Connect with us

Deportes

Murió el Trinche Carlovich, el crack que bailó a la Selección, cautivó a Pelé y no quiso ser Maradona

Publicado

on

Falleció a los 74 años por un derrame cerebral tras el golpe que sufrió en un robo. Anoche intentaron operarlo, pero no resistió. Su talento asomó para el gran público en un amistoso histórico contra Argentina. Tuvo todo para llegar a lo más alto, pero su destino era otro.

Casi nadie sabe que se llamaba Tomás Felipe. Casi nadie sabe que disputó apenas cuatro partidos en Primera División. Casi nadie lo vio jugar siquiera un minuto, por más que demasiados presuman al respecto. Tantos como los que supuestamente vieron el gol de Ernesto Grillo a Inglaterra en la cancha de River en 1953. El misterio -y la exageración- son parte de la arcilla con la que se moldean los mitos. Como el del Trinche Carlovich, que murió a los 74 años tras haber sufrido un derrame cerebral como consecuencia de un golpe en la cabeza que sufrió al ser víctima de un asalto en Rosario el miércoles.

El nacimiento del mito tiene una fecha precisa: el 17 de abril de 1974. Ese día, el seleccionado argentino dirigido por Vladislao Cap, que se estaba preparando para el Mundial de Alemania Federal 1974, disputó un amistoso contra un combinado rosarino. Las crónicas de la época hablan de una concurrencia de alrededor de 35.000 personas en el estadio de Newell’s.

El combinado local, dirigido por Carlos Griguol y Juan Carlos Montes, salió al campo integrado por cinco futbolistas de Rosario Central (Carlos Biasutto, el uruguayo Jorge González, Mario Killer, Carlos Aimar y Mario Kempes), cinco de Newell’s (José Luis Pavoni, Armando Capurro, Mario Zanabria, Alfredo Obberti y Sergio Robles) y un pelilargo mediocampista de Central Córdoba, que por entonces militaba en la vieja Primera B.

Tomás Carlovich hace jueguito en el estadio Gabino Sosa de Central Córdoba de Rosario.

Tomás Carlovich hace jueguito en el estadio Gabino Sosa de Central Córdoba de Rosario.

Ese número cinco zurdo, que dos días después cumpliría 28 años, se robó la noche con una actuación deslumbrante para el gran público, pero no para los iniciados, que ya conocían de las diabluras de ese flaco habilidoso, gambeteador impredecible, especialista en tirar sombreros y caños de ida y vuelta. Era Tomás Felipe Carlovich.

El Trinche, que decía no recordar por qué lo apodaban así, fue reemplazado por José Orlando Berta a los 15 minutos del segundo tiempo, cuando el elenco rosarino ganaba 3 a 0 y bailaba al seleccionado. La leyenda cuenta que Vladislao Cap pidió que lo sacaran.

Tomás Carlovich, ídolo de Central Córdoba de Rosario.

Tomás Carlovich, ídolo de Central Córdoba de Rosario.

“Parecía que la pelota lo llevaba a él. Una pelota inteligente, que disfrutaba de ser bien tratada. Carlovich tenía una enorme facilidad para jugar al fútbol y para entenderlo”, sostuvo César Luis Menotti, quien en 1976, cuando el Trinche jugaba en Independiente Rivadavia, lo convocó para un amistoso del preseleccionado que estaba moldeando para el Mundial de 1978. La leyenda también cuenta que el mediocampista no apareció porque prefirió quedarse pescando en Mendoza. Él lo negó. “Aprendí a pescar hace cuatro años porque me enseñó mi yerno”, explicó en 2008.

“Era un fenómeno, hacía cosas que nadie esperaba. Era habilísimo y le pegaba a la pelota, además de fuerte, con una variedad de golpes fabulosa. Anticipó cosas que después se le vieron al Bichi Borghi. Coincido con los que dicen que fue uno de los mejores jugadores argentinos”, lo describió Roberto Fontanarrosa​, otro símbolo de Rosario, que lo había enfrentado en torneos amateur y lo vio en la Reserva de Central.

Mucho de lo que se dice sobre Carlovich resulta de difícil comprobación, en buena medida porque no existen demasiados registros fílmicos, fotográficos o impresos que den cuenta de las hazañas y tropiezos del séptimo hijo de un plomero yugoslavo. Y eso se debe a que la carrera del Trinche se desarrolló casi íntegramente en clubes de Ascenso. Apenas un partido en Rosario Central, en 1970, y tres en Colón de Santa Fe, en 1977 (en los tres salió lesionado), registró en Primera.

Tomás Carlovich disputó apenas tres partidos con la camiseta de Colón de Santa Fe.

Tomás Carlovich disputó apenas tres partidos con la camiseta de Colón de Santa Fe.

La mayor parte de su carrera transcurrió en Central Córdoba, el club del que se enamoró. En el barrio La Tablada de Rosario sacó carnet de prócer. “El amor que me dieron acá me alcanzó y me sobró”, solía decir cuando alguien le recordaba las posibilidades que había tenido para jugar en el exterior.

La leyenda, de incontables capítulos, cuenta que el Milan italiano se lo quiso llevar después de un amistoso con Independiente Rivadavia. “Pero los dirigentes pidieron una plata y no se hizo”, contó. Tampoco lo dejaron partir a Francia. Pero él no se quejaba: “En Mendoza me trataron bien, me hacían comer todos los días en el Jockey Club”.

Incluso se dijo que a mediados de los 70 se lo quiso llevar el New York Cosmos estadounidense, que por entonces estaba conformando un equipo de estrellas. “El negro Pelé ​mandó cartas y todo, pero después, de golpe, todo quedó en la nada, no se dio”, reveló el Trinche.

Tomás Carlovich junto a un mural con su rostro en el barrio La Tablada de Rosario.

Tomás Carlovich junto a un mural con su rostro en el barrio La Tablada de Rosario.

Colgó los botines en 1985, a los 39 años, vistiendo la camiseta de Newell’s de Cañada de Gómez. En 2002 fue nombrado Deportista Ilustre de Rosario. Siempre se mantuvo cerca del fútbol, aunque sin asumir roles formales, más allá de un breve paso de tres meses como entrenador de Central Córdoba entre septiembre y diciembre de 2009. Le interesaba dirigir, pero no quería hacer el curso. “¿Qué puedo aprender ahí?”, se preguntó alguna vez.

Su vida dio origen a un libro (“Trinche”, de Alejandro Caravario), a una obra de teatro (“El Trinche, el mejor futbolista del mundo”, de Jorge Eines y José Fernández) y a un capítulo de la serie documental española Informe Robinson. Algunos lo definieron como el Maradona que no quiso ser. Cuando en 1993 Diego se incorporó a Newell’s dijo: “Yo creía que era el mejor, pero desde que llegué a Rosario escuché maravillas de un tal Carlovich, así que ya no sé”.

Diego Maradona y Tomás Carlovich se conocieron en febrero de este año en Rosario.

Diego Maradona y Tomás Carlovich se conocieron en febrero de este año en Rosario.

En febrero de este año, el Trinche finalmente conoció al mejor futbolista de todos los tiempos, quien lo recibió en el hotel donde se alojaba el plantel de Gimnasia a la espera del encuentro frente a Rosario Central por la 20ª fecha de la Superliga. Carlovich llevó una camiseta de Central Córdoba para que se la autografiara. Debajo de su firma, el Diez escribió: “Al Trinche, que fue mejor que yo”.

Advertisement: 0:17

“Fue un lujo y una alegría enormes haber compartido minutos con Diego. Le hablé al oído y le dije que estaba hecho con esto, que mi vida estaba completa. Después de conocerlo, me puedo ir tranquilo”, contó ese día. Finalmente hoy se fue.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Deportes

Boca acelera la contratación de un futbolista extranjero con el que Riquelme negocia hace 6 meses

Publicado

on

Por

El Consejo de Fútbol xeneize está decidido a ir en busca de un jugador chileno con el que Román dialogó en varias oportunidades

Sigue sin haber precisiones del retorno del fútbol en Sudamérica, pero Boca se ve obligado a continuar con gestiones que lo dejen bien parado cuando la pelota vuelva a rodar. Las salidas, las renovaciones y también las contrataciones. La idea de Juan Román Riquelme es que, en caso de que la Copa Libertadores 2020 se complete este año, el plantel de Miguel Ángel Russo sea lo suficientemente competitivo para pisar las instancias finales.

Desde que asumió como vicepresidente segundo y responsable del Consejo del Fútbol, Román no realizó entrevistas y se exhibió públicamente a cuentagotas. Apenas se asomó en su palco de la Bombonera durante los compromisos del equipo (ni siquiera viajó a algunos cotejos de visitante) y figuró en alguna publicación por redes sociales en la cuarentena. Pero su trabajo en las sombras podría dar frutos en el próximo mercado de pases.

El Xeneize aguarda por la confirmación de la disputa de la Libertadores para ir en busca de un defensor central que cubra la baja del paraguayo Junior Alonso, que por razones familiares ya le comunicó a la directiva y el cuerpo técnico que no renovará su vínculo.

Otro que tiene los días contados es Marcos Díaz, quien habló con Russo y fue notificado de que no iba a ser considerado prioridad dentro del plantel. Su futuro estaría en el Leganés de España. En tanto que el Consejo de Fútbol también dio por finalizadas las tratativas con el juvenil Nahuel Molina Lucero, quien estuvo apartado del plantel profesional en el último semestre. El otro contrato que no sería renovado es el de Leonardo Jara.

Para esta posición en la cancha, a Riquelme le quita el sueño un futbolista extranjero con el que ya se comunicó a principios de año: Mauricio Isla. El bicampeón de América con la selección chilena finaliza su vínculo con el Fenerbahçe turco a fines del mes que viene y estaría en condiciones de firmar en libertad de acción con Boca. Según pudo averiguar  se acelerarán las gestiones para que en breve firme y sea alternativa para Russo.

El chileno Mauricio Isla es el apuntado por Russo y Riquelme para convertirse en refuerzo de Boca (Ben Queenborough/BPI/Shutterstock)

El chileno Mauricio Isla es el apuntado por Russo y Riquelme para convertirse en refuerzo de Boca (Ben Queenborough/BPI/Shutterstock)

El Huaso, de gran roce internacional por sus estadías en Udinese, Juventus, Queens Park Rangers, Olympique de Marsella y Cagliari antes de su desembarco en el fútbol de Turquía, se mostró interesado en recalar en la Ribera hace algunos meses, cuando confesó que Román se había comunicado con él.

“Riquelme me llamó para ir a Boca. Tuve tres conversaciones por teléfono con él, no me llamó un representante ni nada. Suena el teléfono y dicen ‘Soy Román’, ‘¿Román?’, ‘Sí, Riquelme’. Plop”, reveló el chileno en una entrevista televisiva con un canal de su país. El líder de la directiva azul y oro fue contundente: “¿Te gustaría jugar en Boca?”. La respuesta de Isla fue positiva, aunque le aclaró que estaba enfocado en finalizar la temporada con el Fenerbahçe que, paradójicamente, está interesado en el chico Molina Lucero, quien analiza su futuro.

La liga turca volvería a tener rodaje a mediados de junio e Isla aún no definió qué será de su futuro. Algunos medios turcos informaron sobre el interés de River, que estudia ofertas por Gonzalo Montiel. Y a la competencia por el trasandino también puede llegar a sumarse la Universidad de Chile, club del que el futbolista es hincha confeso.

Isla se encuentra en Turquía llevando a cabo el aislamiento correspondiente por la pandemia del COVID-19 junto a su esposa e hija, a la espera de novedades por su continuidad. Desde Chile informaron que tiene pensado seguir un tiempo más en suelo europeo y será difícil que Riquelme lo convenza de ponerse la camiseta azul y oro. Ese no es un detalle menor, ya que si bien otro integrante del Consejo de Fútbol como Jorge Bermúdez ventiló que es requisito elemental tener nivel de selección para arribar a Boca, también entienden que la voluntad del futbolista es trascendente para que las negociaciones lleguen a buen puerto.

La CD boquense no descarta la incorporación de un centrodelantero, a la vez que busca renovar los vínculos de Franco Soldano, Mauro Zárate y Carlos Tevez. De hecho el ex Estudiantes de La Plata Guido Carrillo reveló que JRR lo había llamado para conocer detalles de su situación en el Leganés. Sin embargo esas charlas se están cocinando a fuego lento. La prioridad en este momento se llama Mauricio Isla.

Seguir leyendo

Deportes

¿Ricardo Centurión vuelve a Boca? El dato que alimenta el rumor

Publicado

on

Por

El préstamo de Ricky en Vélez está a punto de concluir y el Fortín negocia una extensión con Racing, el club dueño de su pase. ¿Por qué crece la chance del Xeneize?

Ricardo Centurión logró en Vélez Sarsfield volver a instalarse en el fútbol argentino y ser considerado nuevamente como un futbolista de elite. Luego de su paso por México tras la salida conflictiva de Racing por su pelea con el DT Chacho Coudet, Ricky recaló en el conjunto del Fortín y recuperó esa chispa que provocó que muchos en el ambiente lo reconsideren un crack.

Aunque en Liniers están más que conformes con su estadía, hay una realidad que pone en duda su futuro en la institución: su préstamo concluirá el próximo 30 de junio. De esta manera, el futbolista de 27 años deberá retornar a la Academia, club dueño de su ficha. Sin embargo, el elenco de Avellaneda no descartaría volver a cederlo y para ello escucha ofertas.

El préstamo de Ricardo Centurión en Vélez está a punto de culminar y deberá regresar a Racing, el club dueño de su ficha (Foto Baires)

El préstamo de Ricardo Centurión en Vélez está a punto de culminar y deberá regresar a Racing, el club dueño de su ficha (Foto Baires)

Por supuesto, Vélez Sarsfield es el que picó en punta. Su presidente, Sergio Rapisarda, confirmó que intentarán lograr una extensión del vínculo y desde Racing reconocieron que las negociaciones comenzaron, aunque advirtieron: “Vélez está interesado en un trueque, pero en su momento Centurión fue sin cargo y sin opción, deberían ser situaciones distintas… Tendremos que poner los detalles en la mesa con nuestro cuerpo técnico y decidir. Centurión es una pieza de mucho valor y escucharemos cualquier oferta que venga”. En diálogo con Cómo te va, el presidente de la Academia Víctor Blanco, agregó: “Rapisarda es un excelente dirigente, tenemos una gran relación y llegado el momento, hablaremos”.

Sin embargo, Boca vuelve a aparecer en escena y no por un pedido formal que haya hecho el equipo de la Ribera, sino por un interés de parte de la Academia por un futbolista cuya ficha es compartida en partes iguales por el Fortín y el Xeneize. Este dato es el que alimenta el rumor de una posible vuelta de Ricky al club de sus amores.

El pase de Agustín Bouzat le pertenece a Boca y a Vélez Sarsfield en partes iguales (FotoBaires)

El pase de Agustín Bouzat le pertenece a Boca y a Vélez Sarsfield en partes iguales (FotoBaires)

En un primer momento se barajó la posibilidad de que Tomás Guidara, una de las jóvenes promesas de Vélez Sarsfield, entrara como parte de la negociación para que compita en el puesto de lateral derecho con Iván Pillud en la Academia. Sin embargo, el interés real del equipo de Avellaneda estaría puesto en Agustín Bouzat.

El pase del delantero bahiense de 26 años le pertenece en partes iguales a Vélez Sarsfield y a Boca y ya estuvo a punto de ser contratado por Racing en el pasado mercado de pases, pero a último momento la transferencia se cayó.

Es aquí donde el nombre de Ricardo Centurión, de gran relación con Juan Román Riquelme, el flamante vicepresidente de Boca y quien lidera el Consejo de Fútbol, vuelve a entrar en escena en el Xeneize, que no pondría mayores trabas para que la gestión de Racing por Bouzat esta vez sí llegue a buen puerto.

La publicación de Centurión por el cumpleaños de Riquelme (Captura Instagram)

La publicación de Centurión por el cumpleaños de Riquelme (Captura Instagram)

Ricardo Centurión cumplió su sueño de vestir los colores de Boca entre 2016 y 2017. Se consagró campeón con el Xeneize y tuvo picos de rendimientos muy altos, dejando un recuerdo muy bueno en los hinchas.

Sin embargo, sus actos de indisciplina extradeportivos lo llevaron a que el presidente Daniel Angelici desistiera de comprarle su pase cuando estaba todo acordado. Tras un breve paso por el Genoa de Italia, retornó a Racing y luego de su mediática pelea con Chacho Coudet partió a préstamo a Atlético San Luis de México y recientemente a Vélez Sarsfield.

Seguir leyendo

Deportes

La oferta de PSG a Inter por Mauro Icardi que lo transformaría en uno de los futbolistas argentinos más caros de la historia

Publicado

on

Por

El cuadro parisino quiere retener al delantero argentino y le realizó un ofrecimiento formal a los italianos

Aunque la mayoría de las ligas top del mundo se encuentran detenidas o suspendidas por la pandemia del COVID-19 (Alemania es, por ahora, la única que reanudó su competencia), los clubes comienzan a moverse lentamente dentro del mercado de pases para renovar sus planteles.

Este es el caso del Paris Saint Germain, entidad que suele hacer ruido con sus transferencias. En los últimos meses, por ejemplo, concretó los arribos de Keylor Navas, Ander Herrera, Pablo Sarabia, Abdou Diallo, Idrissa Gueye y Mauro Icardi.

Justamente el caso del argentino es noticia por estas horas en la prensa europea. En pleno conflicto con el Inter tras perder la cinta de capitán, llegó casi sobre la hora a la Ligue 1 a préstamo por un año y con una opción de compra de 70 millones. El rosarino, que logró el campeonato local, marcó 20 goles (5 por Champions League) y brindó 4 asistencias en 31 presentaciones.

Estos números, sumado a que el contrato de Edinson Cavani finaliza en junio -aún no llegaron a un acuerdo y podría marcharse rumbo al Inter-, hicieron que el PSG se muestre interesado en comprarlo; aunque a raíz de la crisis económica provocada por el coronavirus realice una oferta menor a la opción de compra.

Según informa Sky Sports, los franceses están dispuestos a pagar 50 millones de euros más 10 millones según algunos objetivos. En caso de concretarse la transferencia, estos números convertirían a Mauro Icardi en uno de los futbolistas más caros de la historia.

El primer puesto en esta tabla lo tiene Gonzalo Higuaín, ya que en 2016 Juventus le pagó al Napoli 90 millones de euros por su pase. Un escalón por detrás aparece, en dos oportunidades, Ángel Di María. Primero, Manchester United le pagó al Real Madrid poco más de 75 millones de euros. Un año después, PSG se lo compró a los ingleses a cambio de 64 millones.

Por delante de Icardi, si es que no cumple con todos sus bonus, también quedaría el caso de Hernán Crespo, que en el año 2000 Lazio le pagó a Parma unos 55 millones de euros.

Vale recordar que el Paris Saint Germain actualmente se encuentra en cuartos de final de la Champions League, tras dejar en el camino al Borussia Dortmund

Seguir leyendo

Más Vistos