Connect with us

Medio Ambiente

Por qué la selva del Congo está perdiendo su capacidad de absorber dióxido de carbono

Publicado

on

El fenómeno alerta sobre la salud de la segunda selva tropical más grande del mundo y su capacidad para contrarrestar gases de efecto invernadero relacionados con el cambio climático

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Medio Ambiente

Este glaciar de Alaska se mueve 100 veces más rápido de lo normal

Publicado

on

Por

El glaciar Muldrow, en la cara norte de Denali, en Alaska se mueve a 100 veces su velocidad habitual.

El glaciar Muldrow, en la cara norte de Denali, en Alaska, está sufriendo un aumento poco habitual.

En los últimos meses, el río de hielo de 63 kilómetros de largo se ha movido hasta 27,5 metros al día, 100 veces su velocidad habitual.

El acontecimiento entusiasma a los glaciólogos, que se han apresurado a estudiarlo utilizando imágenes por satélite, fotografías aéreas especializadas y dispositivos del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) colocados con delicadeza sobre el hielo en movimiento.

El glaciar Muldrow, en la cara norte de Denali, en Alaska, está experimentando un raro aumento.. Servicio de Parques Nacionales de EE.UU. vía The New York Times.

El glaciar Muldrow, en la cara norte de Denali, en Alaska, está experimentando un raro aumento.. Servicio de Parques Nacionales de EE.UU. vía The New York Times.

Las avanzadas suelen durar sólo unos meses.

La mayoría de ellas se producen en glaciares remotos y sólo se detectan una vez que han terminado, cuando, por ejemplo, las imágenes de satélite muestran que un frente glaciar ha avanzado rápidamente.

Pero el Muldrow está dentro del Parque Nacional y Reserva de Denali.

Los aviones sobrevuelan regularmente el glaciar transportando a turistas y escaladores deseosos de ascender a la montaña más alta de Norteamérica.

A principios de marzo, el piloto de un vuelo de este tipo cerca del glaciar Muldrow observó un gran número de nuevas grietas, así como cambios en las morrenas laterales, zonas de escombros rocosos que se acumulan en los bordes de los glaciares.

“Parecían desgarradas“, dijo Chris Palm, el piloto de K2 Aviation.

Tomó fotografías con su teléfono, que rápidamente compartió con los investigadores, incluidos algunos del Servicio de Parques Nacionales que llevan años estudiando el glaciar.

Los datos de los satélites pronto confirmaron que el hielo se estaba moviendo mucho más rápido que la velocidad que había promediado en las últimas décadas, menos de 30 centímetros por día.

Movimientos

La tensión y el esfuerzo derivados del rápido movimiento de tanto hielo -el glaciar tiene un grosor de hasta 460 metros y 2400 de ancho- están causando toda la deformación y la fractura.

“Todo el glaciar está muy agrietado”, dijo Chad Hults, el geólogo regional de Alaska del Servicio de Parques, que aterrizó en el Muldrow a finales de marzo en un helicóptero para instalar equipos que midieran la velocidad y otras características del oleaje.

Hults participó en un estudio sobre el Muldrow hace dos décadas, cuando el glaciar estaba tranquilo y calmado y era relativamente fácil de atravesar.

Esta vez, dijo, el hielo estaba tan destrozado que era difícil encontrar un lugar para aterrizar el helicóptero.

Y podía oír los fuertes choques y estruendos de la rotura y caída del hielo incluso por encima del ruido del motor de la aeronave.

El Muldrow fue la ruta utilizada por los primeros escaladores que ascendieron al Denali, en 1913, y todavía algunos escaladores eligen esa vía para subir a la montaña.

Pero con la temporada de escalada a punto de comenzar, la ruta puede ser intransitable, dijo Hults.

Los desprendimientos sólo se producen en un 1% de los glaciares del mundo.

Y en un glaciar determinado pueden pasar décadas entre un evento y otro.

Debido a esta relativa rareza, los científicos no han podido estudiarlos lo suficiente como para entender completamente por qué se producen, o para calibrar cómo el cambio climático, que está derritiendo rápidamente los glaciares en Alaska y otros lugares, puede estar afectándolos.

Mark Fahnestock, glaciólogo de la Universidad de Alaska Fairbanks, afirma que los cambios en el equilibrio de masas entre la parte superior y la inferior del glaciar desempeñan un papel fundamental en las marejadas.

Con el tiempo, el hielo se acumula en los tramos más altos y fríos y se pierde en los más bajos y cálidos.

“Las partes superiores se engrosan y las inferiores vuelven a fundirse”, explica Fahnestock.

El oleaje restablece el equilibrio, desplazando rápidamente la masa hacia las partes inferiores.

Efectos del calentamiento

Dado que el calentamiento global está provocando una menor acumulación de hielo y un mayor deshielo, Fahnestock dijo que era probable que tuviera un impacto.

“Habrá efectos, especialmente en Alaska porque la pérdida de masa es muy alta”, dijo.

La última vez que el Muldrow se levantó fue en 1956-57, y las investigaciones realizadas en la región sugieren que lo ha hecho cada 50 años aproximadamente. Por ello, los científicos esperaban que el glaciar volviera a crecer en algún momento.

Pero no se sabe muy bien qué es lo que desencadena una crecida.

Según Martin Truffer, glaciólogo de la Universidad de Alaska Fairbanks, el agua de deshielo que queda atrapada en la base del glaciar por los sedimentos u otros restos rocosos, llamados till, puede ser parte de lo que desencadena una marejada.

Esta agua de deshielo, creada por el calor de la fricción entre el hielo y el lecho rocoso y por el calor de la propia Tierra, se acumula en la zona atrapada.

En un momento dado, la presión del agua es tan alta que la fricción entre el hielo y el lecho de roca se reduce, y el glaciar coge velocidad.

El Muldrow se encuentra a lo largo de una falla importante, la de Denali, y el terreno escarpado y abrupto ha sido roto por los terremotos y sufre una grave erosión. Así que el glaciar, como muchos otros glaciares que surgen, tiene muchos escombros debajo que podrían atrapar el agua.

“Se necesita mucho trabajo”, dijo Truffer. “Pero eso solo no es suficiente”.

Las marejadas suelen comenzar en invierno y terminar en verano, cuando el agua procedente del deshielo de la superficie aumenta enormemente el flujo a través del glaciar, hasta el punto de que los cuellos de botella se rompen.

Esto disminuye la presión del agua y aumenta la fricción, frenando el hielo.

Algunas mareas vuelven a empezar el invierno siguiente, cuando el flujo de agua de deshielo disminuye.

Pero Truffer y otros piensan que el Muldrow se mueve tan rápido que el cambio en el equilibrio de masas se producirá por sí mismo en los próximos meses, y se detendrá hasta la próxima oleada, dentro de décadas.

La marejada de 1956-57 empujó el hielo unas 6,5 kilómetros más allá de la terminación existente.

Ese hielo se ha estancado desde entonces, y gran parte de él está ahora cubierto de tundra, dijo Guy Adema, un científico del Servicio de Parques que dirigió el estudio de Muldrow hace dos décadas.

Es visible desde uno de los centros de visitantes del parque.

Adema dijo que la oleada actual puede empujar por encima y más allá del viejo hielo, y si es así debería proporcionar un regalo visual para los espectadores: una pared de hielo fresco y brillante, que se agrieta y ocasionalmente se rompe en pedazos.

Seguir leyendo

Medio Ambiente

Descubrieron en la Patagonia un nuevo volcán activo

Publicado

on

Por

Geólogos lo descubrieron en la Patagonia chilena y lo bautizaron como “Mate Grande”, por la forma que tiene.

Geólogos de la Universidad de Chile descubrieron un nuevo volcán activo en la Patagonia chilena, al que bautizaron como “Mate Grande”, por la forma que tiene la caldera de cinco km de diámetro, similar al recipiente donde se bebe la yerba.

El volcán, que se considera activo por tener menos de 5.000 años de antigüedad, está ubicado en la falla Liquiñe-Ofqui, a 80 kilómetros al suroeste de la ciudad de Coyhaique en la región de Aysen, a unos 1.600 kilómetros al sur de Santiago.

El Mate Grande está nevado 10 meses al año (Instagram).

El Mate Grande está nevado 10 meses al año (Instagram).

“La región de Aysén presenta una actividad volcánica importante, porque es el punto de encuentro de las placas Antártica y de Nazca con la placa de Sudamérica. La falla Liquiñe-Ofqui controla dónde se ubican los volcanes en la zona sur de Chile en la superficie. Mate Grande está en medio de la falla”, indicó Gregory De Pascale, autor de la publicación en la revista Nature y académico de la Universidad de Chile.

TERREMOTOS

El geólogo afirmó que parte del cráter del volcán está desprendido a causa de “terremotos de alta intensidad generados en la falla Liquiñe-Ofqui”, de la que “se espera una ruptura” por su alta velocidad de movimiento (entre 11,6 a 24,6 milímetros por año) que podría provocar “sismos de alta magnitud”, por lo que se decidió mantener el monitoreo del volcán.

El Mate Grande fue encontrado gracias a visitas al lugar desde 2015 y vuelos de reconocimiento, ya que la zona suele estar nevada 10 meses al año y es complicada su detección.

lo bautizaron como "Mate Grande", por la forma que tiene la caldera de cinco km de diámetro (EFE).

lo bautizaron como “Mate Grande”, por la forma que tiene la caldera de cinco km de diámetro (EFE).

“Durante un vuelo de helicóptero en verano, se podía ver claramente la diferencia de colores entre la roca basáltica, más oscura y que se produce en un evento eruptivo, en comparación con la más clara de las rocas intrusivas como el granito, que se forman dentro la tierra”, aclaró el científico.

Este nuevo volcán se une a los noventa volcanes activos que jalonan los 3.100 km que separan la ciudad de Arica, en la frontera con Perú, de los fiordos australes de Aysén flanqueados por la majestuosa cordillera de los Andes.

La mayor concentración se encuentra, sin embargo, sobre la falla Liquiñe-Ofqui que recorre verticalmente la mitad sur de Chile a lo largo de un millar de kilómetros.

Seguir leyendo

Medio Ambiente

Millones de cigarras se preparan para invadir Estados Unidos

Publicado

on

Por

Enjambres de cigarras o chicharras de la llamada Generación X aparecerán luego de 17 años bajo la tierra.

¿Unos meses de cuarentena durante la pandemia de coronavirus? Eso no es nada para un enjambre de cigarras que lleva bajo tierra desde 2004.

En el período en el que Estados Unidos atestiguó cinco elecciones presidenciales, una pandemia mortal y una insurrección, estas criaturas han estado ocupándose de sus propios asuntos, enterradas bajo tierra.

Ahora se espera que miles de millones de cigarras, de un grupo conocido como la Generación X, emerjan en las próximas semanas, justo a tiempo para ayudar a orquestar la banda sonora del verano.

¿Qué es la Generación X?

La Generación o Cría X es un grupo de cigarras periódicas que emerge del subsuelo cada 17 años. Otras cigarras tienen ciclos de vida de 13 años.

“Es realmente extraño que un grupo de insectos pase 17 años bajo tierra y luego decida salir a la superficie”, dijo Matt Kasson, profesor asociado de patología forestal y micología de la Universidad de Virginia Occidental.

Las cigarras, que se alimentan de la savia de los árboles y las plantas, cuentan los ciclos de helada y deshielo en un “sistema de recuento interno” que les indica cuándo es el momento de salir a la superficie, explica Kasson.

La Cría X es uno de los grupos más grandes, y la aparición de este año podría significar que emerjan decenas de miles de millones de cigarras, dijo.

 ¿Cuándo emergerán las cigarras?

El momento de la aparición de las cigarras de la Generación X varía según la zona de Estados Unidos. Están listas, pero esperan a que el suelo esté lo suficientemente tibio.

La temperatura ideal del suelo para las cigarras es de unos 17 grados Celsius, dijo Kasson. En la región del Atlántico Medio, esta temperatura suele alcanzarse en la tercera semana de mayo, pero podría ser antes. “Por lo general, hay rezagados en ambos lados”, dijo.

Se espera que la Generación X aparezca en unos 18 estados. En el pasado, las cigarras de la Generación X han sido vistas tan al norte como Michigan, tan al sur como Georgia y tan al oeste como Illinois.

La Generación X, también conocida como la Gran Generación del Este, tiene tres epicentros en distintas partes del país. Uno estará en el área de Washington, D.C., incluyendo el norte de Virginia y partes de Maryland. Otro estará arraigado en Indiana, y habrá uno más pequeño en Knoxville, Tennessee, y sus alrededores, dijo Kasson.

No todos los estados verán grandes apariciones de cigarras, dijo Chris Simon, profesora de ecología y biología evolutiva de la Universidad de Connecticut. “En algunos, es solo un pequeño rincón”, dijo.

Otros estados, como Texas, tienen cigarras todos los veranos, pero suelen ser cigarras anuales o de otro tipo, dijo Simon.

¿Son peligrosas?

Como se alimentan de las plantas, las cigarras pueden dañar pequeños árboles y arbustos, pero no causan ningún daño a los humanos, dijo Kasson. “Simplemente son muy grandes e incómodas”, dijo.

En todo caso, dijo, los estadounidenses deberían considerarse afortunados de poder presenciar el fenómeno. “Es algo realmente maravilloso”, dijo.

Sin embargo, pueden resultar molestas por el agudo zumbido que emiten cuando buscan pareja. “Los machos comienzan a cantar con frenesí”, dice Kasson, y añade que en algunas zonas con muchas cigarras, el sonido puede ser ensordecedor. “Da lugar a este chillido cacofónico”.

Algunas cigarras son más ruidosas que otras, dice Simon, y algunas cantan en diferentes tonos, desde un silbido suave hasta un coro áspero. Los sonidos de hasta 90 decibeles pueden registrarse directamente debajo de un árbol lleno de cigarras.

 Una motocicleta, en comparación, puede emitir sonidos de hasta 95 decibeles, que pueden dañar el oído tras unos 50 minutos de exposición continua, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

“Puede ser tan fuerte que te dan ganas de ponerte los dedos en los oídos”, dice Simon sobre las cigarras.

¿Cuánto tiempo estará la Generación X entre nosotros?

La Generación X no cantará mucho tiempo. Una vez que emerjan, las cigarras estarán en la superficie entre cuatro y seis semanas, dijo Kasson.

Después de que se hayan apareado y los huevos hayan eclosionado, saldrán las ninfas, como se llama a las cigarras antes de que terminen de crecer, dijo Kasson.

Las ninfas comienzan entonces su ciclo de 17 años, alimentándose bajo tierra. Después de este año, esas ninfas emergerán como cigarras en la próxima Generación X, la de 2038.

¿Se pueden comer?

Para los interesados en probar nuevos alimentos, las cigarras son comestibles, dice Kasson, que comparó su sabor con el del tofu. “Se adapta a lo que cocinas”, dijo.

Según National Geographic, no contienen gluten, son ricas en proteínas y bajas en grasas y carbohidratos. Aunque Kasson dijo que suele pasar más tiempo investigando sobre las cigarras que comiéndolas, dijo que conoce a gente que las saltea.

Simon dijo que ella se comió una frita en salsa de Sichuan, pero que no anima a la gente a comerlas. “Me da pena por ellas, que crecen durante 17 años y luego alguien se las come”, dijo.

Seguir leyendo

Más Vistos