) se encuentran la Ciudad y todo el Gran Buenos Aires. Pero además, en el país hay otras 129 localidades de menos de 40.000 habitantes con indicadores de alto riesgo.

Departamentos con alto riesgo epidemiológico


»Razón de crecimiento de casos,
últimas dos semanas vs las dos anteriores.

»Incidencia de casos acumulados,
en las últimas dos semanas.

Alto-2 y Medio-2: Menos de 50 casos o poblaciones muy pequeñas.




Fuente: Presidencia de la NaciónInfografía: Clarín

“Tenemos circulación cada vez más importante de nuevas variantes [del coronavirus] y, a diferencia de lo ocurrido el año pasado, si bien el AMBA tiene una velocidad muy importante y es el epicentro [de la pandemia, la cantidad de casos] está creciendo de manera exponencial en la gran mayoría del país“, dijo Analía Rearte, directora nacional de Epidemiología.

En la noche del lunes llegó al país un nuevo lote de esta vacuna, con 800 mil dosis del primer componente, con el que se inicia el esquema de inmunización. Ahora se espera la confirmación desde China para que el sábado salga un nuevo vuelo de Aerolíneas Argentinas para retirar el tercer lote de la Sinopharm.

Hasta aquí, la Argentina recibió casi 9 millones de vacunas. Según los últimos datos oficiales, se aplicaron 6.550.568, la mayoría a personas que recibieron sólo la primera dosis.

El Ministerio de Salud informó que el 74% de los mayores de 70 años ya recibieron la primera vacuna, como así también el 69 % de los mayores de 80 años y el 36 % del grupo entre 60 y 69.

Seguir leyendo

Más Vistos