Connect with us

Entretenimiento

Los abusos sexuales silenciados que salieron a la luz con la serie sobre Menudo

Publicado

on

“Subete a mi moto” cuenta la historia de un éxito, sin embargo apenas explora en cómo esa banda multifamosa se transformó en una experiencia traumática para muchos de sus jóvenes integrantes

Los que buscaban conocer un poco más sobre los primeros pasos de Ricky Martin como cantante, reafirmar el talento innato de Robi Draco Rosa o simplemente recordar con una sonrisa esa banda pop que marcó su adolescencia en los no tan lejanos 80 se encontraron con una sorpresa al ver Súbete a mi moto, la serie de Amazon Prime Video. Lejos de presentar una historia edulcorada del grupo Menudo, un conjunto de canciones pegadizas o proponer un viaje a la nostalgia, la serie explora cómo un productor tan creativo como inescrupuloso –Edgardo Díaz interpretado por Yamil Ureña y Braulio Castillo– transforma a un grupo infantojuvenil en un fenómeno comercial sin importar consecuencias ni dilemas morales. Pero sin dudas, lo que resulta más estremecedor es saber que detrás de esos adolescentes que se mostraban felices había una historia de explotación laboral y abuso sexual. La serie, sin embargo, no muestra ni denuncia esos delitos.

La serie narra la historia de la agrupación puertorriqueña desde la perspectiva del manager y creador de la agrupación, Edgardo DíazLa serie narra la historia de la agrupación puertorriqueña desde la perspectiva del manager y creador de la agrupación, Edgardo Díaz

Súbete a mi moto centra su relato en Edgardo Díaz y como ese hasta entonces desconocido productor llevó a su creación, Menudo, a vender 20 millones de discos. Díaz había trabajado con una agrupación juvenil española llamada La pandilla siguiendo el modelo de los famosos Jackson 5 que integraba Michael Jackson. De regreso en su Puerto Rico natal decidió replicar ese modelo de banda pop juvenil. Así nació Menudo, un grupo de adolescentes talentosos y carismáticos que cantaban afinado, bailaban con habilidad y con rostros no perfectos pero sí angelicales. La suma de todo resultó el combo soñado: éxito seguro y ganancias millonarias.

Para que esa esencia adolescente e identidad de la banda no se perdiera, Díaz estableció reglas tajantes. Sus integrante debían abandonar el grupo al cumplir 17 años, también si les cambiaba la voz, si les crecía el vello facial o se volvían demasiado altos. En el escenario debían transmitir una imagen de desprejuiciada inocencia, pero detrás de bambalinas esa inocencia estallaría en miles de pedazos sin que nadie se preocupara demasiado.

Ricky Martin fue parte de Menudo pero hasta ahora no hizo referencia a la serieRicky Martin fue parte de Menudo pero hasta ahora no hizo referencia a la serie

La serie muestra cómo fueron alcanzando el estrellato, la desfachatez del productor para apropiarse de ideas ajenas y la menudomanía desatada. Pero lo que resulta por lo menos llamativo es que no indaga en el abuso sexual y la explotación laboral, que denunciaron varios de sus integrantes ya adultos. Al trascender estas denuncias y como ocurrió con “Leaving Neverland”, el documental que mostró el lado más oscuro de Michael Jackson, uno no puede dejar de preguntarse dónde estaban los grandes que debían cuidar a esos chicos.

El primero en romper el silencio y denunciar lo vivido fue Roy Roselló. Fue miembro de Menudo en la misma época que Ricky Martin y Robi Draco Rosa. Ya había hablado del espanto atravesado en 2014, en el programa Domingo ShowEn esa ocasión denunció que el productor lo agravió sexualmente, motivo que lo habría hecho caer en una depresión que lo llevó a varios intentos de suicidio.

“Yo te digo que fueron más tristezas que alegrías, yo me tuve que someter a ser abusado sexualmente por él, al momento que él quería, al momento que él decía: ‘Ven aquí y quítate los pantalones, yo quiero esto contigo’, y mismo yo llorando, yo sufriendo la situación, él viendo que yo estaba a punto de explotar, a punto de acabar con mi vida, porque mi primera tentativa de suicidio fue antes de yo salir de Menudo, fue en la mansión, en La loma, que él no lo contó, porque claro que él tiene miedo”, narró en ese programa.

Roy Roselló uno de los primeros en denunciar los abusos a los que fueron sometidosRoy Roselló uno de los primeros en denunciar los abusos a los que fueron sometidos

También en 2014 denunció otro hecho. “Organizaron una fiesta en una mansión de Puerto Rico, y cuando llegué a la casa alguien me dijo que fuese a ver a Edgardo a su habitación. Nunca se lo conté a mi familia, me daba vergüenza. En aquella época, Edgardo era muy poderoso, tenía muchos abogados. En esa fiesta, cuando llegué a la habitación, vi a Ricky Martin vestido de mujer. Llamé a Robi, que vino y le dio un puño a Edgardo mientras yo salía de allí corriendo. Llegué a la calle y me tumbé en la carretera rezando para que un coche me atropellara”.

Al trascender las acusaciones de Roselló, Díaz emitió un comunicado desmintiendo las acusaciones. “Mi trayectoria profesional y mi carácter como individuo son incuestionables. Llevo muchos años trabajando en proyectos con familias que me han brindado su confianza por la seriedad de mis ejecutorias. No voy a pasar lo que me resta de vida defendiéndome y respondiendo a acusaciones. La vida es solo una y yo la vivo en paz”, escribió.

Al año siguiente, las denuncias volvieron sobre Díaz. Esta vez sobre el maltrato laboral al que sometía a sus integrantes. Angelo García, que integró Menudo de 1988 a 1990, en el programa mexicano Suelta la Ropa, contó: “Las jornadas laborales no eran saludables para un niño. Me la pasaba siempre enfermo, con asma y la voz ronca, porque no dormíamos lo suficiente”. A esto se le sumaba que “la dieta no era la mejor y eso era porque no teníamos tiempo para comer”, contó.

También narró un hecho que vivió en un concierto en tierra venezolana. Sintió un fuerte dolor abdominal y se lo dijo al productor que le contestó con un “lo que pasa es que tu no quieres trabajar”. García comenzó a vomitar sangre y fue llevado de urgencia al hospital donde de urgencia lo operaron de apendicitis.

Angelo Garcia también denunció los abusos (Foto: Instagram@angelogarciaofficialpage)Angelo Garcia también denunció los abusos (Foto: Instagram@angelogarciaofficialpage)

Pero lo peor fue cuando reconoció que “Edgardo Díaz no me abusó sexualmente, fueron amigos, personas cercanas a él. Estoy seguro de que no fui el único que sufrió abuso sexual”.

Jonathan Montenegro, otro ex integrante, se sumó a las acusaciones, y relató en el programa de televisión mexicano Ventaneando un episodio violento que presenció durante su tiempo en la banda. “Recuerdo una noche que tuve que encerrarme en el baño porque vi cómo mi otro compañero fue golpeado por una tontería. La situación fue por una tontería. Recuerdo que estábamos jugando a hacernos unos tatuajes con unos marcadores, y estábamos en un mueble de cuero, y como no esperamos a que se secara nos acostamos a dormir y se manchó el mueble. Al día siguiente, este personaje encuentra todo esto así y fue como un estallido desde mi punto de vista injustificado”, contó. Sobre las acusaciones de abuso sexual, dijo que él sí sabía de varios episodios pero que jamás fue testigo.

“Tuve que encerrarme en el baño”: Jonathan Montenegro también reveló la violencia que sufrió al interior de Menudo“Tuve que encerrarme en el baño”: Jonathan Montenegro también reveló la violencia que sufrió al interior de Menudo

Como García, Montenegro también fue obligado a trabajar estando enfermo ya que las licencias eran impensadas. “Había como un conflicto entre la salud y la responsabilidad profesional, teníamos que trabajar en muchas ocasiones indispuestos porque nuestra salud estaba delicada”, subrayó y reveló que tuvo que actuar con hepatitis.

René Farrait también dejó entrever los abusos cometidos por Díaz. “Él (Edgardo) sabe perfectamente todo lo que pasó allí. Son acusaciones muy serias. Esto no es un chiste. Esto es algo muy doloroso, bochornoso y asqueroso”, declaró en el programa boricua La sopa.

Ante estas revelaciones, otros antiguos integrantes suavizaron sus experiencias. Uno de ellos fue Johnny Lozada. “Puedo hablar de mi vida, yo no puedo hablar de lo que le sucedió a los demás, estoy escuchando este tipo de cosas por primera vez. Cuando yo estuve en el grupo era otra cosa, no vi este tipo de cosas, te soy honesto, tengo que ser bien honesto, yo era un niño que se estaba divirtiendo porque estaba dándose una gran vida. Le dieron la oportunidad de estar en un grupo a nivel internacional y que me ha hecho lo que soy hoy en día, y eso se lo agradezco”, reveló en una charla retomada por el programa Despierta América.

Lozada aseguró que durante su paso por Menudo, su inexperiencia y sus ganas de divertirse bastaron para no dimensionar cuál era la carga de trabajo realLozada aseguró que durante su paso por Menudo, su inexperiencia y sus ganas de divertirse bastaron para no dimensionar cuál era la carga de trabajo real

El estreno de la bioserie hizo recordar un incidente que tuvo lugar en 1990 cuando dos integrantes de la banda fueron arrestados por posesión de drogas en el aeropuerto de Miami. En ese contexto Rawy Torres otro de los integrantes que perteneció a Menudo admitió que el tema de las drogas era conocido por todos, y aunque no especificó más, sí dejó claro que no fue un tema aislado en la historia de la emblemática boy band.

Menudo Menudo

Abusos silenciados, explotación laboral, consumo de drogas de menores y adultos más preocupados en sus intereses que en los de los jóvenes. Demasiados puntos oscuros de una banda que proponía un mundo alegre y despreocupado. Un grupo cuyos integrantes cantaban en público, pero a los que en privado pocos o nadie se atrevieron a escucharlos y mínimamente, ayudarlos.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Entretenimiento

Murió el actor Geoffrey Scott, quien participó en las series Dinastía y la película Hulk, entre otras realizaciones

Publicado

on

Por

Con una sostenida presencia en la televisión estadounidense entre los años ’70 y ’90, fue el esposo del personaje interpretado por Linda Evans en la exitosa tira. Padecía Mal de Parkinson.

Nacido en Los Ángeles el 22 de febrero de 1942, Geoffrey Scott era hijo de Reed, gerente de la potente compañía aeronáutica Lockheed, y de Jayne, ama de casa. Se crió en el Valle de San Fernando, donde tuvo, si se quiere, su primer contacto con el mundo del espectáculo, al tener como vecinos a dos estrellas del cine estadounidense: John Wayne Clark Gable

El entonces pequeño Scott vivía en la misma calle en la que estaban las casas de ambos actores, y según cuenta la historia solía usar la pileta de natación de a casa de Gable como propia, aunque sin pedirle permiso a su dueño.

A los 18, el legendario agente Dick Clayton, que también llevó al mundo de la actuación a figuras de la talla de Jane Fonda y James Dean, lo reclutó para su agencia. De su mano, Scott llegó a ser el editor de periódico Sky Rumson en el drama fantástico Dark Shadows, en 1970; Jeffrey Jordan en Where the Heart Is, en 1972; David McAllister en General Hospital en 1989; y Billy Lewis en Guiding Light en 1994.

Geoffrey Scott tuvo una presencia sostenida en la televisión estadounidense a lo largo de tres décadas.

Geoffrey Scott tuvo una presencia sostenida en la televisión estadounidense a lo largo de tres décadas.

Scott tuvo también un rol protagónico como un jugador de fútbol americano en la sitcom de HBO 1st & Ten, durante los años 80, apareció en aproximadamente unas 100 publicidades -es recordada su estampa de cowboy en una de cigarrillos Marlboro– y también participó como estrella invitada en distintas series, a lo largo de los años ’70, ’80 y ’90.

También dio vida a un detective en Concrete Cowboys, serie en la que reemplazó como protagonista a Tom Selleck, y en Cliffhangers interpretaba a un militar enfrentado con extraterrestres.

Clayton además le consiguió a Scott un contrato en exclusiva con Universal. Una vez establecido ese vínculo, interpretó numerosos papeles en series televisivas como Kojak, antes de aparecer en 1982 en la citada Dinastía, donde su personaje, Mark Jennings, era un jugador de tenis profesional y representó al primer esposo de Krystle Carrington, que estaba a cargo de la recordada Linda Evans.

Casado con Tanya Thompson, su novia del instituto, Geoffrey Scott se divorció para unirse, en 1975, a Caron Engelhart Scott, de quien también se divorció. En 1988 Scott sufrió un accidente callejero, cuando fue embestido por un automóvil mientras circulaba en bicicleta, y sufrió heridas de consideración en ambas piernas. Sin embargo, el actor logró recuperarse por completo.

Finalmente, en 1993 se casó por tercera vez, con Cheri Catherine Scott, con quien tuvo dos hijos, Christopher y Matthew. Fue precisamente Cheri quien confirmó la noticia de la muerte del actor, quien padecía Mal de Parkinson y murió un día después de haber cumplido 79 años.

Geoffrey Scott se había retirado del cine en 2003, tras interpretar al presidente de Estados Unidos, en Hulk, una de superhéroes Marvel dirigida por Ang Lee.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Baby Etchecopar: “No sé si la capacidad de Alberto Fernández está a la altura de las circunstancias”

Publicado

on

Por

El conductor hizo un análisis sobre el escándalo del vacunatorio VIP y sus repercusiones

El presidente Alberto Fernández defendió que diputados, senadores y miembros de la administración pública hayan sido vacunados. Además aseguró que no existe un tipo penal para sancionar el esquema de inmunización vip que estalló en la Argentina. Sus declaraciones formaron parte de una conferencia de prensa que brindó junto al presidente Andrés López Obrador en México.

“Cuando tomé nota de lo que había pasado, reaccioné y perdí a un ministro (Ginés González García) en cuyo ministerio pasaron estas cosas, bajo su dependencia. He leído que han hecho una denuncia. El hecho ya es lo suficientemente grave como para que un ministro de la talla de Ginés haya tenido que renunciar. Les pido a los fiscales y a los jueces que terminen con las payasadas”, aseguró el mandatario.

En medio de este escándalo, el periodista Baby Etchecopar hizo un análisis sobre la función del Presidente y las repercusiones de la renuncia del Ministro de Salud. “Alberto se tienen que dejar de payasadas, de pasear a Dylan en helicóptero. La Argentina está en crisis y no nos tiene que sorprender lo de las vacunas porque es crónica de un final anunciado”, aseguró en el ciclo Los Ángeles de la Mañana que se emite por El Trece.

En una charla con Ángel de Brito, el conductor de Radio Rivadavia explicó: “A veces tengo problema con la gente, yo hablo bien de Alberto porque lo conozco y sé que siempre ha tenido buenas intenciones. No sé si su capacidad está a la altura de las circunstancias. Primero hay que ser intendente, después gobernador y presidente. Él no fue ninguna de las cosas anteriores…. Sabemos que hay que respetarlo porque es el presidente y hay que bancarlo los tres años que quedan. Bancarlo no por soportarlo, sino por aguantarlo para que estos piratas que andan con las vacunas no lo volteen. Si un día Alberto se cae, es por los ‘k’ no es por los del frente”.

Alberto Fernández visitó México y se reunió con Andrés Manuel López Obrador (REUTERS/Luis Cortes)Alberto Fernández visitó México y se reunió con Andrés Manuel López Obrador (REUTERS/Luis Cortes)

“Dicen que esto es una guerra interna donde le hicieron una caída a Alberto. Sí, pero pagamos nosotros con nuestra plata, ellos se pelean como en los 70 y garpamos con nuestra vida. Estoy muy decepcionado, si hubiera tenido 50 años, pero tengo 68 y no tengo tantos años para luchar. Pero creo que siempre volvemos a la misma payasada de los montoneros, de los 70, de los Verbitsky, los Carloto y los Delía”, explicó Baby.

El conductor de la señal A24 también afirmó que lo notó a Fernández “agobiado”, como si fuera un “hombre destruido física y moralmente”. Luego, criticó el desempeño de Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete de Ministros: “Hoy tener a Cafierito de vocero, puede ser muy lindo, galán de una novela mexicana, pero no está a la altura de circunstancias de la crisis que vive el país hoy... Yo pregunto si hubiese sido petiso y pelado ya lo hubiesen sacado, pasa que todavía tiene un encanto testosterónico que lo siguen dejando. Si hubiera sido Ginés González García ya lo hubiesen rajado”.

Asimismo Etchecopar realizó duras declaraciones contra otros integrantes del Gobierno: “En un país donde Cristina (Kirchner) no aparece; está (Victoria) Donda que habla de la discriminación y tiene una empleada doméstica sometida a la esclavitud. Y Miriam Lewin que es la persona que le arruinó la vida a Beatriz Salomón, hoy se encuentra vigilando a los medios. Es una locura. Es como poner una guardería al padre (Julio César) Grassi”.

Por último, defendió el trabajo de la prensa que fue muy cuestionado por Fernández y otros dirigentes: “Creo que la payasada Alberto la dijo mas para adentro que para afuera. Si hubiese sido un poco pícaro, sabe que así como en la época de la dictadura no te podías tirar contra la Iglesia, ahora no te podés tirar contra la prensa… Hay una prensa libre e independiente y lo único que hacemos es contar que se afanaron las vacunas”.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Habló el abogado del chef Pablo Massey sobre la acusación de una ex empleada por acoso: “Si ella continúa este desprestigio gratuito vamos a emprender una querella”

Publicado

on

Por

Trinidad Benedetti aseguró que el cocinero la tocó cuando trabajaron juntos. Rafael Cúneo Libarona señaló que su cliente nunca tuvo una “denuncia” de este estilo en 30 años de trayectoria

Incluso, el abogado señaló que podrían iniciar acciones legales contra Trinidad. “El testimonio de ella alcanza para desprestigiarlo y lo hizo. Eso alcanzó y es más que suficiente para cualquier trabajador, el desprestigio es realmente lapidario. Lo que no alcanza es para una condena penal, para un procesamiento. La palabra contra la palabra, no. Tiene que tener contenidos, pruebas, chats, testigos para poder acreditar cualquier situación. Si ella continúa este desprestigio gratuito vamos a emprender una querella penal en orden por calumnias e injurias”.

 

Por último, explicó que las redes sociales no son el lugar correspondiente para hacer este tipo de acusaciones. Según su punto de vista, la joven pastelera debería haber recurrido a la Justicia penal para contar este episodio ante un juez. Ahora resta esperar cómo seguirá este caso, si solo se queda como una acusación en redes sociales o termina en la Justicia.

Seguir leyendo

Más Vistos