Connect with us

Politica

Pese a las críticas, el Senado convertirá en ley el polémico proyecto sobre teletrabajo

Publicado

on

Será uno de los temas que se debatirán en la sesión virtual de esta tarde y se espera que sea aprobado por el Frente de Todos, que tiene una amplia mayoría. La iniciativa fija derechos y obligaciones para quienes desarrollen el trabajo remoto. Qué objeta el sector empleador

El proyecto de regulación del teletrabajo será convertido hoy en ley durante una sesión virtual del Senado. La amplia mayoría de los senadores del Frente de Todos permitirá que la iniciativa apoyada por el sindicalismo y criticada por el empresariado sea sancionada, pero entrará en vigencia 90 días después de que finalice el aislamiento obligatorio, como figura en el último artículo de la norma.

El texto que fija derechos y obligaciones para quienes desarrollen el trabajo remoto obtuvo dictamen favorable el jueves pasado con el aval del oficialismo en la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado, que se negó a introducir modificaciones y ratificó el proyecto que había sido aprobado el 25 de junio por la Cámara de Diputados, con 214 votos a favor, uno negativo y 29 abstenciones.

El Interbloque de Juntos por el Cambio presentó un dictamen en minoría en el que figuran cambios pedidos por el sector empleador y que fue firmado por los senadores María Belén Tapia, Julio Cobos, Silvia Giacoppo, Gladys González, Laura Rodríguez Machado y Guadalupe Tagliaferri.

Durante la sesión virtual, que comenzará a las 14 y será presidida por Cristina Kirchner, también se debatirá el proyecto de ley de Sostenibilidad de la Deuda Pública bajo Ley Argentina, una iniciativa que es esperada por el presidente Alberto Fernández para avanzar en la reestructuración.

Daniel Lovera, presidente de la Comisión de Trabajo del SenadoDaniel Lovera, presidente de la Comisión de Trabajo del Senado

El proyecto sobre teletrabajo establece la desconexión digital, la voluntariedad, la reversibilidad, la jornada laboral, la tarea de cuidados, la provisión de elementos de trabajo y la compensación de gastos. También contempla el control de higiene y seguridad, los derechos sindicales, el derecho a la intimidad y la preservación de la información laboral, entre otros puntos.

De acuerdo con la iniciativa que debatirá el Senado, los teletrabajadores tendrán los mismos derechos (salarios, licencias y vacaciones) que quienes cumplen sus tareas en forma presencial

El artículo referido al derecho a la desconexión digital afirma que el teletrabajador “tendrá derecho a no ser contactada y a desconectarse de los dispositivos digitales y/o tecnologías de la información y comunicación, fuera de su jornada laboral y durante los períodos de licencias” y prohíbe que el empleador se comunique con el trabajador fuera de la jornada laboral.

En otro punto del proyecto, sobre las tareas de cuidado, establece que quienes trabajen en forma remota y “acrediten tener a su cargo, de manera única o compartida, el cuidado de menores de 14 años, personas con discapacidad o adultas mayores que requieran asistencia específica, tendrán derecho a horarios compatibles con las tareas de cuidado a su cargo y/o a interrumpir la jornada”. Igual permite que “las pautas específicas” de este derecho se pacten en los convenios colectivos.

Daniel Funes de Rioja, de la UIA, opinó sobre el teletrabajo ante la Comisión de Trabajo del Senado Daniel Funes de Rioja, de la UIA, opinó sobre el teletrabajo ante la Comisión de Trabajo del Senado

En la iniciativa también figura la voluntariedad, que contempla que “el traslado de quien trabaja en una posición presencial a la modalidad de teletrabajo, salvo casos de fuerza mayor debidamente acreditada, debe ser voluntario y prestado por escrito”.

Otro aspecto polémico del proyecto es la reversibilidad, que permite que “el consentimiento prestado por la persona que trabaja en una posición presencial para pasar a la modalidad de teletrabajo podrá ser revocado por la misma en cualquier momento de la relación”. “En tal caso -dice-, el empleador le deberá otorgar tareas en el establecimiento en el cual las hubiera prestado anteriormente, o en su defecto, en el más cercano al domicilio del dependiente, en el cual puedan ser prestadas. Salvo que por motivos fundados resulte imposible la satisfacción de tal deber”.

El texto también fija la obligación por parte de las empresas de brindar el equipamiento (hardware y software), las herramientas de trabajo y el soporte necesario para el trabajo a distancia, mientras que la compensación por los mayores gastos en conectividad y/o consumo de servicios que deba afrontar la persona que trabaja bajo la modalidad del teletrabajo “operará conforme las pautas que se establezcan en la negociación colectiva” y quedará exenta del Impuesto a las Ganancias.

Contempla, además, que la jornada laboral “debe ser pactada previamente por escrito en el contrato de trabajo de conformidad con los límites legales y convencionales vigentes, tanto en lo que respecta a lo convenido por hora como por objetivos”, y establece que los teletrabajadores gozarán de “los mismos derechos y obligaciones” que las personas que trabajan bajo la modalidad presencial.

“Coincidimos en el espíritu del proyecto, pero no en la forma”, advirtió Brenda Puig, de IDEA“Coincidimos en el espíritu del proyecto, pero no en la forma”, advirtió Brenda Puig, de IDEA

La iniciativa delega en el empleador la garantía de protección de la información laboral y le impide “hacer uso de software de vigilancia que viole la intimidad” y hay dos artículos que garantizan que los derechos sindicales de quienes ejercen el teletrabajo serán iguales a los que se desempeñan en la modalidad presencial.

Se dispone, por otra parte, que “los sistemas de control destinados a la protección de los bienes e informaciones de propiedad del empleador deberán contar con participación sindical a fin de salvaguardar la intimidad de la persona que trabaja bajo la modalidad de teletrabajo y la privacidad de su domicilio”.

También se establece en el proyecto aprobado que “la autoridad de aplicación dictará las normas relativas a higiene y seguridad en el trabajo con el objetivo de brindar una protección adecuada a quienes trabajen bajo la modalidad laboral del teletrabajo” y se advierte que “el control del cumplimiento de esta normativa deberá contar con participación sindical”.

La iniciativa contempla “las prestaciones transnacionales de teletrabajo”: allí “se aplicará al contrato de trabajo respectivo la ley del lugar de ejecución de las tareas o la ley del domicilio del empleador, según sea más favorable para la persona que trabaja”. Agrega que “en caso de contratación de personas extranjeras no residentes en el país, se requerirá la autorización previa de la autoridad de aplicación” y que “los convenios colectivos, acorde a la realidad de cada actividad, deberán establecer un tope máximo para estas contrataciones”.

Para Luis Galeazzi, de Argencon, “esta ley genera contradicciones que van a entorpecer el teletrabajo"Para Luis Galeazzi, de Argencon, “esta ley genera contradicciones que van a entorpecer el teletrabajo”

Por último, se dispone que la ley entrará en vigor 90 días después de que finalice el aislamiento obligatorio y obliga a las empresas que desarrollen el teletrabajo a registrarse en el Ministerio de Trabajo, “acreditando el software o plataforma a utilizar y la nómina de las personas que desarrollan estas tareas, las que deberán informarse ante cada alta producida o de manera mensual”. Y prevé que “esa información deberá ser remitida a la organización sindical pertinente”.

Críticas de los empresarios

En la última reunión de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado, el jueves pasado, pudieron opinar sobre el proyecto diversas entidades empresariales, que coincidieron en pedir modificaciones al texto aprobado en Diputados porque así como estaba redactado podría desalentar el teletrabajo en la Argentina y podría favorecer a la industria del juicio.

Uno de los que habló fue Daniel Funes de Rioja, uno de los vicepresidentes de la UIA, quien planteó sus críticas a algunos artículos del proyecto, como el que prohíbe al empleador comunicarse con los empleados fuera del horario de trabajo, punto que consideró “impracticable” porque “debería acordarse en el marco de los convenios colectivos”. También objetó el que se refiere a la reversibilidad porque “la relación laboral es de confianza y credibilidad” y la posibilidad de revocar el teletrabajo “debería ser común” tanto para el empleado como para el trabajador.

Brenda Puig, líder de la Red de Abogados de IDEA, destacó que “coincidimos en el espíritu, pero no en la forma” en que están redactados varios artículos, entre los que mencionó también el de la reversibilidad: “No es razonable que sea unilateral, sin preaviso ni adecuación consensuada ni plazo de adecuación”. Con respecto a los gastos por el teletrabajo, a cargo del empleador, aseguró que “es muy relevante aclarar que la provisión (de herramientas de trabajo) sea no remunerativa”.

El líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, y el cotitular de la CGT Héctor Daer apoyaron el proyecto de teletrabajoEl líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, y el cotitular de la CGT Héctor Daer apoyaron el proyecto de teletrabajo

Para Luis Galeazzi, presidente de Argencon, “esta ley genera contradicciones que van a entorpecer el teletrabajo justo cuando se necesitan más empleos” y criticó, entre otros artículos, el referido a la reversibilidad: “El INVAP produce reactores nucleares que se exportan a Turquía, Holanda y Australia, y eso implica que hay equipos que viajan de Río Negro a esos países –ejemplificó–. ¿Qué pasa si en Turquía un empleado pide volver a trabajar a Bariloche? Eso debe ser de común acuerdo, no que sea unilateral”. También cuestionó que el proyecto “discrimine el trabajo extranjero cuando exportamos teletrabajo al mundo porque ese rubro es la tercera fuente de exportación argentina”.

El presidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Resoluciones de ADEPAPablo Deluca, indicó que “más del 80% de los empleos periodísticos hacen teletrabajo en este momento de crisis, sin inconvenientes y con una productividad muy buena” y le apuntó al artículo sobre la reversibilidad porque “en la práctica se hace inviable en la aplicación con fluidez y flexibilidad”, ya que “es complicado para las empresas porque implica duplicar costos en términos de cantidad de gente que ha decidido el teletrabajo respecto de guardar esa posición por si decidiera volver a hacerlo de manera presencial”.

La Cámara de Diputados aprobó por una amplia mayoría el proyecto para regular el teletrabajoLa Cámara de Diputados aprobó por una amplia mayoría el proyecto para regular el teletrabajo

Otras entidades que habían podido hablar ante los diputados también expresaron sus reparos sobre el proyecto. El coordinador de Asuntos Laborales de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Esteban Mancuso, había advertido a Infobae que el proyecto oficial “podría favorecer la industria del juicio” porque la iniciativa “deja muchas lagunas legales”, mientras que el presidente de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI), Sergio Candelo, sostuvo que “con una ley rígida” sobre teletrabajo los profesionales argentinos podrían elegir trabajar para empresas extranjeras y si eso sucediera, estimó que la Argentina podría perder unos 12.000 millones de pesos de recaudación anual.

La Cámara Argentina de Centros de Contacto (CACC), que representa a 30 empresas distribuidas en 11 provincias argentinas, le solicitó al presidente Fernández que, en caso de que el Senado convierta en ley el proyecto, “utilice la facultad que le otorga la Constitución Nacional para vetar la ley” al considerar que, “contrariamente a su objetivo, perjudicará e incluso desincentivará el real desarrollo de la modalidad de teletrabajo y la generación de empleo a nivel federal”.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Politica

Causa Cuadernos: la Cámara Federal de Casación Penal analiza anular las confesiones de los arrepentidos

Publicado

on

Por

Si así resolviera la Sala I, los procesamientos de la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, el ex ministro de Planificación Julio de Vido y el ex secretario de Obras Públicas José López quedarían sin efecto pese a la evidencia en contra

Los procesamientos de Cristina Fernández de Kirchner, Julio de Vido y José López, además de otro medio centenar dictados contra empresarios, contratistas y banqueros, pueden quedar anulados por la decisión de dos jueces de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal: Ana María Figueroa y Daniel Petrone.

Estos dos magistrados, con antecedentes cercanos al kirchnerismo, estudian emitir un fallo que podría declarar nulas las confesiones de todos los arrepentidos de la causa Cuadernos, alegando que se violó el artículo sexto de la ley 27.304.

El fallo de Figueroa y Petrone iría en linea con los argumentos de la defensa de ciertos imputados -De Vido, por caso-, que sostienen que las confesiones contra sus clientes “deberían caer” porque no se cumplió taxativamente con el registro material del descargo realizado por los arrepentidos.

“Las declaraciones que el imputado arrepentido efectuare en el marco del acuerdo de colaboración deberán registrarse a través de cualquier medio técnico idóneo que garantice su evaluación posterior”, sostiene el articulo 6 de la ley del Arrepentido.

Los abogados de los procesados -desde CFK a López- sostuvieron que la justicia de primera instancia violó la ley porque “no hay grabaciones ni filmaciones” de las confesiones. El juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, a cargo de la histórica pesquisa, afirmaron en cambio que se cumplió con el requisito normativo y que nada del expediente debería caer.

Es decir: no hay razones para anular los procesamientos alegando ausencia de “medio técnico idóneo que garantice su evaluación posterior”, como explica el artículo sexto de la ley del Arrepentido.

Para Bonadio y Stornelli las actas que registran las confesiones de los arrepentidos ya son un medio para garantizar su evaluación posterior en las instancias de apelación que tienen las defensas en el sistema jurídico penal. Y por lo tanto, es contrario a derecho descartar las confesiones en la causa Cuadernos aplicando una presunta violación del articulo sexto de la ley de Arrepentido.

Asimismo, Figueroa y Petrone analizan la posible inconstitucionalidad de la ley del Arrepentido, otro argumento presentado por la defensa de los principales implicados en la causa Cuadernos. Si Figueroa –vinculada a Justicia Legítima– y Petrone –conocido por su manejo de la causa de Antonini Wilson– firman esa controvertida sentencia, una hecatombe institucional habrá explotado en el Poder Judicial.

En primer lugar, el pedido de inconstitucionalidad fue pedido por la defensa de los imputados, entre ellos De Vido. Eso no debería tener procedencia porque los imputados no tienen legitimidad activa,ya que sólo sufren las consecuencias del arrepentimiento, pero no hay daño legal por la presunta aplicación retroctiva de la norma. Es decir: no tenían derecho para presentarse ante la Sala I.

Y en segundo término, las salas III y IV han afirmado –en causas diferentes– que la ley del arrepentido es constitucional y que, por ende, se puede ofrecer el 2×1 de detención a los arrepentidos que decidieron confesar a cambio de mejorar su situación en el expediente.

En este contexto, si la Sala I con la mayoría de Figueroa y Petrone afirma la inconstitucionalidad de la ley del arrepentido (con el voto en contra de Diego Barroetaveña), no habría otro camino institucional que convocar a un plenario de Casación Penal Federal para resolver las posiciones encontradas.

Julio de Vido, Cristina Kirchner y José López, cuando los tres aún integraban el Poder EjecutivoJulio de Vido, Cristina Kirchner y José López, cuando los tres aún integraban el Poder Ejecutivo

A su vez, la defensa de los imputados por presunta corrupción también se apalanca en una sala que ya benefició la situación procesal de Cristina Fernández de Kirchner, mientras que otra decidía exactamente lo contrario. En efecto: la Sala I levantaba la prisión preventiva de CFK, mientras que la Sala III confirmaba su procesamiento por una derivación procesal de la Causa Cuadernos.

Pero en esta instancia la situación es más compleja. Ya no se trata de alivianar la situación coyuntural de la vicepresidente. Si se confirmara cualquiera de las dos decisiones de fondo de Figueroa y Petrone, toda la causa Cuadernos correría peligro de convertirse en una fallida anécdota en Comodoro Py.

Los camaristas federales Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi –desplazados por el actual Gobierno– dictaron un fallo que responsabiliza a CFK “por 175 supuestos de cohecho pasivo, en calidad de coautora, todos ellos en concurso real”.

La mayoría de los imputados en la causa confesaron como arrepentidos. Y esa confesión fue tomada como una prueba importantísima por la Sala III que confirmó los procesamientos que, a su vez, dictaron los camaristas Bruglia y Bertuzzi. Si Bruglia y Bertuzzi no hubieran dictado su fallo complicando la situación procesal de la vicepresidente, nunca habrían estado bajo fuego del kirchnerismo que al final resolvió sus traslados.

Ahora, la Sala I –con los posibles votos de Figueroa y Petrone– puede detonar el trabajo procesal del juez Claudio Bonadio –que falleció–, del fiscal Carlos Stornelli –que está bajo fuego del Gobierno–, de Bruglia y Bertuzzi –que ya fueron desplazados– y de las salas III y IV de Casación Penal que ratificaron que hay suficiente evidencia para sostener los procesamientos de Cristina Kirchner, sus funcionarios De Vido y López –conocido por sus millones y la ametralladora frente al convento– y los casi 50 empresarios que confesaron haber pagado una coima para recibir a cambio una obra pública.

José López dejando los bolsos con dinero en un convento en el año 2016José López dejando los bolsos con dinero en un convento en el año 2016

Seguir leyendo

Politica

Fuerte cruce entre Sergio Massa y Mario Negri en Diputados: “Termine con su show”

Publicado

on

Por

El presidente de la Cámara y el titular del interbloque de Juntos por el Cambio discutieron por una cuestión reglamentaria durante la sesión especial

No fue el primero y seguramente tampoco será el último choque entre ambos. Un áspero cruce de palabras se produjo esta tarde en la Cámara de Diputados entre el presidente del cuerpo, Sergio Massa, y el titular del principal bloque opositor, Mario Negri. Ocurrió en la sesión especial que se desarrolló a partir de las 15 porque el radical consideró que no se estaba respetando el reglamento para el correcto funcionamiento de la Cámara.

Negri entendió que se habían perdido más de 15 minutos discutiendo un pedido de otro legislador y que a su bloque, aunque lo había pedido uno de sus integrantes (el radical Emiliano Yacobitti), no se le había dado el mismo trato. Massa le contestó que si pedía la versión taquigráfica de la sesión se podía constatar que tanto Cristian Ritondo (de Juntos por el Cambio) como Cecilia Moreau (del Frente de Todos) sabían de antemano que Di Giácomo iba a presentar una cuestión de apartamiento.

“El primer pedido de apartamiento lleva 15 minutos hablando del Fondo. Que quede constancia. Segundo lugar. Nosotros no le estamos pidiendo ningún favor. Se había acordado que no había apartamiento. Entonces si el colega pide un apartamiento nosotros no tenemos ningún inconveniente, que se vote. Cuando los temas se tengan que discutir los vamos a discutir y vamos a pedir un pedido de apartamiento porque se acaba de romper el acuerdo de labor parlamentaria y usted lo tiene que hacer cumplir y dispuso esa norma y nosotros lo acordamos”, comenzó Negri.

Ante esto, Massa le contestó que había notificado a los presidentes de bloque antes de comenzar la sesión: “Le pido que lea la versión taquigráfica en la que el diputado Di Giacomo plantea que previamente lo va a hablar con su bloque pero que va a plantear un apartamiento. Cuando arrancó la sesión al diputado Ritondo y a Moreau les avisé que Di Giacomo había planteado el pedido de apartamiento del reglamento. Le pedí gentilmente a Di Giacomo que un tema de semejante envergadura no fuera planteado como un apartamiento”.

Sergio Massa presidió la sesión Sergio Massa presidió la sesión

Aquí la discusión empezó a subir de tono: “Yo no falto a la verdad. Se había acordado que no había apartamiento. Si hay para él, hay para los demás. Nosotros teníamos uno para Yacobitti y le dijo que no, que no le iba a dar. Le faltó contar eso. Lamento que tengamos que pasar este momento así”.

Sin embargo, el diputado del Frente de Todos insistió en su postura: “Está faltando a la verdad porque Austin me pidió el apartamiento mientras Di Giacomo estaba hablando”.

Entonces, Negri comenzó a hablar encima de Massa, pidiéndole que respondiera qué le había contestado a Austin: “¿Y qué le dijo usted? ¿Qué le respondió a la diputada Austin?”.

“Pida el apartamiento de reglamento así termina con su show”, sentenció Massa, a lo que Negri, visiblemente enojado, replicó: “No estoy haciendo show. Usted no preside la Cámara como corresponde”.

Y el ex intendente cerró: “Ahora cuando viene la elección de autoridades tiene la posibilidad de elegir otro”. “Por supuesto que sí, lo voy a ejercer”, completó Negri.

La solución que encontró Massa fue darle la palabra a Yacobitti luego de que hablaran otros legisladores. Y la discusión quedó zanjada aunque la tensión se percibía en el ambiente.

Luis Di GiacomoLuis Di Giacomo

Había planteado una cuestión de ese tipo –que consiste en abordar un tema que no estaba incluido en el orden de día– el diputado del partido provincial Somos Río Negro, Luis Di Giácomo, en la que había solicitado la suspensión de las PASO (las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) previstas para 2021 por la situación inédita que plantea la pandemia y por el costo para su realización, estimado entre 12 mil y 14 mil millones de pesos. Por eso planteó la posibilidad de discutir un expediente para la suspensión de las Primarias.

Tanto desde el bloque de la oposición en la voz de Ritondo (Juntos por el Cambio) como desde el oficialista con la intervención de la diputada Moreau se le pidió a Di Giácomo que retirara el apartamiento porque no era un tema de los que se habían acordado en la Comisión de Labor Parlamentaria en la previa de esta sesión especial de la Cámara baja.

Massa convocó luego a su escritorio a los tres legisladores. En tanto, la diputada Graciela Camaño (Consenso Federal) pidió la palabra y sostuvo la importancia de que una eventual suspensión de las PASO “se trate entre nosotros”. “Es un tema electoral y debemos conformar una comisión para discutir este tema”, argumentó. Luego de que Di Giácomo retomara su exposición aceptando la sugerencia de Camaño, le informó al presidente de la Cámara que retiraba esa cuestión de apartamiento.

Luego de la votación de una de las leyes que figuraban en el orden del día, finalmente Yacobitti resignó su posibilidad de expresarse.

La sesión especial es para debatir una serie de proyectos La sesión especial es para debatir una serie de proyectos

En la Cámara de Diputados, que funcionó con un protocolo mixto (90 legisladores en el recinto y los demás de manera remota), sus integrantes iban a debatir sobre la creación de un Programa Nacional de Prevención y Concientización del Grooming que también es conocido como ciberacoso, un delito contra la integridad sexual de las niñas, los niños y los adolescentes.

Ese proyecto de ley ya tiene media sanción del Senado y lleva el nombre de “Mica Ortega”, en homenaje a Micaela Ortega, una niña de 12 años oriunda de Bahía Blanca que fue víctima de grooming y femicidio en el año 2016.

Otro de los proyectos incluye la ratificación del acuerdo entre Argentina y la República Popular de China que fue suscripto el 17 de mayo de 2017, para que se instale en nuestro país un Centro Cultural Chino.

Seguir leyendo

Politica

Evo Morales reunido con referentes de las tres centrales obreras

Publicado

on

Por

Invitó a un asado a sindicalistas de distintos sectores para agradecerles el apoyo brindado durante su exilio argentino. Les habló de la importancia de la unidad de la clase trabajadora en la Argentina. El fin de semana volverá a Bolivia. La foto final, sin barbijo ni distancia

Evo Morales logró el milagro que no pudo conseguir Alberto Fernández desde que asumió: reunir a las tres centrales obreras. Fue durante un almuerzo realizado este miércoles en la casa en la que el ex presidente boliviano se aloja en la Argentina, en Martínez, en la zona norte del conurbano. ¿El motivo? Agradecerles “la solidaridad y ayuda recibidas durante su exilio en la Argentina”.

La foto final trajo reminiscencias de la que se sacaron Alberto Fernández con Hugo Moyano y su familia en la Quinta de Olivos: como en aquella polémica imagen, Morales y los dirigentes posaron sin barbijo ni distanciamiento social.

Quienes compartieron un asado criollo con Morales fueron el titular de la CGT, Héctor Daer (Sanidad); el jefe de la CTA oficialista, Hugo Yasky, y el secretario adjunto, Roberto Baradel (SUTEBA); el secretario general de la CTA Autónoma, Ricardo Peidró (visitadores médicos), y su adjunto, Hugo “Cachorro” Godoy (ATE); el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, y el líder de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo.

En ese grupo hay enemigos declarados desde hace años, pero el ex mandatario boliviano pudo reunirlos y hasta les pasó un mensaje: tras recordar que en su país también hay divisiones sindicales, les habló de la importancia de que en la Argentina se alcance la unida de la clase trabajadora. Ningún dirigente hizo comentarios al respecto.

Evo Morales posa para las selfies con ciudadanos bolivianos que votaron en Buenos Aires en las elecciones de su paísEvo Morales posa para las selfies con ciudadanos bolivianos que votaron en Buenos Aires en las elecciones de su país

La charla fue informal y hablaron de todo: desde las elecciones en Estados Unidos hasta su decisión de irse de Bolivia tras las polémicas elecciones presidenciales, pasando por la expectativa de Morales de que en los comicios de Ecuador de febrero de 2021 ganen los candidatos promovidos por el ex presidente Rafael Correa.

Según los sindicalistas, el ex presidente de Bolivia les comentó su intención de reconstituir la Unasur y la Celac, en conjunto con la Argentina, México y otros países, para “reencontrar un espacio de unidad en América Latina”.

También les comentó su “profundo agradecimiento” a Alberto Fernández: “Me salvó la vida”, sostuvo al aludir a la decisión del Presidente de darle asilo en la Argentina como refugiado político tras haber renunciado al Ejecutivo de su país, en medio de las protestas por presunto fraude en las elecciones del 20 de octubre de 2019.

Morales consideró ante los dirigentes gremiales que la asunción de Luis Arce como mandatario de Bolivia será “un momento propicio” para que encaren con su colega argentino la realización de proyectos binacionales “para fortalecer el desarrollo económico en la región”, y mencionó específicamente la explotación de litio, gas y petróleo.

Evo Morales y Alberto FernándezEvo Morales y Alberto Fernández

El momento más distendido cuando Pablo Moyano, que es vicepresidente del Club Atlético Independiente, le regaló al ex jefe de Estado una camiseta de ese club. Morales lo agradeció, aunque recordó que es hincha de Boca Juniors.

El asado con los sindicalistas fue una de las últimas actividades de Morales en la Argentina: el fin de semana saldrá desde Jujuy al frente de una caravana de autos que llegará a Bolivia luego de la asunción de Arce, el domingo. Su plan es cruzar la frontera de La Quiaca-Villazón, atravesar los pueblos de Potosí y Oruro y llegar el 11 de noviembre a Cochabamba, el mismo lugar desde donde se fue a México hace un año en medio de disturbios y denuncias de fraude electoral.

Allí encabezará un acto masivo con sus simpatizantes, aunque antes podría encontrarse en la frontera con Alberto Fernández, quien tiene previsto viajar para la ceremonia en que asumirá el nuevo presidente boliviano.

Las dos CTA le dieron un fuerte apoyo a Morales durante sus meses de exilio argentino. Algunos ex funcionarios de Bolivia en el exilio, por ejemplo, se alojaron en el hotel de ATE en la Ciudad de Buenos Aires, mientras que ambas centrales le brindaron apoyo logístico al ex mandatario para que la comunidad boliviana residente en Capital pudiera votar el 18 de octubre pasado en las escuelas porteñas: aportaron desde locales para ser utilizados como centros de cómputos hasta asistencia para trasladar a una buena parte de los 60.000 ciudadanos bolivianos que votaron en la ciudad.

Seguir leyendo

Más Vistos