Connect with us

Economia

Se amplió el Presupuesto en más de $575.000 millones para reforzar la asistencia a trabajadores y empresas

Publicado

on

A través del DNU 457 dispuso diversas reasignaciones de partidas a favor de la Anses; y los Ministerios de Salud, Desarrollo Productivo y Desarrollo Social e Interior. Eleva el déficit fiscal en $76.456 millones, pese a que autorizó el giro de $385.000 de utilidades del Banco Central al Tesoro Nacional

La pandemia de la Covid-19 está afectando drásticamente las finanzas públicas, por doble vía, por la caída de los recursos tributarios, ante el derrumbe generalizado de la actividad económica y el empleo, como por las necesidades de ampliar el gasto en asistencia social a los trabajadores y familias, y también a las empresas.

De ahí que por octava vez en el año el Boletín Oficial publicó una modificación del Presupuesto en curso con las firmas del Presidente y el conjunto de ministros, por la cual no sólo reasigna partidas previstas para cada una de las jurisdicciones de la Administración Pública Nacional, sino que, en uso de las facultades de la Ley de Emergencia Sanitaria decretada el 12 de marzo, lo amplía en otros $575 mil millones, con el aporte de ingresos extraordinarios, principalmente del Banco Central.

Claramente, justifica el Decreto de Necesidad y Urgencia 457 y 3 anexos, el I con 86 folios, los cambios y ampliaciones del Presupuesto 2020 en: “las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio han tenido un impacto considerable en el normal funcionamiento de la economía y la sociedad”, y han llevado a extender a mayo la asistencia a trabajadores y empresas, a través del Ingreso Familiar de Emergencia de $10.000 para unas 9 millones de personas, de las cuales hasta el viernes lo habían recibido unas 5 millones, el Salario Complementario, la postergación o reducción del pago de Contribuciones Patronales, la modificación del Sistema Integral de Prestaciones por Desempleo y los créditos a tasa cero para personas adheridas al Monotributo y trabajadores autónomos.

 Cambios contables a fines de 2019 le permitieron al Banco Central registrar abultadas ganancias no realizadas para poder transferirle al Tesoro sin efecto monetario inicial, ahora por $385.000 millones

“Para poder afrontar los gastos vinculados con este conjunto de políticas públicas es necesario incrementar el crédito presupuestario de varios ministerios cuyas erogaciones están directamente relacionadas con las políticas mencionadas previamente, entre ellos: el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social ($267 mil millones), el Ministerio de Desarrollo Productivo ($37 mil millones), el Ministerio de Salud ($19 mil millones), el Ministerio de Obras Públicas ($10 mil millones), el de Desarrollo Social ($3.5 mil millones) y los Ministerio de Seguridad y Defensa ($1.100 miles”, anticiparon a Infobae fuentes oficiales, una síntesis de la medida que se publicó en el Boletín Oficial con la firma del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Mientras que del lado de los ingresos se suman “un incremento del cálculo de la recaudación a fin de adecuar a la evolución prevista en el primer semestre del corriente ejercicio en $113 mil millones, principalmente por efecto de la inflación, dada que la actividad se derrumbó y por adelantos de rentas de la propiedad (ganancias del Banco Central, principalmente por cambio de valuación de las tenencia de títulos públicos a fines de 2019, por un total de $385.000 millones.

Esta nuevo DNU faculta al Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero a “transferir los fondos reservados que excedan a los necesarios para el normal funcionamiento de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), para su posterior reasignación a las políticas públicas nutricionales, educativas y de salud que resultan estratégicas para abordar la emergencia social y sanitaria”.

El Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, queda facultado para

El Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, queda facultado para “transferir los fondos reservados que excedan a los necesarios para el normal funcionamiento de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), para su posterior reasignación a las políticas públicas nutricionales, educativas y de salud” (Franco Fafasuli)

Y además, habilitó al Jefe de Gabinete a “superar los límites a las reestructuraciones presupuestarias establecidos en el tercer párrafo del artículo 37 de la Ley Nº 24.156 de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional siempre y cuando estas modificaciones estén relacionadas con la emergencia sanitaria establecida a través del Decreto 260/2020 y hasta el final del corriente año”. Hasta ahora era del 15% sobre el Presupuesto de gastos corrientes, actualmente de poco más de $5 billones, es decir en unos $750 mil millones, pero ya se excedió, porque con la modificación del Decreto 457 que se publicó hoy en el Boletín Oficial, totaliza $788 mil millones.

En menor medida, los ministros resolvieron incrementar las partidas para el Ministerio de Relaciones Exteriores ($200 millones) para fortalecer los recursos necesarios para la repatriación y ayuda de los residentes argentinos que hayan quedado fuera del país al momento de la instalación del Aislamiento Sanitario Preventivo y Obligatorio (ASPO) y la incorporación de un crédito en favor de la Agencia Federal de Inteligencia, AFI (por la venta de inmuebles) y la reducción de gastos reservados de los cuales $88 millones serán destinados al Ministerio de Salud para políticas sanitarias. Además, se amplió la facultad de gastos relacionados con las Obligaciones a cargo del Tesoro para poder atender las políticas económicas, sociales y de inversión pública necesarias.

 El Gobierno reforzó la partida para asistir a residentes varados en diversas partes del mundo en $200 millones, a ejecutar por el Ministerio de Relaciones Exteriores

El detalle de los principales aumentos de gastos y recursos

Ministerio de Trabajo, Anses, para Asistencia por la Emergencia Sanitaria, $267.163 millones;

Obligaciones a cargo del Tesoro, para Asistencia Social, $236.171 millones;

Ministerio de Desarrollo Productivo, Financiamiento de la Producción -Fondo Garantía Argentino-, $37.000 millones;

Ministerio de Salud, Prevención y Control de Enfermedades Crónicas no Transmisibles, $19.251 millones;

Ministerio de Desarrollo Social, Remodelación y Construcción en Espacios de Primera Infancia, $3.077 millones, más $450 millones para Asistencia a la Actividad Cooperativa y Mutual por parte del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes);

Ministerio de Defensa, para Logística, Sastrería Militar, Sanidad Naval y Servicio Meteorológico, $757 millones;

Ministerio de Seguridad, para Gendarmería; Policía Federal; Prefectura y Policía Aeroportuaria, $393 millones;

Giro utilidades Banco Central, $385.000 millones;

Ingresos Coparticipables, $67.772 millones;

Recursos tributarios, Impuestos transferidos a la Anses del proporcional 11% de IVA, 70% Débitos y Créditos Bancarios; y Monotributo, $38.924 millones;

Otros recursos tributarios, $6.862 millones.

Abultado desequilibrio fiscal

A la fecha se incrementó el Presupuesto 2020, sobre la base del heredado del año anterior, en unos de $790 mil millones, desde $4,86 billones iniciales, a $5,07 billones a fines de abril con los 7 modificaciones desde el inicio del año por parte de los ministros Santiago Cafiero y Martín Guzmán, y ahora a $5,65 billones. Mientras que del lado de los ingresos totales pasaron en ese período de casi $4 billones a $4,5 billones.

De ahí surge, a esta altura del ejercicio, un déficit financiero de $1,1 billón, pero con la perspectiva de escalar a unos $1,4 billones, según estimó el consenso de 39 analistas privados, según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central, casi duplicando la previsión que habían informado a la autoridad monetaria el mes anterior, si se ejecutan la totalidad de las partidas autorizadas y no se producen nuevos desvíos negativos en las fuentes de recursos esperadas.

 Al Banco Central le restan distribuir al Tesoro rentas de propiedad -utilidades contables- por unos $700 mil millones

Ese desequilibrio es equivalente a poco más de un cuarto de los ingresos esperados para todo el año. Es decir, a más de 3 meses del total de los recursos que se generan por el cobro de impuestos y transferencias de “rentas de propiedad”, como se definen a los giros al Tesoro Nacional de las ganancias contables del Banco Central de la República Argentina y de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

Cabe recordar que la entidad conducida por Miguel Pesce determinó que volvería a tomar a valor técnico las Letras Intransferibles. Algunos analistas estimaron esos recursos devengados en 2019 en unos 1,5 billones, de los cuales ya distribuyeron al Tesoro unos $420 mil millones, y con esta modificación presupuestaria se elevará a poco más de $800 mil millones, de modo que restan redistribuir otros $700 mil millones, casi equivalente a 2 meses de recaudación tributaria, al ritmo de abril último.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Economia

Aumento de la luz: cuáles son los artefactos que más consumen y cómo bajar su impacto en la factura

Publicado

on

Por

Desde desenchufar cargadores y electrodomésticos que no estén en uso hasta utilizar programas cortos para lavarropas y lavavajillas, consejos y claves para corregir malos hábitos y evitar gastos de más.

El Gobierno autorizó dos aumentos en el año para las tarifas de electricidad de Edenor y Edesur, para los clientes del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El primer incremento fue del 9% y comenzó a regir en mayo. Aún resta definir cuándo será el siguiente. 

En verano, la luz aumenta por el uso de ventiladores y aires acondicionados. En invierno, por los calefactores y las estufas eléctricas. Todo el año se utiliza la electricidad, pero cada persona o familia la consume de forma diferente. En cualquier caso, existen malos hábitos que conviene desechar, y algunos tips a tener en cuenta para optimizar el consumo y no gastar de más.

¿Qué es el “consumo fantasma”?

También llamado “stand by”, es el modo de espera que tienen los distintos artefactos eléctricos para reactivar sus funciones de forma más rápida. Es decir, es el consumo de energía que realizan estos aparatos cuando están apagados y no los estamos utilizando, pero siguen enchufados a la corriente eléctrica.

El 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo ´stand by' . Foto: Archivo Clarín

El 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo ´stand by’ . Foto: Archivo Clarín

Se calcula aproximadamente que el 10% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo “stand by”.

“Si bien un cargador de un celular consume, es muy poco, si todos los productos eléctricos que están en el hogar estuvieran encendidos todo el tiempo consumirían mucho más, y entonces sí podría hacer una diferencia significativa”, explicó a Clarín la asesora de la Comisión Defensa del Consumidor de la Legislatura porteña, Carolina Suárez.

¿Cuáles son los artefactos que generan consumo fantasma?

  • Televisor
  • Decodificador de TV
  • Consola de videojuegos,
  • Teléfono inalámbrico,
  • Lámparas de mesa
  • Cargadores de celular
  • Computadora de escritorio o laptop
  • Impresora
  • Microondas
  • Lavadora
  • Secadora
  • Horno eléctrico

¿Cómo reducir el consumo fantasma?

  • Desenchufar cargadores de computadoras y teléfonos celulares cuando no estén en uso.
  • Desconectar las lámparas de las mesitas de noche cuando no sean utilizadas.
  • Apagar el monitor de la computadora de escritorio además del CPU .
  • Apagar el televisor y su decodificador.
  • Utilizar electrodomésticos con Eficiencia Energética A, A +, A ++, A +++, que son los que mejor aprovechan la energía. 
  • Apaga el ruter o módem de Internet si estás fuera del hogar.

Por otro lado, la especialista en consumo también hizo referencia a los electrodomésticos que más consumen en el hogar y que suponen prácticamente la mitad de la energía que se utiliza en este, aproximadamente 44% de la factura de la luz se va en su uso.

¿Cuánto consume cada electrodoméstico de tu hogar?

Tras los ajustes en la tarifa de luz, Edenor actualizó la herramienta de simulación https://simulador.edenor.com diseñado para calcular el valor estimado de las facturas en base al uso de los electrodomésticos del hogar.

“El diferencial de la herramienta es que los usuarios pueden seleccionar, por categoría, los electrodomésticos de sus hogares y las horas de uso de cada uno y aprender cuáles son los que más consumen”, indicaron desde la empresa de distribución eléctrica.

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. A partir de ahora, al seleccionar un equipo de aire se podrá determinar la clase de eficiencia energética, la temperatura de uso y la cantidad de horas por día que es utilizado.

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. Foto: Archivo Clarín

Uno de los electrodomésticos que más consume en el hogar, es el aire acondicionado. Foto: Archivo Clarín

“Poder interactuar al detalle con los equipos de aire servirá para obtener un estimado de consumo, similar al real. Así cada cliente podrá apreciar el beneficio económico que radica en contar con una temperatura de refrigeración igual o mayor a 24 ° con un etiquetado clase A”, detallaron de Edenor.

Además del aire acondicionado, estos son los electrodomésticos que consumen más electricidad en el hogar:​

. Heladera: Es uno de los electrodomésticos que gasta más energía, en especial si se guarda la comida aún caliente o se ubican objetos a altas temperaturas a su lado.

Televisor: En este caso dependerá del tiempo que esté encendido, pero durante el aislamiento, la gente suele tener la tele prendida mucho más tiempo, lo cual representa el 12% de consumo del hogar.

Computadora: Puede llegar a consumir en promedio 7,4% de electricidad de una casa. El modo “ahorro de energía” puede ser una alternativa para no pagar tanto por ella, así como los salvapantallas.

Lavarropas: Necesita bastante energía para trabajar y puede representar alrededor de un 11% del consumo. Si encima se usa agua caliente, el gasto de energía puede aumentar un 80%. En la medida de lo posible, será mejor lavar con agua fría y utilizar programas cortos.

Horno: Aunque no se use muy seguido, es uno de los electrodomésticos que más energía gasta por la combinación de generación de calorías y tiempo de preparación de una comida. Consumen entre 800 y 1.200 W por hora, según el modelo.

Lavavajillas: El promedio de gasto de este electrodoméstico es de 6% del consumo de una casa. Al igual que el lavarropas, los ciclos de lavado y la temperatura tendrán mucho que ver con un consumo de energía regular y alto.

Pequeños electrodomésticos: Otros aparatos como el microondas, la cafetera, la aspiradora o la plancha también producen un gran consumo. A pesar de tener una baja potencia, pueden llegar a representar hasta el 27% del gasto total del sector energía en de una vivienda.

Seguir leyendo

Economia

El gas sube 6% a fin de mes y se estudia otro aumento para después de las elecciones

Publicado

on

Por

En la luz ya se dispuso un decreto con suba del 9% en Buenos Aires y el conurbano. En el caso del gas alcanza a todo el país y rige desde junio.

El aumento en las tarifas de gas será del 6% y se oficializará hacia fin de mes. El incremento regirá en todo el país desde junio. El próximo mes también se sentirá el incremento del 9% en distribución eléctrica (luz), aunque este nivel de aumento solo rige para Buenos Aires.

El aumento del 9% en luz será el “único”, según explican en el Gobierno,dejando claro que se adoptará la postura de Federico Basualdo, el subsecretario de Energía Eléctrica, postergando el deseo de una recomposición del 15% que sostenía el ministerio de Economía, que también pensaba en dos subas.

En gas, quedó abierta una posibilidad que haya otro incremento, aunque después de las elecciones. La secretaría de Energía -que depende del ministerio de Economía- puede buscar una recomposición de una parte de la tarifa. Pero, para aplicarla, el Enargas (el ente regulador) debe convocar a una audiencia pública.

Aunque Economía puede tratar de impulsar ese aumento en cualquier momento, todo indica que será después de las elecciones.

El proceso de recomposición de las tarifas de gas, que será del 6%, estará listo para la última semana de mes, según estima Federico Bernal, interventor del Enargas. “Ya está el OK de las distribuidoras, ahora falta el proceso de trámites internos dentro del Poder Ejecutivo nacional”, puntualiza.

La recomposición de tarifas de gas arrancó su proceso antes que la de distribución eléctrica. La secretaría de Energía y el Enargas celebraron sus audiencias públicas a mediados de marzo, mientras que el Enre lo hizo a fin de ese mes. Sin embargo, en distribución eléctrica ya se implementó a través del Boletín Oficial, mientras que en gas eso no sucedió.

La explicación reside en que hubo “falta de acuerdo” entre el Enre y la secretaría de Energía Eléctrica, que gestionaban el aumento de luz, con las distribuidoras (Edesur y Edenor). Por esa ausencia de concordancia, el Poder Ejecutivo salió con un decreto que estableció su posición. En gas, en cambio, habrá acuerdo con las licenciatarias, según fuentes oficiales, y no hará falta que un decreto salde los desacuerdos entre las partes.

En distribución eléctrica, el Poder Ejecutivo salió del procedimiento establecido, en parte por los desacuerdos entre el ministro de Economía (Martin Guzmán) y el subsecretario Basualdo. El secretario de Energía Darío Martínez depende de Guzmán y Basualdo es su segundo. Sin embargo, los intentos de Economía de desplazar a Basualdo chocaron contra el férreo respaldo del Instituto Patria (que solo responde a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner) a ese funcionario. Basualdo continuará con sus funciones, y este miércoles se mostró en una reunión con sindicatos.

Federico Basualdo, sociólogo de profesión, estuvo en el Enre en la segunda gestión de Fernández de Kirchner como presidente. Eduardo, su padre es un historiador y economista muy escuchado por la vicepresidenta y La Cámpora.

“En las tarifas de gas, estoy cumpliendo a rajatabla el decreto de necesidad y urgencia 1020 (inicio de la renegociación de las revisión tarifaria integral para prestadores de servicios públicos) y el marco regulatorio”, dice Bernal.

El aumento del 6% en el gas también será el único que alcanzará a transporte y distribución, es decir las empresas que llevan gas a hogares y comercios. Pero Economía puede decidir un incremento por el precio del gas en si mismo (el nombre técnico es PIST).

A través de la boleta, los clientes pagan una parte del costo del gas que consumen. El resto lo subsidia el Gobierno. Si Economía quiere que los usuarios paguen mayor proporción del costo del gas (para achicar las subvenciones), puede proponerlo a través de la secretaría de Energía. De allí se convoca a una audiencia pública. “El traspaso o no a tarifa se define a partir de la audiencia pública y un estudio del precio del gas, conforme lo establece la reglamentación de la ley 24.076 (marco regulatorio del gas)”, expresa Bernal.

Las tarifas de luz de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano estuvieron congeladas desde febrero de 2019 hasta mayo de 2021. Las de gas no tienen aumentos desde abril de 2019, pero lo tendrán en mayo de 2021.

Desde Economía dejaron trascender que la disconformidad con Basualdo tenía que ver con la falta de elaboración de “subsidios segmentados”. Sin embargo, entre los reguladores específicos se refuta que esas planillas (y simulaciones de quita de subsidios) fueran hechas y están en Jefatura de Gabinete.

En su campaña electoral que lo llevó a la presidencia, el Frente de Todos prometió una postura contraria a la adoptada por la administración anterior, que autorizó fuertes aumentos en tarifas. El congelamiento de tarifas es una de las razones que acercó a ciertos sectores de clase media al Frente de Todos.

Federico Basualdo parece ser hoy una pieza clave en el esquema energético actual. Los Basualdo conforman una familia exitosa. Su hermano Eduardo (mismo nombre que el padre) es un exitoso artista plástico, ganador de múltiples premios. Sus bisabuelos eran los duelos de lo que hoy se conoce como el Palacio Ortiz Basualdo, sede actual de la embajada de Francia.

Seguir leyendo

Economia

Los aumentos de tarifas en la luz y el gas llegan en las facturas de mayo y se pagarán en junio

Publicado

on

Por

Las audiencias públicas y los desacuerdos en el Gobierno postergan el plazo previsto originalmente, que era abril.

Los aumentos en las tarifas de servicios públicos estaban previstos para abril. Sin embargo, no llegarán hasta mayo, según explicaron fuentes oficiales a Clarín. Una de las razones es que las audiencias públicas se hicieron a mediados de marzo y fines de ese mes, y los reguladores necesitan un tiempo para procesar lo allí volcado. La otra es que subsisten desacuerdos internos sobre el nivel de incremento de tarifas.

La secretaría de Energía realizó una audiencia pública para el precio del gas que pagará a los productores el 15 de marzo. Al día siguiente, Enargas hizo lo propio, donde escuchó los pedidos de recomposiciones tarifarias de las distribuidoras. Eso fue a mediados de marzo. Federico Bernal, titular del Enargas, ya había anticipado que creía que no llegaría a tener nuevos cuadros tarifarios para el primer día de abril. Ahora, desde esa dependencia apuntan a fines de abril o comienzos de mayo.

En el caso de distribución eléctrica, la competencia del Enre es sobre las tarifas de Edesur y Edenor, que operan en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Sus audiencias se hicieron el 29 y 30 de marzo. Las empresas también solicitaron recomponer sus márgenes de distribución. El cuadro tarifario recién estará en mayo, según fuentes oficiales.

Si los cuadros tarifarios llegan en mayo, se estima que los hogares y los comercios recién comenzarán a pagarlo en junio. De esa forma, el Gobierno lograría escalonar el impacto de los aumentos energéticos, a uno por mes. Entre marzo y mayo, habrá tres subas en los precios de combustibles (ya la hubo en marzo y el fin de semana llegaría la de abril). En mayo llegaría el último retoque en surtidores. Para esa fecha, quizás ya estén los nuevos cuadros tarifarios, pero los usuarios recién tendrán que pagarlo en octubre.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, apuntó a dos subas de los servicios, una por cada semestre. Soledad Manin, interventora del Enre (distribución eléctrica) también mencionó esa posibilidad. Pero Bernal (Enargas) se opone, ya que es partidario de un único aumento.

Además, el ministro ve un rango de aumentos de entre 30% y 40%, mientras que los interventores se vuelcan a una franja del 7% al 9%.

Ese desacuerdo entre funcionarios también se traslada al nivel de subsidios energéticos, para mantener las tarifas bajas. Guzmán lo definió en un 1,7%. Los interventores de los entes reguladores creen que puede haber “reasignación de partidas” y modificar ese número.

El congelamiento de tarifas está en un limbo legal, según ex funcionarios y abogados especialistas en Energía. La primera ley que frenó todo aumento de tarifas (de diciembre de 2019) duró 6 meses y luego fue prorrogada vía decreto por otros seis meses. Después, hubo otro decreto de necesidad y urgencia (número 1020/20) que concedió 90 días más. Pero eso también venció.

“Sería deseable que quien vino a cumplir la Constitución Nacional y la ley del gas (como lo dijo en la audiencia pública de la semana pasada) cumpla con la ley 24.076 [de regulación de las concesiones de gas]. Lo mismo aplica para la interventora del ENRE (Soledad Manín) y la ley 24.065 [regulación de las concesiones eléctricas]. En ambos casos se trata de un incumplimiento de los deberes de funcionario público”, explicó Juan José Aranguren, ex ministro de Energía.

“El mantenimiento sigue de facto, hasta que entre a regir la tarifa de transición. Hubiera sido mejor que se hubiera extendido, por supuesto”, razona un funcionario de la actual administración.

Al nuevo régimen tarifario “deberían haberlo tenido listo -con audiencias previstas anticipadamente-, para que entrara en vigor a la finalización del plazo de 90 días del decreto que congeló tarifas. Tendrían que haberlo tenido listo el día 91”, según Aranguren.

El artículo 11 del último decreto presidencial al respecto (del que se aferran los actuales responsables) hablaba de mantener las tarifas actuales por 90 días corridos o hasta que entren en vigencia “los nuevos cuadros tarifarios transitorios resultantes del Régimen Tarifario de Transición para los Servicios Públicos (…) lo que ocurra primero”.

Seguir leyendo

Más Vistos