Connect with us

Entretenimiento

Hilda Bernard cumple 100 años

Publicado

on

La actriz celebra su cumpleaños con protocolos adaptados a pandemia del coronavirus, y acompañada de su hija, su nieto y su bisnieto

Nació el mismo año que la radiofonía argentina. Su madre la dio a luz el 29 de octubre de 1920 en Puerto Deseado, Santa Cruz, a dos mil kilómetros de Buenos Aires, en donde por ese entonces todavía no existía el Obelisco y solo había una línea de subte.

Hija de madre austríaca y padre inglés, lleva el nombre de la estrella de teatro y cine francés Sarah Bernhardt. Sus padres la bautizaron como Hilda Sarah Bernard y más tarde, cuando comenzaría su carrera de actriz dejaría el segundo nombre solo en su DNI.

En sus 73 años de carrera predominan los radioteatros (¡hizo más de mil!), las obras sobre el escenario, películas y 50 las telenovelas en las que participó. Fue la villana más querida de la televisión y entre sus personajes se destaca el de la malvada de Chiquititas, en donde Agustina Cherri -en la piel de Mili- y otras chufas le cantaban “y por ser tan bruja y mala te arrugas mas que cualquiera”.

“Malisima”, la canción de Hilda Bernard en Chiquititas

Firme a sus convicciones y segura de sí misma, cuando tenía 17 años se plantó frente a sus padres y les comunicó que abandonaría el colegio y comenzaría a estudiar en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático. Debutó como actriz en 1941 y fue en el Teatro Nacional Cervantes, en donde interpretó a una vendedora de empanadas en la obra Martín Fierro.

Al año siguiente, en 1942, conoció el mundo del radioteatro, en donde brilló durante 16 años, cuando todavía no existía la televisión y la actriz no podía mostrar sus dotes en la pantalla chica. Comenzó en Radio El Mundo, en donde trabajó junto a actores como Oscar Casco, Eduardo Rudy y Fernando Siro. Su carrera continuó en Radio Splendid, hizo producciones de Nené Cascallar y decidió regresar a Radio El Mundo, en donde protagonizó No quiero vivir así Alguien para querer.

En su extenso currículum tiene incontables radioteatros, telenovelas y obrasEn su extenso currículum tiene incontables radioteatros, telenovelas y obrasHilda debutó como actriz a los 21 añosHilda debutó como actriz a los 21 años

En dicha emisora conoció a su primer esposo, el presidente de la Asociación Argentina de Locutores Horacio Zelada. Con esa historia también llegó el primer desengaño amoroso. “Tenía ocho meses de embarazo y descubrí que él me engañaba. Lo dejé”, contó tiempo más tarde Hilda, quien debió criar sola a su hija. Luego volvió a apostar al amor y se enamoró nuevamente.

Esa vez, del productor, autor y director Jorge Goncalvez, que murió en 1983: “Las dos veces me enamoré perdidamente -afirmó- La primera vez que vi al primero, le avisé a mi madre ‘Con él me voy a casar’. Al segundo, lo conocí estando embarazada, lo traté después y fue un gran amor que duró sólo 25 años”, recordó quien es madre de Patricia, que tuvo una relación con Emilio Disi y de ese amor nació Emiliano.

Una selfie de abuela y nieto: Hilda con Emiliano Parada, que es productor de televisiónUna selfie de abuela y nieto: Hilda con Emiliano Parada, que es productor de televisiónHilda, junto a su bisnieto, Lautaro, que hoy es actorHilda, junto a su bisnieto, Lautaro, que hoy es actor

Una década después de debutar como actriz llegó su primer papel en cine: fue de la malo de Don Napy, en la película Mala gente. Uno de sus primeros éxitos en televisión fue llevar a la pantalla chica Esos que dicen amarse, radionovela que protagonizó junto a Fernando Siro, escrita por el gran Alberto Migré.

Después encabezó y formó parte de infinitas ficciones: El amor tiene cara de mujer, Rosa… de lejos, La extraña dama, Cosecharás tu siembra, Celeste, Floricienta, Los exitosos Pells y Malparida, entre tantas otras.

La familia de Hilda Bernard compartió con Teleshow una serie de fotos de archivo de la actrizLa familia de Hilda Bernard compartió con Teleshow una serie de fotos de archivo de la actrizEn su extensa carrera, Hilda Bernard compartió elenco con las mejores actricesEn su extensa carrera, Hilda Bernard compartió elenco con las mejores actrices

Fue una de las villanas más amadas de la historia, la abuela de una generación. “Voy a tener que seguir haciendo de vieja. Yo he sido la mamá de todos los galanes de televisión que hoy tienen casi 60 años″, dijo hace un tiempo en una entrevista. Con más de siete décadas de carrera, la actriz manifestó que hizo más de mil radioteatros, 50 programas de televisión, más de 20 películas y otras tantas obras de teatro.

Hilda Bernard celebrando el primer Martín Fierro que ganó en su carrera Hilda Bernard celebrando el primer Martín Fierro que ganó en su carreraEl estante de su biblioteca, con algunos de los premios que ganó a lo largo de su carreraEl estante de su biblioteca, con algunos de los premios que ganó a lo largo de su carrera

En 2014, la vida la puso a prueba: sufrió un ACV, del cual logró salir adelante, pero debió enfrentar algunas secuelas que la obligaron a retirarse de la actuación antes de lo que ella hubiera esperado. Al año siguiente, la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentina le dio un Martín Fierro a la Trayectoria y la actriz emocionó con el discurso que dio sobre el escenario cuando se acercó a recibir la estatuilla.

“Gracias APTRA por este gesto tan generoso. Me hacía mucha falta en este momento estas cariciasYo me había propuesto trabajar hasta los 100 años, no me faltan tanto, me faltan cinco nomás, pero cayó este ACV que me hizo daño a la garganta, se me achicaron las cuerdas vocales y me hizo daño en las piernas”, detalló Hilda frente a los grandes artistas de la televisión y la radiofonía argentina que la escuchaban de pie sobre el auditorio.

“De cualquier manera -siguió-, pienso que 73 años de trabajo han sido una fortuna para mí. Hice radio, cine, teatro y televisión y fui muy feliz en mi carrera y espero que Dios y los médicos que me atienden me ayuden a salir adelante porque quiero y me lo voy a proponer volver a estar trabajando en un escenario”.

En 2015, Hilda Bernard recibió un Martín Fierro a la Trayectoria (Video: El Trece)

Más tarde, estiró la brecha de trabajar hasta los 104 años con una única condición: que le volviera su voz. “Soy una mujer feliz, no me puedo quejar de nada. Vivo con lo que tengo y vivo bien”.

Acostumbrada a estar siempre rodeada de amor, Hilda bromeaba sobre los papeles de villana que le tocaron encarnar en su carrera. Más de una vez dijo que no le gustaría que la recordasen por ningún papel en particular sino por todos los que hizo.

Hace menos de 20 días, Hilda superó un nuevo obstáculo frente a una pandemia que tiene en vilo al mundo entero: contrajo coronavirus en el centro en el que pasa sus días y logró vencerlo como una guerrera que logra todo lo que se propone.

Hilda Bernard tiene 73 años de carrera y trabajó hasta que su salud se lo permitió (Fotos:  Álbum Familiar)Hilda Bernard tiene 73 años de carrera y trabajó hasta que su salud se lo permitió (Fotos: Álbum Familiar)

En alguna ocasión, y reservada a la hora de hablar de su vida privada, sostuvo que hay que guardarse los sufrimientos y “sonreír para el afuera”. “Es una mujer hermosa, divina, muy humana, entusiasta y enamorada de su profesión. Siempre con su vida familiar y gente muy querida a su alrededor”, dijo el director José María Muscari, que trabajó con la actriz en varias obras de teatro. “Es un pedazo de nuestra historia y de la cultura del entretenimiento”, consideró.

Mamá de Patricia, abuela de Emiliano, bisabuela de Lautaro, Hilda cumple 100 años este 29 de octubre y lo celebra con los suyos, su familia más intima, los que estuvieron y están acompañándola en todo momento.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Entretenimiento

Murió el actor Geoffrey Scott, quien participó en las series Dinastía y la película Hulk, entre otras realizaciones

Publicado

on

Por

Con una sostenida presencia en la televisión estadounidense entre los años ’70 y ’90, fue el esposo del personaje interpretado por Linda Evans en la exitosa tira. Padecía Mal de Parkinson.

Nacido en Los Ángeles el 22 de febrero de 1942, Geoffrey Scott era hijo de Reed, gerente de la potente compañía aeronáutica Lockheed, y de Jayne, ama de casa. Se crió en el Valle de San Fernando, donde tuvo, si se quiere, su primer contacto con el mundo del espectáculo, al tener como vecinos a dos estrellas del cine estadounidense: John Wayne Clark Gable

El entonces pequeño Scott vivía en la misma calle en la que estaban las casas de ambos actores, y según cuenta la historia solía usar la pileta de natación de a casa de Gable como propia, aunque sin pedirle permiso a su dueño.

A los 18, el legendario agente Dick Clayton, que también llevó al mundo de la actuación a figuras de la talla de Jane Fonda y James Dean, lo reclutó para su agencia. De su mano, Scott llegó a ser el editor de periódico Sky Rumson en el drama fantástico Dark Shadows, en 1970; Jeffrey Jordan en Where the Heart Is, en 1972; David McAllister en General Hospital en 1989; y Billy Lewis en Guiding Light en 1994.

Geoffrey Scott tuvo una presencia sostenida en la televisión estadounidense a lo largo de tres décadas.

Geoffrey Scott tuvo una presencia sostenida en la televisión estadounidense a lo largo de tres décadas.

Scott tuvo también un rol protagónico como un jugador de fútbol americano en la sitcom de HBO 1st & Ten, durante los años 80, apareció en aproximadamente unas 100 publicidades -es recordada su estampa de cowboy en una de cigarrillos Marlboro– y también participó como estrella invitada en distintas series, a lo largo de los años ’70, ’80 y ’90.

También dio vida a un detective en Concrete Cowboys, serie en la que reemplazó como protagonista a Tom Selleck, y en Cliffhangers interpretaba a un militar enfrentado con extraterrestres.

Clayton además le consiguió a Scott un contrato en exclusiva con Universal. Una vez establecido ese vínculo, interpretó numerosos papeles en series televisivas como Kojak, antes de aparecer en 1982 en la citada Dinastía, donde su personaje, Mark Jennings, era un jugador de tenis profesional y representó al primer esposo de Krystle Carrington, que estaba a cargo de la recordada Linda Evans.

Casado con Tanya Thompson, su novia del instituto, Geoffrey Scott se divorció para unirse, en 1975, a Caron Engelhart Scott, de quien también se divorció. En 1988 Scott sufrió un accidente callejero, cuando fue embestido por un automóvil mientras circulaba en bicicleta, y sufrió heridas de consideración en ambas piernas. Sin embargo, el actor logró recuperarse por completo.

Finalmente, en 1993 se casó por tercera vez, con Cheri Catherine Scott, con quien tuvo dos hijos, Christopher y Matthew. Fue precisamente Cheri quien confirmó la noticia de la muerte del actor, quien padecía Mal de Parkinson y murió un día después de haber cumplido 79 años.

Geoffrey Scott se había retirado del cine en 2003, tras interpretar al presidente de Estados Unidos, en Hulk, una de superhéroes Marvel dirigida por Ang Lee.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Baby Etchecopar: “No sé si la capacidad de Alberto Fernández está a la altura de las circunstancias”

Publicado

on

Por

El conductor hizo un análisis sobre el escándalo del vacunatorio VIP y sus repercusiones

El presidente Alberto Fernández defendió que diputados, senadores y miembros de la administración pública hayan sido vacunados. Además aseguró que no existe un tipo penal para sancionar el esquema de inmunización vip que estalló en la Argentina. Sus declaraciones formaron parte de una conferencia de prensa que brindó junto al presidente Andrés López Obrador en México.

“Cuando tomé nota de lo que había pasado, reaccioné y perdí a un ministro (Ginés González García) en cuyo ministerio pasaron estas cosas, bajo su dependencia. He leído que han hecho una denuncia. El hecho ya es lo suficientemente grave como para que un ministro de la talla de Ginés haya tenido que renunciar. Les pido a los fiscales y a los jueces que terminen con las payasadas”, aseguró el mandatario.

En medio de este escándalo, el periodista Baby Etchecopar hizo un análisis sobre la función del Presidente y las repercusiones de la renuncia del Ministro de Salud. “Alberto se tienen que dejar de payasadas, de pasear a Dylan en helicóptero. La Argentina está en crisis y no nos tiene que sorprender lo de las vacunas porque es crónica de un final anunciado”, aseguró en el ciclo Los Ángeles de la Mañana que se emite por El Trece.

En una charla con Ángel de Brito, el conductor de Radio Rivadavia explicó: “A veces tengo problema con la gente, yo hablo bien de Alberto porque lo conozco y sé que siempre ha tenido buenas intenciones. No sé si su capacidad está a la altura de las circunstancias. Primero hay que ser intendente, después gobernador y presidente. Él no fue ninguna de las cosas anteriores…. Sabemos que hay que respetarlo porque es el presidente y hay que bancarlo los tres años que quedan. Bancarlo no por soportarlo, sino por aguantarlo para que estos piratas que andan con las vacunas no lo volteen. Si un día Alberto se cae, es por los ‘k’ no es por los del frente”.

Alberto Fernández visitó México y se reunió con Andrés Manuel López Obrador (REUTERS/Luis Cortes)Alberto Fernández visitó México y se reunió con Andrés Manuel López Obrador (REUTERS/Luis Cortes)

“Dicen que esto es una guerra interna donde le hicieron una caída a Alberto. Sí, pero pagamos nosotros con nuestra plata, ellos se pelean como en los 70 y garpamos con nuestra vida. Estoy muy decepcionado, si hubiera tenido 50 años, pero tengo 68 y no tengo tantos años para luchar. Pero creo que siempre volvemos a la misma payasada de los montoneros, de los 70, de los Verbitsky, los Carloto y los Delía”, explicó Baby.

El conductor de la señal A24 también afirmó que lo notó a Fernández “agobiado”, como si fuera un “hombre destruido física y moralmente”. Luego, criticó el desempeño de Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete de Ministros: “Hoy tener a Cafierito de vocero, puede ser muy lindo, galán de una novela mexicana, pero no está a la altura de circunstancias de la crisis que vive el país hoy... Yo pregunto si hubiese sido petiso y pelado ya lo hubiesen sacado, pasa que todavía tiene un encanto testosterónico que lo siguen dejando. Si hubiera sido Ginés González García ya lo hubiesen rajado”.

Asimismo Etchecopar realizó duras declaraciones contra otros integrantes del Gobierno: “En un país donde Cristina (Kirchner) no aparece; está (Victoria) Donda que habla de la discriminación y tiene una empleada doméstica sometida a la esclavitud. Y Miriam Lewin que es la persona que le arruinó la vida a Beatriz Salomón, hoy se encuentra vigilando a los medios. Es una locura. Es como poner una guardería al padre (Julio César) Grassi”.

Por último, defendió el trabajo de la prensa que fue muy cuestionado por Fernández y otros dirigentes: “Creo que la payasada Alberto la dijo mas para adentro que para afuera. Si hubiese sido un poco pícaro, sabe que así como en la época de la dictadura no te podías tirar contra la Iglesia, ahora no te podés tirar contra la prensa… Hay una prensa libre e independiente y lo único que hacemos es contar que se afanaron las vacunas”.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Habló el abogado del chef Pablo Massey sobre la acusación de una ex empleada por acoso: “Si ella continúa este desprestigio gratuito vamos a emprender una querella”

Publicado

on

Por

Trinidad Benedetti aseguró que el cocinero la tocó cuando trabajaron juntos. Rafael Cúneo Libarona señaló que su cliente nunca tuvo una “denuncia” de este estilo en 30 años de trayectoria

Incluso, el abogado señaló que podrían iniciar acciones legales contra Trinidad. “El testimonio de ella alcanza para desprestigiarlo y lo hizo. Eso alcanzó y es más que suficiente para cualquier trabajador, el desprestigio es realmente lapidario. Lo que no alcanza es para una condena penal, para un procesamiento. La palabra contra la palabra, no. Tiene que tener contenidos, pruebas, chats, testigos para poder acreditar cualquier situación. Si ella continúa este desprestigio gratuito vamos a emprender una querella penal en orden por calumnias e injurias”.

 

Por último, explicó que las redes sociales no son el lugar correspondiente para hacer este tipo de acusaciones. Según su punto de vista, la joven pastelera debería haber recurrido a la Justicia penal para contar este episodio ante un juez. Ahora resta esperar cómo seguirá este caso, si solo se queda como una acusación en redes sociales o termina en la Justicia.

Seguir leyendo

Más Vistos