Connect with us

Policiales

Mató a su pareja de un escopetazo y se escapó

Publicado

on

El hecho ocurrió en la vivienda que la pareja compartía con sus 8 hijos en el sur de la provincia. La víctima tenía 43 años y el femicida está prófugo.

El miércoles una mujer fue asesinada de un escopetazo en la cabeza en su vivienda del paraje La Florida, en el sur de la provincia de Tucumán, y por el femicidio detuvieron a su pareja, informaron fuentes policiales y judiciales.

La víctima fue identificada como Antonia del Carmen Rojas, de 43 años, y fue asesinada en la vivienda que compartía con su pareja y sus ocho hijos, varios de las cuales estaban presentes al momento del hecho.

Según el testimonio de testigos la pareja de la víctima, identificada como Felipe Oscar Robledo, de 52 años, se encontraba tomando bebidas alcohólicas en la casa, cuando se produjo un altercado con su concubina y en plena discusión tomó una escopeta calibre 16 y le disparó en la cabeza. Rojas perdió la vida como consecuencia de las heridas sufridas.

Las fuentes judiciales indicaron que una vez producido el hecho, Robledo mantuvo un enfrentamiento con sus hijos, para posteriormente darse a la fuga del lugar.

Personal policial de la comisaría de Villa Quinteros intervino al tomar conocimiento de lo ocurrido y logró atrapar al presunto femicida, que ya tiene antecedentes por violencia de género, a unos 7 kilómetros del inmueble cuando intentaba huir caminando por la ruta.

Los efectivos advirtieron que su vestimenta estaba manchada de sangre y parecía estar en estado de ebriedad.

El agresor fue trasladado a la comisaría de Villa Quinteros, donde quedó detenido a disposición de la justicia, a través de la Fiscalía I del Centro Judicial Monteros, a cargo de Mónica García de Targa.

El femicidio de Rojas es el octavo que se produce en lo que va del año en Tucumán, única provincia del país que no adhirió a la “Ley Micaela”, pero que debatirá su implementación en una sesión de la legislatura provincial.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Policiales

Denuncian que una mujer de 82 años fue abusada y asesinada

Publicado

on

Por

Las hijas de la víctima acusan a un vecino de 75 años, que había sido denunciado en febrero cuando entró a la casa de la casa de la mujer y la atacó. Pese a los numerosos testimonios, el hombre no fue detenido y la causa está caratulada como muerte dudosa.

Raquel Benavidez nació, armó su familia y vivió hasta sus 82 años en la localidad de Godoy, Santa Fe, ubicada a 26 kilómetros de Villa Constitución y a 70 de Rosario. Se trata de un pueblo tranquilo de poco más de 1300 habitantes, donde los propios vecinos aseguran que no es común que hayan robos y grandes delitos porque todos se conocen y funcionan como “una gran familia”. En tal contexto, el presunto femicidio de Raquel el pasado 12 de mayo, desató una conmoción pocas veces vivida allí.

Maria Elena y Flavia Montes, hijas de la mujer, fueron quienes la encontraron muerta en la tarde del 12 de mayo en su casa de calle Belgrano al 700. Como en Godoy no hay casos de coronavirus, la cuarentena ahí se había flexibilizado y Raquel pasaba sus días entre la casa de sus hijas y la suya. En la mañana de ese martes había estado en lo de su hija María Elena y había regresado por la tarde a su casa para ver la novela.

“Cerca de las 7 llegó mi hermana a la casa y yo llegué minutos después. Nos encontramos con que mi mamá estaba tirada muerta, su remera estaba levantada, se veía que tenía rasguños en la panza y en la ingle, heridas visibles y un golpe en la cara que parecía ser de una trompada”, contó Flavia a minutouno.com.

Llamaron al médico de cabecera de Raquel, el Dr. Escudero, quien minutos más tarde revisó el cuerpo y por los hematomas se negó a firmar el acta de defunción y les sugirió que llamen a la policía. “Cuando vio los golpes me dijo que llame porque no parecía una muerte natural”, recordó Flavia. La policía se comunicó con la Fiscalía de Villa Constitución, a cargo de Eugenia Lascialandare, y con el Gabinete Técnico Criminalístico de la Agencia de Investigación Criminal de Rosario. La víctima fue trasladada al Instituto Médico Legal de Rosario para que se le realice la autopsia.

La forma en que encontraron el cuerpo y la escena despertó enseguida la sospecha de las hijas de Raquel. Al lado del cuerpo había un palo, de un secador de piso, que estaba partido en 3 pedazos y un perchero de madera roto. Además de que su ropa estaba desarreglada, sus zapatillas estaban a punto de salirse, como si alguien hubiera querido quitarlas. Sin embargo, la prueba que terminó de convencer a su familia de que se trataba de un femicidio y que puso en el centro de la escena como autor del hecho a Horacio O., un vecino que la acosaba a la mujer y a quien habían denunciado en una ocasión, fue un ticket de rapipago del pago de un servicio de ese mismo día que pertenecía al hombre, que estaba en una bolsa de plástico a metros de donde yacía la mujer.

Según contó Flavia, el acoso y abuso sexual de Horacio O. a su mamá se originó por lo menos hace un año. “Ella empezó a decirme reiteradamente que se metía en su casa, que la manoseaba, le pedía que se saque la ropa, la pellizcaba, la mordía, que tenía miedo. Me dio su nombre y me pedía que hiciéramos algo”, recordó.

Alertada de la situación, Flavia – que vivía a 3 casas de su madre- habló con los vecinos para que estuvieran pendientes de la situación mientras que ella trabajaba. Un domingo de febrero, la mujer de la casa de enfrente a Raquel llegó corriendo al negocio de Flavia y le dijo que escuchaban gritos y golpes que provenían de lo de su mamá. Cuando ella llegó, encontró a Horacio O. saliendo de la vivienda y a su mamá en el living con la ropa desarreglada en medio un ataque de angustia, llorando y gritando que él la iba a matar. Hicieron la denuncia en la comisaría Nº12. El hombre estuvo sólo 10 días alejado de Raquel y luego regresó a merodear la casa.

La denuncia fue derivada a la fiscalía de Villa Constitución y el pasado 17 Marzo cuando citaron a Flavia para que la ratifique, por complicaciones en el trabajo no pudo asistir. Le aseguraron que volverían a llamarla pero pronto el país entró en el aislamiento social, preventivo y obligatorio, y las justicia comenzó a demorar los tiempos. Flavia contó a este medio que con lo que vivió su madre empezó a enterarse de varias historias de mujeres, e inclusive menores de edad, que fueron víctimas del acoso de Horacio O. Una de ellas, que hoy tiene 23 años, fue citada ahora por la justicia y frente a la Fiscal relató una situación de acoso por parte del hombre cuando ella tenía 10 años.

A la espera de una determinación judicial

La familia de Raquel se encuentra hoy esperando que la fiscalía convoque a declarar a Horacio O. “Es el principal sospechoso pero la justicia dice que no tiene pruebas concretas todavía para llamarlo. Están esperando los resultados de la autopsia patológica para definir si lo detienen. Mientras, él está en su casa con una impunidad tremenda. Vive a metros de mi hermana, de vez en cuando sale y la provoca, le grita cosas. Ella está muerta de miedo porque vive al lado de un asesino y tiene una hija de 4 años”, dijo Flavia.

La Unidad Fiscal de Villa Constitución aguarda una ampliación de los informes periciales que certifiquen la posibilidad de un crimen. La causa por el momento está caratulada como “muerte dudosa”. Desde la Fiscalía Regional 2ª de Rosario, informaron a Diario El Sur que la primera autopsia que se hizo “indica que no presenta signos de violencia externa o golpes que puedan generar fallecimiento” y que se solicitaron “exámenes anatopatológicos para determinar fehacientemente la causa de fallecimiento”. Su resultado puede tardar varias semanas.

En relación a la posibilidad de que se trate de un femicidio, el informe de la fiscalía dice que “por el momento no hay indicios que indiquen femicidio, hay medidas en curso para dilucidar esta situación. Por los datos recabados al momento no hay indicios”.

En tanto, para las hijas de Raquel y varios de sus vecinos no hay dudas. Varios ya declararon en la causa. Uno de ellos contó que la vio cerca de las 17 del día que falleció tomando sol en la vereda, otro que vio a Horacio O. lastimado y una amiga de Raquel que ella le había confesado del miedo que sentía de que él la matara. La empleada que atiende el único rapipago de Gadoy ratificó además en sede judicial que ese día él había ido a pagar el servicio horas antes de que encontraran muerta a Raquel.

“Lo que pasó con mi mamá fue la crónica de una muerte anunciada. La vecina que declaró en la causa me dijo llorando que mi mamá le decía todos los días que la iba a matar. Otros vecinos declararon lo mismo, me llama la atención que nadie fue a tomarle la declaración Hay gente que dice que lo vio lastimado. Las propias hijas dicen que está lastimado porque se cayó de la bici, lo encubren”, dijo Flavia.

Además, piden que se chequeen las cámaras de seguridad en el trayecto que va del rapipago a la casa de Raquel. “Entendemos los tiempos de la justicia y que el hombre es mayor de 70 años, y tal vez no vaya preso, pero siendo el único sospechoso no debería estar acá a dos casa de lo de mi hermana, que también es una víctima. Tenemos miedo y no queremos que la historia de mi mamá se repita. No puede haber un femicida suelto en nuestro pueblo”.

Seguir leyendo

Policiales

Dan a conocer el veredicto en el juicio por el femicidio de Anahí Benítez

Publicado

on

Por

Marcos Bazán es el único acusado. Marcelo Villalba, cuyo ADN fue hallado en el cuerpo de la víctima, dejó de ser juzgado en la segunda audiencia porque una junta médica concluyó que no estaba en condiciones de estar en juicio.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 7 de Lomas de Zamora dará a conocer este miércoles su veredicto en el juicio por el femicidio de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años que en 2016 fue violada y asesinada en la reserva Santa Catalina, de esa localidad.

La lectura del fallo será a las 10.30 y se trasmitirá por videoconferencia a través de la plataforma “Teams“, tal como sucede desde que se reanudó el debate tras un parate de 57 días por la pandemia del coronavirus.

Los únicos que pueden acceder a la sala, aunque respetando el distanciamiento social y el uso de tapabocas, son los jueces Elisa López Moyano, Roberto Conti y Roberto Lugones; el fiscal Hugo Carrión; el abogado del particular damnificado, Guillermo Bernanrd Krizan; la mamá de la víctima, Silvia Pérez; y los abogados defensores Eduardo Soares y Rosario Fernández. El acusado Bazán, 34 años, sigue el juicio por videoconferencia desde la Unidad Nº 9 de La Plata, donde cumple su prisión preventiva.

El debate se inició en febrero con otro imputado en el banquillo de los acusados, Marcelo Sergio Villalba, de 42 años -cuyo ADN fue hallado en el cuerpo de la víctima- pero este hombre dejó de ser juzgado en la segunda audiencia porque una junta médica concluyó que era un “psicótico” que no estaba en condiciones de estar en juicio.

En su alegato de la semana pasada, el fiscal Carrión afirmó que Anahí fue “torturada y cosificada” y pidió para Bazán la pena de prisión perpetua como coautor, o en su defecto partícipe necesario, de los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género” (femicidio) y como partícipe necesario de un “abuso sexual agravado por acceso carnal”.

Más allá de que ya no estaba siendo juzgado, el fiscal también se refirió a Villalba -quien ya tiene una condena por un abuso en Capital Federal-, como autor de la violación de Anahí y coautor del crimen y recordó que el celular de la víctima se halló en poder de uno de sus hijos.

Bazán es el dueño de la casa donde se cree que Anahí fue retenida, drogada, violada y asesinada. La hipótesis de la fiscalía es que Anahí conocía a Bazán por el interés que ambos tenían por la naturaleza y por sus inclinaciones artísticas y que, en ese contexto, el imputado la secuestró, la retuvo en su casa, la drogó con “burundanga” y ahí fue violada por Villalba. Al ver la búsqueda policial que se desarrollaba por la joven, los acusados “tomaron la decisión de quitarle la vida” para ocultar los delitos que habían cometido.

La defensa de Bazán, a cargo de los abogas de la Asociación Gremial de Abogados Rosario Fernández y Eduardo Soares insistieron con la inocencia del hombre y afirmaron que con este juicio “se protege a la policía”. Sostienen que en el femicidio está vinculado Damián Lozano, entonces jefe del distrito Lomas de Zamora Norte de la Bonaerense, quien fue detenido cuatro meses despúes del crimen tras la investigación por narcotráfico y trata que operaba en el barrio Parque Barón, donde vivía Anahí.

Anahí fue vista por última vez el 29 de julio de 2017 cuando salió de su casa de Parque Barón, en Lomas de Zamora, para dar un paseo y el 4 de agosto su cadáver fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y golpes en la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina. La autopsia determinó que fue estrangulada, que le habían suministrado drogas y que en esas condiciones había sido abusada.

Seguir leyendo

Policiales

Atropelló y mató a un chico de 16 años que estaba cazando liebres para comer

Publicado

on

Por

Sólo con sus perros galgos, tres chicos fueron a un campo buscando alimento. Un productor agropecuario pasó por encima de uno con una lujosa camioneta.

Un adolescente de 16 años fue a cazar liebres para alimentarse junto a sus dos hermanos en un campo de la localidad bonaerense de Cañuelas fue asesinado por el dueño del predio. Los tres jóvenes habían entrado a una propiedad en el kilómetro 72,5 de la ruta 205, cerca del paraje El Taladro, cuando de lejos vieron acercarse una camioneta 4×4 negra.

Creyeron que el estanciero se iba a detener para advertirles que se fueran, pero nunca frenó su marcha y, según la acusación, el hombre aceleró y fue directo contra ellos. Los dos hermanos de la víctima, identificada como Alex, se corrieron del camino, pero él “tropezó con el perro y cayó al piso, y la camioneta lo pasó por encima“, contó Soledad, otra hermana del chico asesinado a InfoCañuelas.

El conductor, lejos de preocuparse por el hecho, los increpó: “Les dijo que agarraran el cuerpo y se fueran”.

Cuando estábamos en el piso llorando a mi hermano, nos miraba como si nada. Y a mi tía le dijo que eso había pasado por querer robar, pero eso es mentira, no tenían armas ni cuchillo ni nada. No había nada para robarse en ese campo, que es todo pasto“, remarcó la joven.

Los tres hermanos estaban desarmados y sólo tenían perros galgos, que permanecieron junto al cuerpo de la víctima hasta que se lo llevaron.

El propietario del campo fue identificado como Rodolfo Sánchez, un productor agropecuario de 67 años que ahora se encuentra detenido por el delito de “homicidio simple”, en una investigación que lleva adelante la Fiscalía número 2 de Cañuelas, a cargo de Norma Pippo.

Según los resultados de la autopsia practicada al cuerpo de Alex se encontró un gran hematoma en el lado izquierdo de su abdomen y una mancha morada que le llegaba al estómago. En la parte trasera del cráneo había una lesión en perfecta línea recta, una hendidura, con otra herida en la frente, profunda.

Al analizar la ropa que llevaba el menor, un jogging gris, se halló la huella de la cubierta de la Dodge Ram con la que el estanciero Sánchez lo había atropellado y matado, como indicaron los relatos de testigos.

Seguir leyendo

Más Vistos